Seguridad en electrodomésticos domóticos

La tecnología nos ha hecho cambiar de tal forma que, sin darnos cuenta, una casa inteligente puede ser suficiente para buscarnos un problema. Hablamos de las instrusiones de seguridad. ¿Imaginas que alguien comienza a operar con tu IP? ¿O que se introducen en tu sistema de cámaras y usan las imagenes para sacarte algo? Son cosas que, hasta hace nada eran de película, pero que ahora mismo se podrían dar en cualquier casa con domótica instalada.

La seguridad total en informática no existe, eso no se puede discutir. Pero si podemos poner en problemas a los que ansían meter sus manos en nuestros sistemas informáticos. Las casas digitales no están libres de ataques informáticos. Y es que, realmente, estos hogares dependen de redes como las que se han hackeado toda la vida. Veamos cómo ponerlo difícil.

Es complicado que alguien pueda acceder a los modulos de control pero sí pueden introducirse en la red que lo controla todo. Especial cuidado debemos tener si, por ejemplo, tenemos cámaras de seguridad o elementos que, una vez vulnerados, ponen en juego nuestra seguridad. ¿Tienes todos tus componentes domóticos instalados en alto y con tornillos antirrobo? Sí es así, hemos empezado bien.

Mantener la domótica en buen estado

Primer elemento a vigilar: el router. Olvida las contraseñas y el nombre de red que viene por defecto. Hay que cambiarlos y poner una contraseña compleja, para alejarse de ese 26% de la población que no lo hace. “Con el SSID (el nombre por defecto de la red) hay calculadoras que mediante un complejo entramado de cálculos, conseguiría la clave sin ningún tipo de problema con unos minutos de trabajo”, aseguran desde Domótica Doméstica. No olvides tampoco que puedes activar el filtrado MAC, con el que solo puede acceder a tu red Wifi los dispotivos que tu autorizas previamente.

La prueba de que los routers siguen siendo elementos vulnerables llega en forma de ataque informático. Valga como ejemplo el que en noviembre de 2016 afectó a millones de estos aparatos en Europa. Un ‘malware’ tuvo la culpa de ella, de hecho, atacó un protocolo directamente relacionado con la seguridad de las casas domóticas. Un problema informático que debemos asegurarnos de no tener en nuestro ordenador o nuestros móviles.  “Se ha relegado el ‘router’ a la categoría de ‘commodity’ y la gente no le da valor”, aseguraba para el El Confidencial José Carlos Norte, CEO de EyeOS.

Norte lanza un buen consejo: darle al router la importancia que tiene, invertir dinero en uno “de un fabricante de calidad”, que además se ocupe de mantener el equipo actualizado para hacer frente a las amenazas constantes. Con los móviles esta parte es algo más fácil, porque tanto los Android como los dispositivos de Apple se actualizan de forma constante y automáticamente.

Hackeo del móvil

Proteger de virus el teléfono movilTener los equipos en buen estado alejará a los instrusos de nuestros electrodomésticos conectados. El segundo elemento importante es, cómo no, el teléfono móvil. La clave de la domótica la tienen los smartphones.  “Cuatro de siete kits de seguridad de casas inteligentes son inseguros”, decían en el 2014 fuentes de AV Test. Cuando la domótica eclosiono, nadie pensó que se podría poner en problemas a tu vecino a ‘punta’ de móvil y no a punta de pistola. Por ello, desde la empresa Kaspersky (experta en seguridad informática) decían por aquel entonces en el diario ABC que las casas inteligentes se habían concebido “con un pobre nivel de seguridad”. Evidentemente, con los años este problema ha mejorado bastante, y tenemos al alcance de la mano las herramientas necesarias para evitarlo.

El móvil tiene la llave. Igual que se protege una clave wifi hay que cuidar y mimar el movil. Lo primero que más insisten los expertos para tener el móvil limpio es NUNCA conectarse a un wifi público. Es la fuente de peligro más evitable. Y, por supuesto, no compartir tus contraseñas con nadie. “Hoy en día existe una amplia variedad de programas para proteger el Smartphone, gratuitos y de pago”, recuerdan desde Universia. Un buen antivirus en el móvil nunca molesta y puede evitar algún disgusto.

Hackear dispositivos móviles a través de mensajes es una práctica común. Cúrate en salud: si ese link que te dicen que pulses no te da confianza, no lo pulses. Y recuerda también que ningún banco y ninguna empresa te pide que les envíes tus contraseñas. Si eso ocurre, es que algo falla. “Tampoco conviene que descargues apps a través de mensajes de texto, otra forma muy común de los hackers para introducir malware en tus dispositivos”, concluyen las mismas fuentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies