Viviendas domóticas que impresionan

Hace ya mucho tiempo que las viviendas domóticas dejaron de ser una novedad para convertirse en verdaderas casas que admirar por su eficiencia y confort.

Que las luces se enciendan a la hora que quieres que lo hagan es un paso para convertir tu casa en un hogar domótico, pero esta prestación no la convierte en una casa inteligente. Una vivienda verdaderamente domótica “se autogestiona haciendo que todos los elementos que componen su instalación funcionen coordinadamente como si fueran parte de un organismo vivo”, tal y como explica para el diario El País el director gerente de HogarTec, Enrique Barrera.

Casas domoticas impresionantes

Un único sistema, una órden y una sola voz. Es así como tienen que funcionar una vivienda domótica que impresione. Todo nace de un mismo cerebro, la centralita domótica, que es la encargada de que todo funcione al unísono, coordinando todas las acciones que se tienen que llevar a cabo. La domótica tiene un objetivo central, por encima de muchos otros, que hacer la vida de los usuarios mucho más cómoda. Por ello, la interfaz que sirve para manejar lo que ocurre dentro de cada casa se diseña a la medida del usuario.

Lo último en tecnología domótica

Los expertos recuerdan varias cosas en relación al diseño de una vivienda inteligente:

  • Lo primero es que el Internet de las Cosas ha ayudado mucho a la eclosión de este campo, pero comunicarse bidireccionalmente con un dispositivo (que es la apuesta fuerte de Amazon, Google o Apple) no es exactamente domótica
  • Lo segundo es que el proyecto y la instalación de domótica la tienen que hacer profesionales del sector, sin caer en la trampa en la que muchos cayeron durante el boom inmobiliario, cuando se hicieron auténticas chapuzas que enfangaron el segmento domótico.

Una vez aclarados estos puntos, aunque se podrían aclarar muchos más, para hablar de casas que impresionan solo hay que hacer una cosa: invertir lo necesario para hacerla inteligente. Esta casa ubicada en Zaragoza, por ejemplo, solo quería “obtener el boletín de instalación eléctrica” pero ha terminado siendo un ejemplo de como el sistema KNX permite hacer cosas como que la iluminación se adapte en todo momento “y de forma automática las condiciones ambientales de luminosidad, temperatura y sombreamiento a las preferencias cambiantes del usuario”, relatan los autores de la obra en cuestión, HogarTec. Una vivienda segura y en la que no hay riesgo de “que se dejen la llave echada o la pierdan”.

Máxima comodidad y seguridad

Gracias a la instalación de un sistema domótico, las viviendas pueden incluso llegar a tener calificación energética A, que es lo máximo a lo que puede aspirar una casa a día de hoy. Esta vivienda de Barcelona lo es y cuenta con algunas prestaciones que muchas casas quisieran para ellas: caldera de biomasa,  iluminación LED o sistema de recogida de aguas pluviales. Pero es el sistema de automatización lo que realmente merece la pena destacar. Con un software hecho a medida, el propietario de la casa puede “introducir los ajustes de programación que considere necesarios para conseguir los máximos niveles de confort y de ahorro energético”.

¿Es la seguridad uno de los puntos fuertes de una vivienda domótica? Pues junto a la eficiencia energética lo es. Este tipo de viviendas impresionan por el nivel de seguridad activo y pasivo que implementan en cada proyecto. Hay muchas formas de implementar seguridad en una casa. Incluso un sistema tan tradicional como los videoporteros están en manos de la tecnología para evolucionar hacia algo todavia mejor.

Acostumbrados a los videoporteros de toda la vida (la mayoría incluso no tenían cámara), la nueva generación de estos aparatos ha dado un salto de calidad con el tiempo. Los videoporteros IP te permiten abrir la puerta de tu casa a las visitas desde cualquier rincón de la casa (o de la calle) y saber en todo momento quién está frente a tu hogar. La visión nocturna ya no es un problema gracias a la visión por LEDS, y tampoco lo es el acceso de las personas que sí queremos que entren, gracias al equipamiento de llaves NFC. ¿Quieres grabar lo que sucede al otro lado del videportero? No hay problema, algunos modelos permiten hacerlo gracias a una tarjeta SD. Aunque ten cuidado y asegurate siempre de que cumples con la ley de protección de datos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies