Software para la Smart home

La casa inteligente llegará de la mano del Internet de las Cosas. Bueno, para ser exactos existen sistemas inalámbricos que hacen nuestra casa más inteligente. Pero sin duda el IoT ayudará a que esta tecnología se popularice y acabe siendo de uso común, no sólo algo reservado a unos pocos afortunados. Ya pasó con el móvil. Al principio, solo los más tecnológicos y adinerados tenían uno. En cambio, ahora es un aparato casi de primera necesidad, imprescindible para vivir en este mundo que nos ha tocado.

contemporary kitchen

Como no podía ser de otra forma, los gigantes tecnológicos trabajan desde hace años en el IoT. Google ha lanzado una nueva plataforma del IoT. Se llama Android Things y, aunque está repleta de incógnitas, está también llena de oportunidades como todo lo nuevo. Sólo falta que todos estos sistemas tengan un precio más asequible para que acaben siendo de uso común.

athlete's foots close-up

Lo impresionante del IoT es que es aplicable a cualquier campo, de ahí su nombre. Nada se libra de poder estar conectado a Internet, ni siquiera los objetos más comunes. Unas zapatillas de deporte pueden ser también inteligentes y contarnos cuántos pasos hemos dado, cuánta distancia hemos recorrido y cuántas calorías hemos perdido durante ese tiempo. Pero más allá de estas aplicaciones cotidianas, el IoT llegará también a la educación o a la sanidad.

Las clínicas podrán contar con un software para tener un control del estado de salud del paciente, especialmente de aquellos que necesiten un tratamiento y un cuidado especial debido a la enfermedad. La empresa Omi 360, dedicada al desarrollo de software de salud, explica en su página web que la expansión del IoT afectará también a la detección d enuevas enfermedades. “No solo supondrá que habrá un historial clínico tan fiel y riguroso que permitirá unir cabos de una forma más inmediata antes de hacer un diagnóstico, sino que las propias herramientas disponibles permitirán alcanzar nuevos sistemas para la detección de enfermedades. Si como decíamos el sistema realiza un seguimiento de la temperatura del paciente, se podrán detectar anomalías de manera automática para que después los especialistas comiencen a trabajar con ello. Esto también se puede aplicar a otras condiciones que se beneficiarían del uso de este tipo de tecnología, como el control de la diabetes para que quienes la sufren no tuvieran ningún susto inesperado”.

Para esta compañía, el reto está en conseguir sincronizar el IoT y el software de las clínicas sin que esto suponga grandes cantidades de dinero. Aunque es un objetivo que se vislumbra, todavía habrá que esperar unos años para verlo hecho realidad.

Además del ámbito sanitario, el IoT ha llegado también a las ciudades. Y lo ha hecho de la mano de una joven empresa española con sede en Zaragoza, Libelium.

Blurred people

Este año conocíamos que la compañía de desarrollo tecnológico Minsait (Indra) y Libelium han suscrito un acuerdo de colaboración para ofrecer soluciones para ciudades inteligentes a través de sensores inalámbricos.

Sin irnos lejos, en España tenemos ejemplos de ‘smart cities’. En Santander se desplegaron 20.000 sensores para monitorizar la calidad del aire, el ruido, la luminosidad o las plazas libres de aparcamiento. Desde entonces, otras ciudades españolas se han sumado a esta iniciativa.

Por ejemplo, Málaga en colaboración con Endesa se centró en la movilidad urbana y creó una flota de más de 200 vehículos eléctricos. Madrid, en cambio, ha apostado por la digitalización de la gestión de los servicios públicos; basuras, riegos, limpieza.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies