Prevención de accidentes domésticos

Si quieres que tu casa esté mucho más segura contra los accidentes más habituales, no tengas dudas: recurre a la domótica. Puedes encontrar una gran diversidad de sistemas que controlar que todo va bien detro de casa y te avisan si algo se tuerce y se deben tomar decisiones.

Muchos de los accidentes que tienen lugar en casa se pueden prevenir. No solo con las precauciones habituales que se han tenido en cuenta toda la vida; ahora también es la tecnología la que se puede encargar de que no haya sustos en el día a día. En la domótica está todo pensado: alarmas ante catástrofes, cerraduras eléctrónicas, cámaras de vigilancia por streaming, etc. Las opciones son variadas en el campo de la prevención de accidentes domésticos.

Simulación de control de una casa domótica

Tal y como aseguran desde la Asociación Española de Domótica e Inmotica (CEDOM), una de las misiones principales de esta tecnología es dotar de mayor seguridad a los hogares “mediante la vigilancia automática de personas, animales y bienes, así como de incidencias y averías”. Palabra de expertos.

Soluciones hay muchas, solo hay que saber qué necesitas para tu casa y cuáles son tus necesidades concretas. Una base de todo puede ser las cámaras de vigilancia, que ahora es posible controlar a distancia desde el teléfono móvil allí donde quieras. Es la mejor manera de tener una casa controlada las 24 horas y saber al instante qué está pasando. No olvides que los sistemas de vigilancia cerrados no son lo mismo que las cámaras que se pueden implementar en un sistema domótico. Pero nunca olvides que los peligro en un hogar no siempre proviene del exterior de la vivienda.

Seguridad en una casa domótica

Para el interior de la vivienda, no solo puedes echar mano de las cámaras de vigilancia. Hay muchas más opciones, pero en el campo de la prevención de los accidentes domésticos destacan, sin duda, las alarmas técnicas o detectores de catástrofes. Que suenan muy mal, pero son las que se encargan de avisarte si en tu casa ocurre algo del estilo de una inundación, fuego o escape de gas.

  • Alarmas contra incendios: de las más tradicionales. Aunque han pasado de una simple alarma que pone en guardia a todos los vecinos a ser un sistema que te avisa a ti e incluso a los bomberos. Con estos sistemas puedes ver qué se está quemando y tomar decisiones en tiempo real.
  • Sensor de inundación: si el agua se desborda, se activan las denominadas eletroválvulas. Además de avisar al dueño de la casa, el sistema domótico puede tomar la decisión de cortar el agua y drenarla hacia el exterior.
  • Alarmas por fuga de gas: el gas ha perdido terreno, pero sigue estando presente en muchos hogares. Actúa de forma muy similar a la alarma anterior, ya que cierra el paso del gas en el caso de que detecte una fuga.

Tecnología para tu seguridad

A los anteriores también se le puede añadir los sensores de monóxido de carbono o los de fallo de suministro eléctrico, puede que dos de los menos conocidos que hay en el mercado.

Aunque sean los menos conocidos, su funcionalidad es prácticamente la misma en todos los casos. En el caso concreto de las alarmas por fallo de suministro eléctrico, es tan sencillo como que el sensor envia una señal a la central de alarmas y te avisa a ti por teléfono de que algo no va bien. Es la mejor manera de reaccionar ante un caso de corte de corriente. Un sensor realmente importante es una sociedad en la que tantas están conectadas, y en la que es imposible imaginar una vida sin electricidad.

Este tipo de sensores cuentan con algunas ventajas que les hace muy atractivos para la instalación en las viviendas. Son bastante discregtos y la instalación es tan fácil que, directemente, los expertos aseguran que no necesitan instalación. “Incluso hay modelos con un enchufe en los que basta con conectarlos a la toma de corriente”, señalan desde Leroy Merlin, que incluso detallan que se pueden colocar en la vivienda detectores volumétricos para controlar el acceso de mascotas a determinadas estancias del hogar. Estos detectores advierten “de la presencia de animales de hasta 40 kilos de peso”.

De cara a la instalación correcta de los sensores en casa para la prevención de los accidentes domésticos, estas mismas fuentes recuerdan que se deben colocar “en los pasillos de la casa” y nunca “nunca sobre fuentes de humo o de gas como la cocina o una estufa”. Las razones son obvias: si los colocamos ahí es posible que pases el día colgado de la alarma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies