¿Qué es la CEDOM?

¿Para qué sirve esta asociación? Si solamente somos unos humildes mortales, ¿nos puede ayudar en algo? Todas las respuestas que estas buscando en este post.

Sensor domótico para casa

Tirando un poco de vulgarismos podríamos decir que la CEDOM es la que corta el bacalao de la domótica en nuestro país. Las siglas corresponden a la Asociación Española de Domótica e Inmótica, que se ha erigido como una de las instituciones que más sabe del tema en España. No obstante, esta última afirmación resultaba obvia. Se creó en 1992 cuando un grupo de empresas dedicadas a este mundo se juntaron y pensaron que era el momento de que en España comenzarán a sonar los ecos de la automatización de las viviendas.

¿Qué busca realmente la CEDOM?

  • Evidentemente apostar fuerte por el sector de la domótica como herramienta de presente y futuro.
  • Facilitar la venta de productos, que hoy en día es generalizada en muchos espacios.
  • Impulsar el mercado, que también ha notado los efectos de la crisis.

Fueron, por lo tanto, los encargados de que comenzáramos a escuchar las bondades de automatizar una vivienda  mucho antes del no-efecto 2000. “CEDOM es la única Asociación a nivel nacional que reúne a todos los agentes del sector de la Domótica/Inmótica en España”, aclaran en su espacio web. Es decir, en un mismo espacio conviven -entre otros- fabricantes, distribuidores o instaladores.

“El principal objetivo de CEDOM es aumentar la implantación de la domótica y la inmótica en España a través de la promoción de la tecnología sin diferenciación de sistemas ni protocolos de comunicación”, reza en su presentación ante el mundo.

A día de hoy, para los actores de este mercado se plantean muchas variables para ser miembro de la CEDOM,  con sus ventajas asociadas en función de la aportación: desde una pequeña aparición en la web hasta ser miembros de pleno derecho, con participación en los órganos de gobierno y en los grupos de trabajo. Para las empresas, participar activamente tiene relevantes beneficios, ya que encuentran un altavoz perfecto a su actividad, que no es poca en un sector que evoluciona cada día.

Evaluación de instalaciones domóticas

A pesar de que muchos usuarios domóticos no habrán entrado nunca al espacio del CEDOM, sus aportaciones de interés a este segmento, como era de esperar, son variadas. Una de ellas es la evaluación de instalaciones domóticas, para lo que existe una tabla con la que se puede determinar el nivel de domotización de nuestro hogar, oficina o similar. “Un sistema se considera domótico si alcanza el Nivel 1 de la tabla de niveles CEDOM”, aclaran en el propio espacio web.

No obstante, se debe matizar que la tabla online del CEDOM no es el único asistente que permite conocer estos niveles. En la red existen varias opciones que nos definen el nivel de automatización para saber si esos cuatro detectores que tenemos en el pasillo conceden a nuestro hogar el título de “domótico”.

Otros usos relevantes de la evaluación domótica:

  • Definir el nivel de domotización que queremos/necesitamos para nuestra casa.
  • A los promotores les permite conocer el nivel de domotización para una promoción de viviendas.
  • A los integradores o instaladores les aporta una idea de qué necesidades tiene un cliente concreto.

La tabla se divide en dos bloques y lo mejor es verla para sacar conclusiones. Su uso es muy intuitivo y en el momento que está cumplimentada podemos saber si nuestra vivienda es de nivel 1 (cumple con lo mínimos exigibles), nivel 2 (si le hemos dedicado algo más de presupuesto al asunto) o nivel 3, considerado excelente y a la altura de una elevadas exigencias.

Certificación energética

Antes de vender o alquilar una casa,  el arrendador o vendedor tiene la obligación de cumplir con el trámite de realizar la certificación energética de la misma. Es decir, dejar por escrito al futuro dueño cuál es el consumo de energía de la vivienda.

En su afán por reconocer el papel de la domótica, el CEDOM hace tiempo que propuso al ministerio competente en la materia un “procedimiento para que se contabilice la aportación de la Domótica y la Inmótica para la mejora de la eficiencia energética de los edificios”, aseguran.

La idea es que sea un documento reconocido y de prestigio dentro del sector. “Su publicación significará un gran avance para el sector de la Domótica y la Inmótica”, corroboran en su espacio web. Si la proposición versa de reconocer el poder de la domótica en este aspecto, la primera conclusión es clara: los actuales programas informáticos reconocidos por el ministerio de Industria no tienen en cuenta lo que la domótica hace por la eficiencia, que es mucho.

Y para que la lucha siga no hay nada como corroborar los resultados de una fórmula llamada al éxito: “Son ya cuatro las instalaciones que han conseguido mejorar un nivel su calificación de eficiencia energética gracias a la aplicación de este procedimiento elaborado por CEDOM”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies