Placas del futuro

Las placas de cocción han cambiado mucho en los últimos años. La vitrocerámica revolucionó el mercado hace décadas y acabó imponiéndose en las cocinas españolas. Las placas de gas quedaron relegadas a un segundo plano, aunque ahora vuelven a vivir un auge, pues hay cocineros que prefieren la cocina de gas para muchos de sus platos.

Pero al margen de este debate lo que es evidente es que las placas de inducción han supuesto un cambio significativo. Funcionan con campos electromagnéticos en lugar de con resistencias eléctricas, lo que las hace más rápidas y eficientes dado que consumen menos energía. La novedad ahora es que de las placas de inducción hemos pasado a las placas inteligentes, aunque en cierta forma no dejan de ser lo mismo.

Una cocina tecnológica

Las placas inteligentes tienen las mismas características que las de inducción, sólo que van un paso más allá. Se conectan a la red wifi del hogar de tal forma que podemos controlarlas a distancia desde una app del móvil o la tablet. ¿Alguna vez has vuelto a casa para comprobar si habías apagado el fuego de la placa? Esto es bastante frecuente, sobre todo si hemos salido de casa con prisas y con mil cosas en la cabeza. Nos ha pasado a todos alguna vez. La duda de si habré apagado el fuego o lo habré dejado encendido nos reconcome y nos obliga a volver a casa para comprobarlo.

Si tenemos una placa inteligente podremos comprobar si está debidamente apagada en nuestro móvil. Sólo tendremos que entrar en la aplicación para ver el estado en que se encuentra. En caso de que la hayamos dejado encendida, podremos apagarla también con un sencillo clic aunque estemos muy lejos de casa.

Esta es sin duda la principal ventaja de una placa inteligente. Al estar conectada a internet podemos controlarla desde cualquier lugar. Esto es muy práctico y cómodo para olvidos y descuidos como el que hemos comentado.

Además con una placa inteligente podremos regular la temperatura para cada zona de cocción con nuestro móvil. Al final es una cuestión de comodidad. Imagina que has puesto a hervir las lentejas en la cocina y mientras tanto te has subido al piso de arriba a trabajar en el ordenador.

Sin moverte de tu sitio, podrás bajar la temperatura de la cocción desde el móvil y así no tendrás que interrumpir lo que estás haciendo. Bajar la temperatura o apagar el fuego si ha pasado el tiempo debido de cocción.

Lo último en vanguardia

Son pequeños detalles que no nos arreglan la vida, es verdad, pero que resultan muy cómodos cuando las utilizas. Muchas marcas de electrodomésticos, como Siemens o Bosch, ofrecen ya en su catálogos de electrodomésticos conectados estas placas inteligentes. Los frigoríficos y las lavadoras fueron los primeros electrodomésticos inteligentes en salir al mercado. Poco tiempo después se sumaron otros como el lavavajillas, los hornos, las campanas o incluso las cafeteras.

En realidad cualquier objeto puede conectarse a internet. El llamado Internet de las Cosas (IoT) ha llegado para quedarse y se expandirá todavía más con la implantación de la red 5G.

Estas placas del futuro además de ser inteligentes, son también muy flexibles. Esto quiere decir que se adaptan a los recipientes con los que cocinamos. Por ejemplo, si colocamos una paellera, la placa calentará toda la zona que ocupe. Es decir, el recipiente ya no se adapta al tamaño del fuego, sino que ocurre exactamente lo contrario, es el fuego el que se adapta al recipiente.

Las placas de inducción de Siemens tienen dos zonas de cocción tradicionales y luego áreas de inducción rectangulares que pueden combinarse en una sola si queremos cocinar con grandes recipientes.

Tienen además otra función que sorprende mucho cuando la utilizas. Estas placas tienen un sensor de cocción que mantiene la temperatura seleccionada automática mediante comunicación inalámbrica a través de bluetooth. Cada alimento tiene una temperatura de cocción perfecta y este accesorio (un anillo de silicona que se coloca en el recipiente) te ayuda a conseguirla.

El cooking sensor se conecta con la placa y regula el nivel de temperatura de modo constante. Desde Siemens, una de las casas, que ofrece esta novedosa tecnología, asegura que así es imposible sobrecalentar los alimentos porque la zona de cocción sólo se conecta cuando es necesario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies