Cómo está la domótica en España

Como en todos los campos, en la domótica hay muchos mitos que tirar por tierra. Uno de ellos es el precio de instalar esta tecnología en tu casa. Se acabó hablar de casa caras.

Más de uno se ha planteado en los últimos años si la domótica es una moda pasajera en España. Y lo cierto es que la cuestión es bastante interesante. Como ya ha sucedido en otros artículos, vamos a comenzar por las conclusiones: la domótica en EEUU y Europa sí, pero en España no tanto. Y a continuación llega el desarrollo del asunto. A pesar de que la CEDOM tiene en nuestro país una trayectoria que supera los 25 años, lo cierto es que los esfuerzos que han hecho por propagar el mensaje de sus bondades no ha calado –imaginamos- todo lo que quisieran. Y es que mientras en otros rincones del planeta la implantación de la domótica llegará al 50% en unos 12 años, en España es posible que nos quedemos por debajo del 30%.

Y eso que el asunto tiene su trayectoria: “podríamos decir que la domótica se inauguró en el siglo XIX con los primeros ascensores aplicados a edificios de viviendas”, aseguran en este post. No obstante, es el propio nivel de implantación de esta tecnología la que hace que nos preguntemos acerca de la aceptación que tiene por parte de la sociedad.

Situación de la domótica en España

Cuántas viviendas domóticas hay

Durante un largo de periodo de tiempo, la domótica en España fue considerada como un lujo por culpa de los precios que se manejaban en el sector. Era algo nuevo y tecnológico, dos ingredientes perfectos para gozo y disfrute de aquellos que querían inflar los precios a su antojo durante la burbuja en nuestro país.  ¿Sigue siendo está la percepción que tienen los ciudadanos españoles? Pues, lamentablemente, los expertos consideran que sí. Se calcula que en 2020 habrá 50 millones de dispositivos que funcionen conectados a Internet y que, para ese mismo año, la implantación de la domótica será del 50% en EEUU y del 31% en Europa. En España, esos porcentajes serán inferiores, precisamente, por ese problema –ya casi endémico- de identificar domótica con lujo.

“Según un informe de Business Research el crecimiento de la domótica y los smartphones crecerá un 31,9% en el periodo comprendido entre 2016-2022”

Cuánto cuesta una casa domótica

Y no debería ser así: los precios ya no son los que eran para, en este caso, gozo y disfrute de los que buscan adaptar su casa  a las nuevas tecnologías. Según José Alberto Alejandre (Idearcons), un proyecto de domotización básica para una casa ronda los 2.000-3.000 euros, que para una reforma integral tampoco impresiona tanto. No cabe duda de que es dinero, y de que la inversión inicial no es baladí, pero también es cierto de que el coste de implantar domótica en casa se amortiza en muy pocos años gracias al tan reconocido recurso de la eficiencia energética.

“En nuestro país la domótica es una desconocida, sencillamente porque se sigue considerando un lujo” (Alberto Alejandre)

“Actualmente han aumentado las opciones lo que permite dar soluciones personalizadas y económicas, provocando que cada vez haya más hogares automatizados y dotados de instalaciones que hasta hace poco tiempo parecían de ciencia ficción”, señala Alejandre, convencido de que la domótica podría tener mucho más recorrido del que ha tenido hasta la fecha en España.

Irremediablemente, y comprensiblemente, tendemos a monetizar todo en la vida. Puede que esta sea una de las razones por las que, a la hora de hablar de domótica en cualquier punto del mundo, la eficiencia energética cobre un especial protagonismo. Se trata de una variable que debes tener en cuenta a la hora de tomar la decisión de convertir tu casa en una vivienda inteligente, porque determinará el precio final.

Tanto en viviendas como en edificios destinados a otros fines, la implantación de la domótica ha tenido siempre una vertiente de ahorro, ya sea de luz o de agua, entre otros recursos. No se puede negar, y nadie lo hace, que la eficiencia energética es uno de los primeros aspectos que se valoran cuando se toman decisiones de este calado. Ejemplos de que el mensaje está latente hay muchos; en este hotel han colocado una pantalla táctil en sus habitaciones para informar a los usuarios del caudal de agua que han consumido durante su estancia.

A pesar de que, como apuntan desde este espacio de Leroy Merlin, la implantación “de este tipo de tecnologías ha sido mucho más rápida de lo que solemos pensar, pero sobre todo, ha sido increíblemente global y democrática”, lo cierto es que todavía quedan muchas cosas que ver dentro de nuestras fronteras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies