Profesionales para la instalación de domótica

Si comienzo nombrando la especificación EA 0026:2006 de AENOR, probablemente pocos sabrán de lo que hablo. No, no cerréis todavía la pantalla de vuestro navegador y continuad leyendo, que toca abarcar un tema interesante. Esta certificación se refiere a los denominados integradores domóticos, que en pocas palabras son los profesionales y/o empresas que en nuestro país tienen la capacidad y los conocimientos para gestionar instalaciones domóticas. Son profesionales multidisciplinares, que tienen que tocar varios ‘palos’ en su trabajo: la parte fundamental que son las instalaciones eléctricas y otros campos como la climatización, seguridad o tecnologías de la información.

ferias-domotica

En España existen varios niveles de formación para aquellos que se decantan por la instalación de sistemas domóticos:

  • Formación oficial en los grados de formación profesionales, masters universitario o curso de postagrado. Muchos Ingenieros de telecomunicación acaban obteniendo la certificación para trabajar en este sector.
  • Formación no reglada: existen cursos de especialización en universidades, centros de formación de empleo o incluso las propias empresas, que siempre apuestan por tener a los profesionales mejor formados.
  • Formación homologada: se trata de una vertiente que no proporcionan certificaciones oficiales, aunque sí que sirven para adquirir elevados conocimientos técnicos muy valorados dentro del mundo profesional o por los distintos organismos privados internacionales.

En pocas palabras, el profesional que se ocupa de instalar domótica en viviendas tiene la misión de diseñar, asesorar, vender, instalar y, por supuesto, ofrecer servicios de mantenimiento a sus clientes. Importante: antes de instalar cualquier sistema domótico es fundamental recabar información y visitar a un instalador. Se trata de ver cómo funcionan los sistemas por los que estamos interesados e incluso acudir a una vivienda ya automatizada para ver su funcionamiento en directo.

Obras necesarias

“Se puede instalar un sistema domótico en cualquier tipo de vivienda”, aseguran desde el Ministerio de Industria. La domótica tiene hueco tanto en viviendas de nueva construcción como en las que llevan ya muchos años construidas y habitadas. Son muchos los que, no obstante, aprovechan determinadas obras de rehabilitación para lanzarse a la instalación.  Los profesionales no lo ocultan: es infinitamente más fácil instalar un sistema domótico es una vivienda en fase de construcción. Solo de esta forma podemos evitar las obras necesarias para el cableado.

No obstante, la domótica tiene la ventaja de ser un sistema escalable: se puede comenzar desde una instalación sencilla y avanzar en función de nuestras necesidades en el tiempo. El instalador/integrador es el responsable de confirmarnos si el sistema domótico que nosotros queremos es integrable.

app domotica

¿Con o sin cables?

Para las casas que ya están construidas, los especialistas lo tienen claro: la domótica inalámbrica es la mejor opción para, precisamente, evitar las incomodas obras de instalación de cableado. A pesar de los consejos especializados, la última palabra la tiene el interesado después de valorar los pros y contras de ambas opciones. Hay otra opción con la que ahorrar obras innecesarias, aunque para eso nuestra casa debería haberse acogido al proyecto ‘Hogar digital’, con el cual todas las viviendas de propiedad horizontal que lo soliciten pueden levantarse con una preinstalación para domótica hecha. En caso de existir, se facilitan mucho las cosas al instalador. Si esto no ocurre, es necesario ‘picar’ en las paredes para instalar los tubos, registros y cableados que necesitemos para nuestra vivienda.

Esta última opción se puede hacer de tres maneras diferentes, según mi ingeniero de cabecera:

  • Instalar el cableado en superficie con canaletas, aunque no es una opción que suela resultar muy atractiva.
  • Usar los tubos y los que ya están instalados para otros servicios como la televisión o el teléfono.
  • Usar una combinación de ambas opciones, e incluso combinar sistemas de cableados con inalámbricos.

Para las viviendas que están en fase de construcción son muchos los que no tienen dudas: se debe equipar con tecnología KNX o similar (de protocolo abierto) puesto que sus posibilidades son prácticamente ilimitadas. Para los que se quieran ahorrar el trámite de las obras para la instalación, el sistema ZWAVE es uno de los más relevantes del momento, que utiliza tecnología inalámbrica con bajo consumo de energía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies