Seguridad antirrobos

Una de las mejores maneras de sentirse mucho más seguro en nuestra propia casa, es instalar un sistema domótico de alarmas.
Ante nuestra seguridad y la de nuestra familia, toda precaución es poca. No quiero decir con esto que tengamos que volvernos unos locos obsesionados en ver peligros por todos los lados, pero si es cierto que los robos y asaltos a viviendas han sufrido un aumento considerable en los últimos años. Esto ya es un motivo suficiente para querer proteger nuestro hogar de aquellos amantes de lo ajeno, que no solo nos causan daños económicos cuando saquean una vivienda, sino también daños morales y un miedo que suele instalarse en nuestro cuerpo durante mucho tiempo.

Por este motivo es importante que todos los miembros de nuestra familia se sientan seguros cuando están en casa, y sientan también que su hogar está a salvo cuando todos lo abandonan por la mañana para realizar sus tareas, irse al cole o al lugar de trabajo. Y para ello, la mejor solución como es decía al principio es instalar un sistema de alarma.

Sistema domótico de alarma

Tipos de alarmas

Desde luego, en este sector, también ha habido muchos avances e innovaciones, y a día de hoy existen alarmas de todo tipo. Desde la típica alarma que detecta incendios, fugas de gas o incluso inundaciones, hasta alarmas detectoras de movimiento. Todas ellas siempre creadas para velar por la seguridad de los habitantes de una casa.

Pero si lo que realmente estás buscando es proteger tu hogar cuando estás fuera, lo más recomendable en ese caso es instalar un sistema domótico de detección del movimiento.
Debes saber que existen dos tipos diferenciados de detectores de movimiento, los que llaman activos y los pasivos.
Un sensor de movimiento pasivo funciona a través de infrarrojos y de esta manera la alarma central a la que está conectado se activa si el dispositivo detecta un cambio brusco de calor o de movimiento en el hogar.
Se les llama pasivos porque no emiten ningún tipo de energía para funcionar, pero sí detectan variaciones de la misma.

Por el contrario, los sensores de movimientos activos emiten energía para funcionar, y pueden ser:

  • Sensor de movimiento por microondas: emite pulsos y lanza unas ondas que rebotan en la superficie vigilada. Si algo interfiere en el retorno de estas ondas hace saltar la alarma.
  • Sensor de movimiento por ultrasonidos: Su funcionamiento es similar al sensor anterior pero lo que emite son ultrasonidos.
  • Sensor de movimiento por vibración: este sensor detecta la vibración sobre la superficie donde está instalado el dispositivo.
  • Sensor de movimiento reflexivo: Su funcionamiento consiste en que emite un haz de luz led que une el dispositivo emisor con el receptor. Si esa luz se ve interrumpida por un cuerpo u objeto, salta la alarma.

La ventaja de un sistema domótico de alarma, es que permite gestionarlo desde un lugar remoto directamente desde tu dispositivo móvil.

Diferentes opciones

Sin embargo, si eres una de las muchas personas que tenemos una mascota en casa, como por ejemplo un gato o un perro, no pienses que eso te impide instalar una alarma de sensor de movimiento, porque existen varias opciones que te permiten instalar tu alarma sin problemas.

  • Utiliza sensores de movimiento con discriminación de mascotas. Existen en el mercado detectores de movimiento para proteger tu hogar que sólo detectan objetos superiores a 25kg, por lo que, si tu mascota pesa menos, puedes instalar este tipo de alarma sin problemas.
  • Delimita la zona de detección. También puedes delimitar la zona que quieres que tu alarma proteja, es decir, puedes activar sólo algunas zonas de la casa y dejar otras, por donde se mueva tu mascota sin alarma.
  • Utiliza los detectores de apertura o vibración. Otra opción es proteger las entradas como puertas y ventanas. En este caso la alarma sólo se activará cuando detecte una apertura o vibración fuerte, por lo que tu mascota podrá campar a sus anchas por casa mientras ésta permanece protegida.

Como ves, hay muchas opciones a la hora de proteger nuestro hogar, solo tienes que pensar en tus necesidades e instalar el sistema de alarma que más te convenga.
No obstante si quieres conocer más sobre cómo la domótica puede ayudarte a proteger tu hogar encontrarás más información aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies