Tendencias en el mundo de la domótica

Es casi imposible analizar todas las novedades que el mundo domótico nos ofrece. Igual que sucede con los smartphones, hay novedades casi cada minuto. ¿Queremos convertir nuestro hogar en en una casa inteligente? Solo hay que hacerse unas cuantas preguntas previas.

Últimas tendencias del mercado en domótica doméstica

La domótica, entre sus grandes objetivos globales, tiene por bandera mejorar la vida de la personas. Por ello, no es de extrañar que las cifras de previsiones hablen de un futuro con 30 millones de hogares automatizados. De hecho, cada vez nos acercamos más a tal cifra. Hablamos de casas que estarán domotizadas parcial o totalmente, por lo que se trata de un mercado que no detendrá (o estancará) su crecimiento hasta dentro de bastante tiempo.

Más previsiones: según los expertos, en 205o la vida rural será poco menos que algo residual. Para ese año, todo apunta a que el 80% de la población mundial vivirá en grandes ciudades. Y lo hará exigiendo viviendas seguras, inteligentes y respetuosas con un medio ambiente que, para entonces, ya veremos cómo lo hemos dejado las generaciones actuales. Todas esas ambiciones las colmará, sin duda, la domótica.

La gestión y el control de gastos

Sebastian Aued, jefe de Operaciones de la empresa argentina Life2Better, lo tiene claro: en un plazo de cinco años la domótica tendrá “una explotación parecida a lo que fue la del smartphone”. Es decir, dejará de ser el lujo de unos pocos para ser una tecnología con un alto índice de penetración en todas las capas de la sociedad. Será, por tanto, algo generalizado.

El problema que nos encontramos es que a mucha gente le sigue perturbando la instalación de tecnología domótica en su casa: ¿hace falta tirar la casa abajo? La respuesta siempre es NO. Se puede gestionar nuestra rutina y controlar los gastos asociados a la propia vida con una inversión limitada y sin tener que tirar cable por todos los pasillos de casa.

Algunos tips sobre la automatización de viviendas:

  • Evidentemente, los expertos apuntan a que se puede sacar mucho más provecho de esta tecnología si domotizamos la casa durante la fase de construcción.
  • Solo con un ordenador central y ‘cuatro’ sensores básicos se pueden dar los primeros pasos en domótica.
  • Podemos decir que hemos dado el salto a la domótica solo instalando algunos sensores detrás de los enchufes, para comenzar -por ejemplo- regulando la luz.

“Prever la instalación de domótica con anterioridad a la realización de un proyecto aporta grandes niveles de ahorro durante la obra” (Hogartec)

La automatizacion de las viviendas

Los especialistas se empeñan en que conozcamos muy bien una palabra especial: escalable. La domótica es escalable. Lo que quiere decir que podemos empezar con esos ‘cuatro’ sensores y luego empezar a construir nuestra casa inteligencte desde ahí.  Pero las opciones de automatizar una vivienda son variadas y casi para todos. Empezando por las posibilidades que se abrieron gracias a los teléfono móviles: muchas marcas permiten conectar los electrodomésticos por WLAN para poder manejarlos desde el móvil. Igual que se puede controlar la intensidad de la iluminación desde un ordenador central, desde el móvil podemos decirle a la lavadora cuando queremos tener lista la colada o programar el horno para que nos haga una paella los domingos.

Hay sistemas sencillos, como la instalación de detectores de presencia, que permiten importantes ahorros de luz (y más cuando en España el precio está descontrolado). Estos sensores tienen un funcionamiento sencillo pero muy efectivo: saben cuando hay personas en la habitación y adaptan su comportamiento al de las personas.

Sabemos que queremos optar por lo último en domótica pero, ¿qué preguntas nos tenemos que hacer para domotizar nuestra casa?

  • Lo primero de todo saber con qué presupuesto contamos. Hay que marcar un tope y respetarlo. Es posible que solo los electrodomésticos inteligentes ya hagan el trabajo que queremos.
  • Según pregunta: ¿qué queremos que la domótica haga por nosotros? Lo más probable es que alguien con una casa grande y un jardín quiera regar de forma automática y tener segura su casa. Si somos muy celosos de nuestra seguridad es posible que nos conformemos con detectores de rotura de ventanas; por el contrario, si buscamos la excelencia de la eficiencia energética son los detectores de presencia (o reguladores de intensidad) lo que estamos buscando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies