Sistemas domóticos inalámbricos ¿son seguros?

Peligros wifi en casa

La seguridad en el mundo de la tecnología da para una serie de televisión. De hecho, ya existe una con muchos fans y algún que otro premio. Hablamos de ‘Mr Robot’, protagonizada por un ‘hacker’ enfadado con un mundo controlado por unos pocos y dispuesto a utilizar sus dotes para acabar con ellos.

domotica y seguridad

Esto ocurre en la ficción de la televisión. Por lo menos, hasta ahora, aunque también tenemos ejemplos en la realidad. Todos nos acordamos del ‘culebrón’ -por llamarlo de alguna forma- que tuvo lugar en Estados Unidos hace unos meses y quedó zanjado con un escueto comunicado. “Hemos logrado acceder exitosamente a la información guardada en el iphone de Farrook. Ya no requerimos la ayuda de Apple”.

Con estas palabras, el Gobierno de Estados Unidos zanjaba un asunto, que había llegado a los tribunales, cuando el gigante tecnológico negó al FBI desbloquear el iphone de un atacante.

Apple garantiza seguridad absoluta al usuario de iphone. Obedecer esa orden del FBI suponía echar por tierra uno de sus valores más característicos. O al menos así lo percibían ellos, de ahí su negativa a colaborar con las fuerzas de seguridad, aunque se tratara de un delincuente.

casa inteligente domotica

Que al final el Gobierno de Estados Unidos consiguiera desbloquear el aparato, tras varias semanas de trabajo, ha supuesto sin duda un varapalo para Apple, que le habrá llevado a intensificar sus esfuerzos para hacerlo indescifrable.

Y ésta es la batalla de muchas de las empresas tecnológicas: garantizar la seguridad. El Internet de las Cosas va a hacer que cualquier aparato, por sencillo que  parezca, pueda estar conectado a Internet. Y eso requiere un plus de seguridad. Los hogares serán más inteligentes, ya que todas las órdenes estarán automatizadas -climatización, calefacción, persianas…-, habrá electrodomésticos inteligentes y podremos controlarlo todo con una aplicación de móvil. Esto tiene sus ventajas; que los aparatos estén conectados nos permiten:

  • Encender o apagar la calefacción a distancia.
  • Encender la lavadora, aunque no estemos en casa.
  • Tener un consumo eficiente y no malgastar más energía de la necesaria.
  • Cámaras de videovigilancia.
  • Regar el jardín de forma automática.

Pero también sus inconvenientes. Tener una casa domotizada y conectada a Internet puede tener sus riesgos, ya que está expuesta a que un ataque informático acabe entrando en nuestro lugar más íntimo, que es nuestro hogar.

El Internet de las Cosas va a hacer que cualquier aparato, por sencillo que  parezca, pueda estar conectado a Internet y eso requiere un plus de seguridad.

Otros desde un ordenador pueden entrometerse y obtener información privilegiada. Saber nuestros horarios de estancia en casa o conocer los objetos de valor que tenemos en casa, y el lugar donde lo guardamos, puede ser de gran ayuda para ladrones y atracadores.

En este campo, a las empresas de domótica todavía les queda mucho recorrido por andar. En realidad, es una batalla en la que no deberán bajar la guardia nunca. Y menos ahora que han entrado con fuerza los sistemas domóticos inalámbricas. Según los expertos, la solución podría estar en la tecnología de cifrado de datos y las de ocultación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies