Reducir gastos

Soluciones domóticas

El mercado va más rápido que el consumidor; se adelanta a sus necesidades, pero sobre todo las crea. Hace dos décadas vivíamos felizmente sin un teléfono móvil y, ahora, es algo totalmente necesario, del que no podemos prescindir. Y no sólo un teléfono al uso, sino que necesitamos un ‘smart phone’. No deja de ser curioso ver cómo hay personas mayores que viven tranquilamente sin este pequeño aparato que nos acompaña al resto de los mortales. Cuando nos referimos a personas mayores, hablamos de gente a partir de 70 años, porque por debajo de esta edad es bastante común que todos tengan su smart phone. Es decir, pronto dejará de haber adorables abuelos sin móvil. Es más los abuelos de nuestros hijos ya no son como los nuestros, tienen un móvil en su bolsillo.

Remote home control system on a digital tablet.

Después de esta reflexión sobre las necesidades que nos crea el mercado, hablaremos de las casas digitales, que en el fondo no deja de ser lo mismo. Ahora  las casas digitales están relegadas a los más tecnológicos, pero llegará un momento en el que será algo bastante común. Más que nada porque instalar domótica en casa es cada vez más fácil y más barato. No necesitamos hacer grandes obras ni reformas. Son dispositivos que colocamos en distintos puntos de la casa y que, gracias a su diseño y tamaño, pasan totalmente desapercibidos.

Además, los fabricantes ofrecen packs específicos para que empecemos poco a poco, lo cual se agradece. Por ejemplo, si nos preocupa en primer lugar la eficiencia energética hay packs, que habitualmente se componen de 3 dispositivos- para controlar la climatización y ahorrar en la factura de la luz.  Si, en cambio, preferimos la seguridad, podemos empezar con un pack de seguridad e ir añadiendo el resto al ritmo que queramos.

Todo controlado desde un mismo aparato

Las grandes compañías tecnológicas se han sumado también a la era del Internet de las Cosas (IoT). Amazon tiene un asistente de voz dotado con inteligencia artificial llamado Alexa, al que le podemos pedir muchas cosas: poner la música, controlar la temperatura, leer las noticias o incluso el fragmento de un libro… El precio es bastante económico y eso  ha hecho que se hayan vendido ya 3 millones de unidades. Dado el éxito que ha tenido, Amazon ha sacado también otras dos versiones: Tap y Echo Dot.

Pero no solo las grandes compañías tecnológicas trabajan el IoT, también otras que, aparentemente no tienen nada que ver con este campo. Sin embargo, son conscientes de que el IoT es el futuro más próximo –o incluso ya el presente- y saben que si se descuelgan, vendrán otros competidores. Un ejemplo de ello son las marcas de electrodomésticos, con sus frigoríficos o lavadoras inteligentes o empresas de electricidad, que han lanzado al mercado sus bombillas inteligentes.

¿En qué consisten estas bombillas?

Las LEDs inteligentes de Belkin se pueden programar y controlar a distancia. Podemos comprar este pack, que se compone de un hub y dos bombillas, fácilmente, ya que lo encontramos en Amazon a un precio razonable, que ronda los 70 euros.

Five bulbs on a blue background and one of them is glowing.

Five bulbs on a blue background and one of them is glowing.

Por otro lado, las bombillas inteligentes de Philips tienen todavía más prestaciones, pero eso conlleva también que sean más caras que las Belkin.

Y hablando de casas digitales, hay una iniciativa que ha llevado a cabo la Fundación ONCE en España que merece la pena comentar. Ha rotado por distintas ciudades españolas, para que conozcamos los beneficios de la domótica para todos, pero especialmente para las personas que presenten alguna discapacidad o dificultad, como las personas mayores.

¿Qué podemos encontrar en esta casa?

  • Alfombras con detección de presencia.
  • Balizas desarrolladas por Ilunion para facilitar a las personas con discapacidad visual localizar objetos cercanos.
  • Una smart tv Samsung premiada en el CES 2016 en la categoría de tecnología accesible.
  • Armario con almacenaje motorizado
  • Una mirilla digital

La vivienda está pensada para que la visiten profesionales del sector de la edificación, escuelas de diseño industrial, empresas relacionadas con la construcción, el urbanismo, la accesibilidad y la domótica, Administraciones públicas, asociaciones de personas con discapacidad y la sociedad en general, según informa la Fundación ONCE

En total, la casa alberga más de cien  soluciones tecnológicas y ha pasado  ya por otras ciudades, además de Zaragoza, como Madrid, Pamplona, Logroño, Bilbao, Valladolid, Valencia…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies