Una nevera de alto standing

En este post se aúnan (creo que bastante bien) las dos cosas que me gustaría poder destacar en cada entrada, es decir, el estilo y la calidad de los electrodomésticos. En unos tiraré más hacia un lado y en otros hacia otro, pero la verdad es que aquí se dan la mano. El electrodoméstico elegido, sin duda, ayuda mucho.

Y es que el frigorífico americano tiene esa presencia tan de película y tan (algunos modelos) vintage que puede condicionar la estética de toda la cocina, cosa que rara vez pasará con un horno o con una placa de inducción. Y es que, además del imaginario que le debemos, es un aparato verdaderamente grande.

¿La familia crece? Tal vez haya que planteárselo

Eficiencia energética superior

Si al hecho de ser un aparato sumamente grande dentro de su clase le sumamos el de que cualquier frigo, ya de por sí, es el electrodoméstico que más consume de la casa, obtenemos un titán del gasto. Por eso, si en cualquiera de estos aparatos es importante el que tengan una buena eficiencia energética, aquí es absolutamente imprescindible. Por eso, y aunque el desembolso de entrada no es ninguna tontería, es más que aconsejable adquirir un modelo con etiqueta de eficiencia energética de clase A (A+++, A++ o A+).

Además, y aunque no tenga que ver directamente con la eficiencia si está plenamente relacionado con el ahorro, es conveniente que el frigorífico tenga funciones como la opción vacaciones, el pitido de aviso cuando nos dejamos la puerta abierta, o la NoFrost. Esta última evita

Frigorífico “side by side”

la generación de escarcha, lo que a la larga es una de las trabas con que se encuentra el frigo para funcionar correctamente. Esta “traba”, a su vez, tiene como consecuencia un importante gasto. En otras palabras, una pérdida de eficiencia. Ahora bien, hay que decir que la mayoría de neveras americanas son de gama más bien alta, por lo que no suelen carecer de funciones como estas.

Además, y esto ya depende plenamente de nosotros, está en nuestra mano el conseguir que la nevera rinda mejor. El enemigo máximo del ahorro energético con ellas es el escape de frío. Insisto: no hay nada peor que el interior se caliente. Así que es muy importante ser rápidos cuando buscamos algo y no estar con la puerta abierta más del tiempo necesario. Para ello, además de que tengamos algo de memoria y buena vista (cosas que están fuera de nuestro alcance) lo más importante es que tengamos los alimentos bien ordenados. Con eso ya tenemos hecho un buen tanto por ciento. Si encima los tenemos etiquetados y dispuestos de manera que los que antes caduquen se vean nada más abrir la puerta, pues mejor que mejor.

 

Agua sin abrir la puerta

Tampoco se trata de asustar. Tanto hablar del gasto energético va a asustar a más de uno y no es plan. Queda dicho que adquiriendo un modelo con buen etiquetado de eficiencia y observando unas normas no muy rigurosas en el uso de éste, podemos evitarnos más de un disgusto en la factura de la luz, así que es un gasto que podemos minimizar si tenemos un poco de constancia.

Por lo demás, y si tenemos el espacio suficiente en nuestra cocina, en un frigo americano no hay en mi opinión más que ventajas. Por fuera es muy bonito. Es más, ¿cómo lo diría? Es… evocador. Por otra parte su enorme capacidad hace que de cara a la conservación resulte sumamente práctico, siempre y cuando los usuarios sean numerosos (o tengan un apetito permanente). Por otra parte esta máquina, también llamada “side by side”, tiene una división diferente de la clásica nevera con congelador debajo que solemos tener en los combis, el tipo más vendido en España. Esta distribución, en la que el frigo queda a la derecha y el congelador a la izquierda, ocupando ambos toda la altura del electrodoméstico, favorece que, si usamos el congelador a menudo, no nos tengamos que agachar cada vez que buscamos algo en él.

Como decíamos antes, suelen contar con funciones bastante avanzadas, lo que redunda en aspectos como poco ruido, iluminación LED, la ya mencionada NoFrost, la posibilidad de la regulación de la temperatura de cada zona o… mi debilidad: ¡dispensadores de agua fría y hielo en la misma puerta!

Un electrodoméstico funcional

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies