El toque perfecto para tu cocina

El cristal es un material que en cierto modo es atemporal. Desde la antigüedad se viene empleando y tiene (por hacer un resumen de aquí te pillo, aquí te mato) dos pegas y una ventaja. La gran pega, la gran desventaja es que, si no se está muy al día con la limpieza, es fácil que al poco tiempo esté revestido de una capa de suciedad. Y desde luego, siendo que la campana extractora no deja de ser un vertedero de grasa muy, muy pulverizada, el peligro aquí se multiplica por mil. Afortunadamente, los fabricantes están muy al día con ese asunto y cada vez se progresa más en todo lo relativo en los materiales deslizantes y/o repelentes de la suciedad. Los cristales, por supuesto, también.

Y la otra gran pega, desde que el cristal se usa para ayudarnos / decorar nuestras casas, es la facilidad que tienen para romperse. Volvemos a lo de antes. Las marcas los sacan cada vez mejores y, si nos atenemos a este sentido, mucho más resistentes. Por otra parte, resistentes o no… para romper algo que siempre (bueno, mejor dicho casi siempre) está en las alturas… ¡hay que ser muy brutos!

 

Campana de cristal = ligereza

Una campana con un toque especial… y un doble efecto en el espacio

Para el tema que nos ocupa, lo cierto es que la mayoría de las campanas extractoras de humos no tienen al cristal entre sus componentes principales. Y aún así, cada vez se ven más. Por mi parte, no recuerdo más que una campana hecha en este material, y está en la cocina de una prima mía. Mi veredicto ya no puede ser más favorable: aligera el espacio y da un toque de lo más sofisticado al sitio. En general, además de que da esa sensación de sofisticación de la que hablamos por un lado, la ligereza implica amplitud. No sólo por el  hecho de que obviamente es transparente, lo que supone una descarga de la pesadez de lo opaco, sino también porque brilla.

¿Y qué tiene de bueno el brillo en sí? Pues que refleja la luz por oscura que sea la superficie sobre la que ésta incida. Lo cual eso es uno de los trucos para dar una mayor sensación de amplitud a los espacios pequeños en general y a las cocinas en particular. Éste es uno de los truquillos que pudimos ver en un post sobre aprovechamiento del espacio pequeño. Podéis ampliar la info pinchando aquí.

 

Arte en tu cocina

El cristal, si nos ponemos estrictos, aporta, además de ligereza, cierta sensación… industrial. Ligero e industrial puede que suene un poco paradójico, pero  esto no es un invento de ayer. Ya a principios del siglo pasado el cristal empezó a convivir en perfecta armonía como parte fundamental de la arquitectura. Lo que empezó dedicándose únicamente a las ventanas, acabó por ser un material con el que se rellenaban paredes enteras, como se ve en el típico ejemplo de la Fábrica Fagus en Alemania, obra del genial arquitecto Walter Gropius.

Pues bien, este material, aún pareciendo más fácil de manejar para la fabricación

Campana de vidrio negro

Campana de vidrio negro

 

de aparatos “pequeños” que para la arquitectura, realmente no se aplicó a las cocinas más que en las puertas de los hornos y en las baldas de los frigoríficos. ¡Con lo bonito que es y lo bien que queda!

En fin, por lo menos en el viraje estético que han dado las campanas extractoras de humos en los últimos años (porque recordemos que hasta no hace mucho eran poco menos que las “parias” de los electrodomésticos) el vidrio se ha incorporado y cada vez con más fuerza. Además, y aunque todavía se pueden ver menos que en la modalidad transparente, cada vez con más frecuencia vemos cómo van proliferando las campanas de cristal blanco o también pintado en negro. Estas últimas son sin duda muy elegantes, pero a decir verdad me parecen menos aconsejables si las cocinas no son muy grandes (ya sabemos que el negro “absorbe” el espacio). Ahora bien, por muy negras que sean, los brillos siguen estando ahí, con lo que lo comido por lo servido. ¿Es una pega? Sí. Pero ¿tiene su ventaja? Pues claro que también. Sólo que aquí, como siempre, entra en juego la balanza del gusto y las circunstancias de cada uno.

 

 

Fábrica Fagus, de Gropius: un homenaje al cristal en la arquitectura

Fábrica Fagus, de Gropius: un homenaje al cristal en la arquitectura

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies