Placas con tecnología puntera

¿Cuáles son las mejores placas de inducción? Cuando compramos un electrodoméstico buscamos los mejores, al menos, los que mejor relación calidad-precio tienen. Dar con ellos no siempre es fácil, aunque hay que reconocer que Internet nos ha facilitado mucho las cosas. Ahora es más fácil comparar modelos y conocer todas las prestaciones antes de comprarlos. Tenemos toda la información en las páginas webs de los fabricantes. Ahí también podemos comparar precios ya que todos tienen una tienda online donde también podemos comprarlos fácilmente.

Hemos hecho un repaso por las páginas webs y hemos recopilado en este artículo la información más útil. Así cuando termines de leerlo sabrás las características de los principales modelos de placas de inducción y sus diferencias.

Los mejores modelos

Aunque es algo que se suele dejar para el final, esta vez hemos decidido comenzar con el diseño porque muchas veces determina nuestra compra.

Cada vez damos más importancia a la estética de la cocina y los electrodomésticos son capaces de aportar ese toque vanguardista que vamos buscando, también las placas de inducción. Además del tradicional negro, que nunca falla, en el mercado encontramos también otras opciones muy originales como el gris antracita o el blanco.

¿Te imaginas una placa de cocción blanca en una encimera negra? ¿o en una encimera blanca para pasar totalmente desapercibida? Balay, por ejemplo, ofrece este tipo de acabado que hará que tu cocina se diferencie de las demás. El gris antracita es una opción media entre el blanco y negro, y por tanto, es mucho más fácil de combinar con muebles de tonalidades marrones.

Una vez que hemos hablado del diseño, pasamos a las medidas. Puede ser que los focos tradicionales de estas placas de cocción se te queden pequeños y que busques una manera de cocinar paella para… ¡10 personas!

Si estás hecho un cocinitas, querrás una placa de inducción con zona gigante como esta de Balay, que tiene un foco de 32 centímetros perfecto para estas ocasiones en las que nos convertimos en los anfitriones de una gran cena o comida.

Pero si todavía buscas más flexibilidad, te interesará saber que existen placas de inducción mucho más flexibles. Con ellas podemos cocinar en cualquier recipiente, sin importar el tamaño o la forma. Esto es así porque la placa de inducción se adapta a la base de la olla o sartén que utilicemos. Estas placas son perfectas para cocinar con un teppan yaki, un grill o una paellera, recipientes, en resumen, que ocupan gran parte de la superficie. Además podemos moverlos durante la cocción porque la placa reconoce el desplazamiento y ajusta la temperatura de forma automática de una zona a otra.

Funciones destacadas

Por otro lado, las mejores placas de inducción también incorporan otras funciones para cocinar de forma más fácil. Nos referimos ahora al control de temperatura de aceite. Los cocineros profesionales saben que no todos los alimentos necesitan la misma temperatura de cocción para conseguir los mejores resultados. Pero lo saben ellos… ¿y el resto? El resto habitualmente desconocemos la temperatura perfecta para freír unas patatas o para hacer un filete de ternera. Por ello algunas placas de inducción incorporan un control de temperatura en todas las zonas y avisa al usuario cuando la temperatura es la adecuada para introducir el alimento.

Por último, nos falta mencionar en este artículo las placas modulares. Hemos hablado antes de la flexibilidad de las placas de inducción en las que podemos cocinar con cualquier recipiente porque el fuego se adapta a su base. Esto es muy práctico, pero si queremos todavía más flexibilidad podemos hacer una placa de cocción a nuestra medida. En la misma superficie podemos combinar la cocción de gas con la vitrocerámica, o incluso dejar un espacio para una plancha teppan yaki.

Si contamos con poco espacio también podemos elegir una placa de inducción de 30 centímetros de flexiinducción como esta de Balay en la que no hay fuegos delimitados sino que toda la superficie se adapta al recipiente que usemos. Unas veces podremos cocinar con una sartén tradicional y otras utilizar un recipiente rectangular. La placa se adapta a cada uno de ellos.

Como ves las opciones se multiplican; ahora es mucho más fácil contar con una placa de cocción que se adapte a tus necesidades y costumbres en la cocina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies