En tu vivienda domotica podrás hablar hasta con la heladera

Ya no tendrás que volverte loco/a con la fecha de caducidad de los alimentos. Ni tendrás que levantarte de la silla para que la vitrocerámica comience a funcionar. Solo necesitas un electrodoméstico conectado a internet. Y tu voz, claro. Así es como funcionará el asunto desde ya mismo.

Te llamarán loco cuando lo digas por ahí, pero lo que dice el título es una realidad como un templo: es cuestión de muy poco tiempo que puedas hablar hasta con la batidora. Y lo podrás hacer porque es el futuro más inmediato: electrodomésticos equipados con Google Assistant, con Siri, con Alexa… en definitiva: con asistentes de voz a los que podrás decir qué quieres y cuándo lo quieres. Y no se librará ni uno.

Frigorifico inteligente

Gracias al ya más que conocido Internet de las Cosas, los electrodomésticos (pequeños y grandes) entrarán en una nueva dimensión más temprano que tarde. El punto de partido son los propios electrodomésticos, que ya cuenta con conexión a internet. A partir de ahí, a volar. ¿Quieres que el frigorífico te diga cuando caduca un producto determinado? Te lo podrá decir. ¿Quieres que genere hielo? Se lo podrás ordenar solo con la voz. Y así una serie de comandos casi ilimitada como cambiar la temperatura, cambiar configuraciones, etc.

Si lo quieres, lo tienes

Las nuevas tecnologías, el público más jóven, el cambio en las prioridades de las personas… Son factores que han llevado a los fabricantes a cambiar la manera que tenemos de relacionarnos con los electrodomésticos. En una vida en la que todo gira alrededor del móvil, es normal que comenzarán a comercializarse electrodomésticos manejables a través del móvil. Siemens o Bosch a través de Home Connect, o LG y Samsung a través de sus aplicaciones nativa se encargaron, entre otras, de dar este importante paso.

Pero hay mucho más. Le puedes decir a la lavadora que comience la colada mientras estás en el trabajo, pero ahora desde LG le han dado una vuelta más de tuerca y han creado una suerte de WhatsApp con el que puedes tener línea directa con los electrodomésticos por escrito. Lo han bautizado como HomeChat, es compatible con la utilización con Line y tiene desarrollados una serie de comandos que simulan casi a la perfección la conversación entre humanos.

“HomeChat permitirá recibir notificaciones en tiempo real acerca del estado de sus electrodomésticos desde cualquier parte. Los miembros de la familia pueden subir fotos a la nevera utilizando Line y que aparezcan en una pantalla del electrodoméstico”, apuntan desde LaSexta.

Electrodomésticos que te escuchan

¿Esto te hace llevarte las manos a la cabeza? No debería. Ni tampoco deberías pensar que esto es una completa locura, porque si lo piensas bien ya ves a gente hablando al móvil por la calle y dictando conversaciones, y nos parece tan normal. Por lo tanto, hablar con otros aparatos no es más que una evolución de una cosa que ya haces habitualmente.

“Primero pasamos de la web a las aplicaciones móviles y ahora las aplicaciones de mensajería se han convertido en el nuevo sistema operativo, con lo cual los ‘chatbots’ son las nuevas aplicaciones”, asegura Susana Durán, directora del Centro de Excelencia de Desarrollo Móvil y Bots de Sage, en declaraciones a la agencia EFE que puedes leer en esta noticia de Canal Sur.

Y no olvides que los chatbots están mucho más cerca de lo que tu crees. Es posible que te relaciones con ellos casi cada día. ¿O es que no tienes configurado Siri de tal forma que puedes hablar con ella a través del teclado del móvil? Y lo mismo sucede con decenas de ejemplos. Cortana, el asistente de Windows, te reconoce por voz pero también puedes interactuar con ella a través del teclado del ordenador. Y en ambos casos el nivel de respuesta es el mismo. Pues esto mismo que vives cada día con el móvil, la tablet o el ordenador solo tienes que trasladarlo a los electrodomésticos. Ahora no es extraño comunicarte con el frigorífico (vease la gama Signature de LG) pero pronto esa misma inteligencia artificial se trasladará hasta las batidoras, por dar un ejemplo. Solo es cuestión de acostumbrarse. Y de dar por hecho de que las cosas tienen que cambiar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies