Programas de una secadora

¿Conoces el funcionamiento de las secadoras inteligentes? Conocer nuestros electrodomésticos nos ayuda a conseguir los mejores resultados. Muchas veces, por no entender bien los programas que incorpora nuestra secadora o incluso por simple pereza de consultar el manual de instrucciones, nos limitamos a meter la ropa en el tambor y utilizar siempre el mismo tipo de programa.
No es que tu secadora no vaya a cumplir su función, pero indudablemente no lo hará de la forma más óptima.

Por eso, hoy te voy a hablar de los diferentes programas, funciones y símbolos que encontrarás en tu secadora, o al menos los más importantes, para que no vuelvas a tener dudas cuando la utilices y consigas siempre el mejor resultado para tu ropa.

Qué entiende la secadora


Lo primerísimo que todos deberíamos hacer antes de meter nuestra ropa a la secadora, es asegurarnos de que podemos hacerlo. Es decir, consultar la etiqueta de la prenda en cuestión y asegurarnos de que tiene el símbolo de “permitido secadora”. Este gesto nos ahorrará más de un disgusto.

Pues bien, una vez que tenemos claro que podemos poner en marcha nuestra secadora nos vamos a detener en el panel frontal de la misma. Sí, es cierto que cada modelo es diferente, pero no penséis que tanto. Al final, todas las secadoras cuentan con programas parecidos, o al menos con diferentes opciones para seleccionar el programa más adecuado.

La mayoría de las secadoras cuentan con diferentes tipos de secado para que escojas la que necesites en cada momento. Si os fijáis en la ruleta seguro que encontráis estos tipos de secado o similares:

Extra seco: se utiliza cuando metemos a secar prendas muy gruesas o que tienen varias capas y se secan con más dificultad.

Seco armario: este tipo de secado se usa para prendas de una sola capa y que además no necesitan planchado. Es decir, de la secadora al armario.

Seco plancha: Este tipo de secado deja la ropa en el punto óptimo, es decir, con un ligero grado de humedad, para después plancharla fácilmente.

Pero además de los tipos de secados, en tu secadora encontrarás también unos símbolos que corresponden a dos funciones muy útiles y que son:

Función “menos plancha”: esta función se puede utilizar con cualquier programa de la secadora. Lo que hace esta función es añadir un ahuecado final a las prendas evitando así la formación de arrugas y haciendo que la tarea del planchado sea más sencilla y cómoda.

Función delicado: Lo que hace esta función es reducir la temperatura a la que seca la ropa para no dañar las prendas más delicadas.

Qué tipo de programas hay

Pero además de todo esto, en la ruleta de tu secadora vas a encontrar diferentes programas que tendrás que seleccionar en función del tipo de prendas y tejidos que vayas a meter a la secadora. Los más habituales son:

Antialergias: este programa es perfecto para secar prendas de algodón a temperaturas elevadas. Se recomienda utilizarlo cuando en casa hay alguna persona alérgica o con la piel sensible, ya que elimina por completo cualquier resto de detergente además de los gérmenes.

Lana: Todos los programas suelen ser muy intuitivos y sus nombres dejan bastante claro cuál es su función pero por si te queda alguna duda, éste programa es para secar prendas de lana, como jerséis por ejemplo.

Sport: el programa sport se recomiendo utilizarlo para secar ropa deportiva, que suele ser poliéster, como la ropa de running, ciclismo, etc.

Mixta: Esta opción es a la que me refería al principio del post cuando decía que metíamos todo a la secadora y poníamos siempre el mismo programa. El programa mixto se utiliza cuando secas diferentes tejidos a la vez, como ropa deportiva, pantalones, anoraks, etc. Lo que hace la secadora es detectar el grado de humedad mediante el sensor y seleccionar la temperatura y tiempo óptimos. No es que esta opción no sea recomendable, pero si tienes suficiente cantidad de ropa deportiva, por ejemplo, mi recomendación es que utilices para cada tejido su programa específico.

Si pones en marcha tu secadora con prendas de diferentes tejidos y tamaños, por ejemplo, calcetines, camisetas y pantalones vaqueros, y seleccionas el programa mixto puede ocurrir que cuando el ciclo finalice, las prendas más grandes, en este caso los vaqueros, estén húmedos, mientras que el resto de la ropa no. Esto se debe a que durante el ciclo de secado las prendas más grandes suelen situarse al fondo del tambor, y esa es la zona más alejada del sensor de humedad.

Secado rápido: algunos modelos de secadora incluyen el secado rápido mediante el cual puedes tener lista tu ropa en 60 minutos. Suele utilizarse para ropa de cama y toallas, y es recomendable evitar meter tejidos especiales.

Como ves, tienes prácticamente un programa para cada tejido y si usas correctamente tu secadora podrás obtener mejores resultados y además conservar tus prendas como nuevas durante mucho tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies