Tecnología para cocina a bajo precio

Si vas a renovar tu placa y tienes claro que lo que estás buscando es tecnología a bajo precio, deberías empezar a buscar placas vitrocerámicas baratas.

A veces necesitamos renovar un electrodoméstico, bien porque se ha estropeado, se ha quedado obsoleto o simplemente porque vamos a renovar la cocina al completo y por lo tanto también los electrodomésticos.
En cualquier caso, no siempre disponemos de un gran presupuesto para invertir y tenemos que ajustarlo al máximo posible, pero sin renunciar a una buena tecnología para nuestra cocina.

Por mucho que no seas un experto en el tema, seguro que sabes de sobra que si buscas una placa vitrocerámica barata, hay marcas que ni te planteas, porque sabes que se saldrán de tu presupuesto.

En primer lugar, deberás tener en cuenta si buscas una placa vitrocerámica o una placa de inducción, ya que la inversión nada tendrá que ver.

Es evidente que las placas de inducción son más caras inicialmente, aunque esa inversión inicial la puedes recuperar con el tiempo, puesto que estas placas consumen menos energía y son más rápidas.
Sin embargo, si lo que necesitas es como ya hemos comentado, una inversión pequeña a la hora de comprar tu placa, tendrás que elegir una placa vitrocerámica.

Desde luego, me gustaría puntualizar también, que el concepto “barata”, es algo relativo y abstracto, puesto que no hay un precio establecido que nos diga a partir de cuántos euros algo es barato o es caro. Por lo tanto, dado que con las placas de inducción vas a conseguir ahorrar en tu factura, mayor rapidez a la hora de cocinar, más flexibilidad, y más comodidad a la hora de limpiarla, seguro que también encuentras modelos en el mercado, que, cumpliendo todas esas premisas, pueden resultar muy económicas. Como digo, todo depende del presupuesto del que dispongas.

Qué funciones son las más baratas

Antes de decidir qué placa vitrocerámica vas a comprar deberías tener en cuenta algunos aspectos, en función de tus necesidades:

Tamaño:  antes de elegir tu placa vitrocerámica debes fijarte en sus dimensiones y comprarla con el espacio disponible en tu cocina. Este aspecto también te permitirá decidir la cantidad de fuegos que va a tener. Por ejemplo, si tu familia es numerosa o cocinas mucho, quizá te convenga, si tienes espacio suficiente, comprar una vitrocerámica de 5 o 6 fuegos.

Potencia: La potencia es muy importante para que tu placa caliente más rápido. Obviamente, cuantos más fuegos tenga la placa, es recomendable una mayor potencia.

Seguridad: Elige una placa que tenga un sistema de bloqueo para evitar el encendido accidental, o que la enciendan los peques de la casa. De esta manera evitarás posibles accidentes o quemaduras.

Todos estos aspectos deberías tenerlos en cuenta, y de hecho, no te van a suponer una mayor inversión en tu placa. Cualquier vitrocerámica en condiciones, de una buena marca, y a un precio muy económico, puede incluirlas.

Como tenemos claro que lo que buscamos son placas vitrocerámicas baratas, pero no queremos renunciar a una buena tecnología, es inevitable hablar de las placas Balay.

Es una marca que cuenta con bastante prestigio en todos sus electrodomésticos, pero a unos precios asequibles.

  • Placa de cocción radiante 3EB765LU. Con una anchura de 60 cm. Dispone de la función Sprint que acelera el calentamiento y cuenta con control de temperatura del aceite.
  • Placa de cocción radiante 3EB785LQ. Esta placa es más ancha que las vitrocerámicas estándar, ya que mide 80 cm de ancho. Su anchura permite que tenga 5 fuegos, para poder cocinar varios platos a la vez. Tiene una zona gigante de 28 cm para cocinar con recipientes más grandes y cuenta con la función de programación.

Por qué función no pagarías

Te recomiendo que eches un vistazo a estos modelos de placas, porque si estás buscando vitrocerámicas baratas, te vas a sorprender. Te ofrecen funciones y prestaciones con la última tecnología, sin embargo, sus precios son realmente asequibles para cualquier bolsillo.

En general, para que veas a qué me refiero, te diré que las placas Balay disponen de zonas gigantes de 28 y 32 cm para que no tengas problema en utilizar incluso las ollas más grandes. Permiten regular la potencia y el tiempo de cocción, e incorporan la función alarma y desconexión antiolvido de la placa. También disponen de la función control de temperatura del aceite por lo que ya no se te volverá a quemar la comida nunca más.

Por último, como consejo te diré que te informes muy bien de las prestaciones y funciones que incorpora el modelo que te gusta, y que valores si todas ellas las necesitas, o por el contrario hay alguna función de la que puedes prescindir. Quizá si eliges una placa que no incorpore esa función en concreto, también puedes ahorrarte unos euros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies