Razones para comprar una casa domótica

Las casas domóticas representan un nuevo concepto de vida. Algunos se atreven a tacharlas de moda pasajera, pero la tendencia no deja de crecer en España y en el mundo.

“Vivienda de tus sueños”, “hogares únicos”, “al alcance de tu mano”. Son solo algunas de las cosas que puedes leer cuando consultas información sobre casa con domótica. Lo cierto es que los hogares inteligentes fueron una auténtica revolción, que han vivido otro momento de esplendor gracias a los smartphones. Sin duda, la domótica tiene el objetivo primordial de hacer la vida de sus moradores mucho más sencilla.

Por qué comprar una casa domótica

Casas con domótica en España

¿Quieres una casa con domótica? No es complicado. Las empresas instaladoras son capaces de levantar un hogar inteligente desde cero, o bien implementar la tecnología necesaria en una vivienda ya construida. Cada una de las vertientes tiene sus ventajas, pero construyendo una desde el inicio puedes entrar a vivir en una casa con prestaciones que nunca habías imaginado.

Razones para hacerse con una casa inteligente hay muchas:

  • Porque ahorras dinero en las facturas y te convierten en un ciudadano más eficiente.
  • Porque automatizas casi todos los procesos que puedas imaginar, simplificando mucho tu vida.
  • Porque las casas con domótica son más seguras y están preparadas para evitar intrusiones o catástrofes en su interior.
  • Porque aumentan el confort como concepto global. Puedes crear ambientes para cada momento del día, preparar café desde la cama con tu móvil o adaptar la iluminación a cada necesidad.

“La instalación de una vivienda domótica proporciona un sinfín de beneficios y ventajas inalcanzables mediante una vivienda tradicional”, asegura el consultor Ramón Jesús Millán. No es una afirmación al azar: se calcula que en 2020 habrá 50 millones de dispositivos conectados dentro de nuestras casas, que serán capaces de hacerlo casi todo. Algo impesable en las viviendas tradicionales.

Algo más que una moda

Idearcons es un estudio de arquitectura de Zaragoza que lo tiene claro: la demanda de hogares inteligentes es una “tendencia al alza” de la que España no es ajena. Sus reponsables huyen de aquellos que dicen que las casas domótica son una moda pasajera, y piensan que su implantancia seguirá imponiendose. “Existe en nuestro país una identificación entre la domótica y el lujo, algo que no siempre es cierto”, aseguran en este reportaje publicado en el Heraldo de Aragón.

Simulación de hogares habitados, optimización del ahorro energético, mantener el interior de una casa con sol o con sombra -dependiendo del horario- o comunicarse con el dueño de la propia casa es algo que una vivienda domótica debe hacer de forma innegociable. ¿Por qué es algo más que una moda pasajera? Porque la casas con domótica, por ejemplo, son capaces de mantener una estricta seguridad. ¿No es algo que siempre haya preocupado a los dueños de las casas? El aumento de la seguridad repercute directamente en los bienes materiales y en las propias personas. Actualmente, existen alarmas sin cables que incluso alertan de que algo está pasando si el intruso corta la alimentación eléctrica o la línea telefónica. Comprobando desde la pantalla de un smartphone lo que ocurre en el interior, una persona puede tomar decisiones en tiempo real.

Otro elemento que es algo más que una moda es el ahorro de energía. Ser más eficientes no puede ser una actitud pasajera. Vivimos en un mundo donde muchos recursos se están agotando, y donde se impone la necesidad de ser más responsables con el medio ambiente. Con una vivienda domótica se puede ahorrar hasta un 25% de los recursos que consume una vivienda tradicional. La climatización zonal en función del horario, la programación de electrodomésticos en horarios de bajo consumo o la regulación de la iluminación artificial en función de la presencia de personas son solo una muestra de cómo se puede ser más eficiencia en una casa con domótica.

Ocio y domótica

Pero las casas inteligentes no están hechas solamente para cosas serias. La manera que tenemos de interactuar con nuestra casa ha cambiado mucho con el paso de los años. Ahora necesitamos estar permanentemente conectados para mantener las relaciones sociales o para ver series de televisión. El cambio de hábitos es otra razón por la que no debería entenderse la domótica como algo pasajero, y como una razón de peso para adquirir una vivienda de este tipo, si es que lo estás valorando. El elevado grado de acceso a internet que tiene una vivienda inteligente a buen seguro que hace las delicias de aquellos que no entienden una vida sin estar conectada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies