Lava la vajilla desde el móvil

La domótica, o lo que es lo mismo, el conjunto de técnicas orientadas a automatizar una vivienda, hace mucho tiempo que irrumpió en el mercado.

Esta tecnología que trata de coordinar los sistemas de seguridad, la gestión energética, el bienestar o las comunicaciones se desarrolló hace décadas y funciona en muchos hogares y oficinas del mundo, aunque ha tardado mucho en popularizase.

A pesar de los muchos años que lleva en el mercado todavía no ha logrado penetrar de forma masiva en las viviendas, aunque eso podría tener los días contados.

Máxima comodidad

Ha hecho falta avanzar en la banda ancha y disponer de una mayor conexión para que los hogares inteligentes se conviertan en una realidad. Sin duda la llegada del 5G permitirá conectar cada vez más objetos a nuestra red wifi del hogar, lo que posibilitará controlarlos a distancia y automatizar más nuestra vivienda.

La buena noticia es que España ha hecho los deberes para no quedarse atrás en esta revolución digital y cuenta con una infraestructura a la altura de los países más avanzados.

Los fabricantes de electrodomésticos también han hecho sus deberes en los últimos años. Han pasado de ser productores de hardware a ser también diseñadores de software. Sus aparatos se han convertido en aparatos inteligentes que hacen las tareas del hogar todavía más fáciles. Han incorporado muchos avances tecnológicos, entre ellos la conexión wifi. Pero… ¿para qué queremos un electrodoméstico conectado a Internet?

La respuesta es sencilla, para poder controlarlos a distancia y poder planificar mejor nuestro tiempo. Imagina que estás en el trabajo y se te ha olvidado poner el lavavajillas y necesitas la vajilla limpia porque esta noche vienen tus amigos a cenar a casa… Con un electrodoméstico conectado podrías encenderlo desde tu puesto de trabajo sin moverte de tu asiento con un sencillo clic en la pantalla de tu móvil.

Imagina ahora que estás en el supermercado y no recuerdas si quedaban huevos en la nevera. Con un frigorífico conectado podrás consultar el interior desde la pantalla de tu móvil. Esto es así porque estos electrodomésticos tienen unas cámaras fotográficas incorporadas que hacen una fotografía cada vez que abrimos y cerramos la puerta. Estas imágenes se envían a la aplicación de tal forma que el usuario puede consultarlas siempre desde el móvil. Así acertar con la compra, y no pasarte o quedarte corto, será más fácil.

Imagina también que tienes muy poco tiempo al mediodía para comer en casa. Desde tu móvil podrás encender el horno y precalentarlo para que cuando llegues haya alcanzado la temperatura perfecta para introducir la lasagna si es el caso.

Como ves, las ventajas son muchas pero en este post vamos a centrarnos en los lavavajillas conectados. También estos electrodomésticos pueden conectarse a la wifi para que podamos lavar la vajilla desde nuestro móvil. Suena futurista pero actualmente es una realidad al alcance de todos.

La primera ventaja es que podemos lavar los platos mientras comemos fuera y encender el lavavajillas siempre que queramos aunque estemos a kilómetros de distancia de nuestra cocina.

La forma de hacerlo es mediante una aplicación de móvil, que además de encender y apagar el aparato, nos ayudará a utilizar mejor el electrodoméstico. Las aplicaciones como Home Connect, que utilizan marcas como Siemens o Bosch, hacen una serie de preguntas fáciles al usuario para seleccionar de forma automática el programa de lavado más adecuado a la vajilla. Además el usuario recibe una notificación en su móvil cuando el ciclo de lavado ha terminado y la vajilla está lista para volver al armario.

Hogar domótico

La aplicación de home connect, además, amplia las opciones de iluminación del lavavajillas. Además de los colores predefinidos, ofrece una “gama adicional de colores”, que podrás combinar con el resto de electrodoméstico y crear un ambiente diferente en tu cocina.

Por último, el lavavajillas nos avisará mediante una notificación cuando tengamos que reponer la sal o el abrillantador.

Además estos lavavajillas conectados tienen muchas otras opciones. Además de ser inteligentes, son también muy eficientes y tienen la máxima clasificación energética A +++ con un consumo de energía muy bajo.

Algunos modelos, como los de Siemens, incorporan un sistema de abrillantado que cuida de forma integrar el cristal y un secado con zeolitas, unos minerales naturales que incorporados en el depósito del electrodoméstico, secan la vajilla de forma natural.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies