¿Qué permisos necesito para tener un hogar domótico?

Introducirse en el mundo de los hogares domóticos puede no ser fácil desde el aspecto legal. La normativa en nuestro país es un poco extraña, y solo los instaladores saben exactamente qué permisos se deben cumplir. Nuestra recomendación siempre es la misma: si quieres domótica, acude a los especialistas en la materia.

Hogar conectado¿Estás pensando en convertir tu casa en hogar inteligente? Es evidente que desde este blog aplaudimos tu decisión. Como futuro usuario debes saber que, dependiendo de qué quieras instalar en tu casa, no deberás cumplir con unos requisitos muy específicos. Desafortunadamente, la legislación que regula la domótica en España es muy exigua y no termina de quedar clara a los usuarios. No obstante, nuestra recomendación siempre es la misma: si quieres instalar domótica, acude a una empresa especializada para evitar problemas.

No obstante, todo depende de qué tipo de instalación quieras en tu casa. Si optas por instalaciones sin cableado todo es mucho más sencillo de lo que parece. Pero si te fías más de lo tradicional y solo te fías del cable, recuerda que eso implica obras y por lo tanto necesitarás a una empresa especializada que tramitará todos los permisos necesarios. La licencia de obra menor será fundamental en este caso y para eso un experto se encarga de certificar que nada de lo que vas a instalar afecta a la estructura del edificio

Recordamos: instalar domótica se puede instalar solo con poner uno detectores de luz en los pasillos. Evidentemente no es necesario pedir permiso para ello. Puede que no ocurra lo mismo con la instalación de cámaras de vigilancia (puede entrar en juego la protección de datos) o de alarmas (que pueden estar reguladas por ordenanzs municipales de ruido). Pero si tenemos la intención de convertir nuestra casa en un verdadero hogar inteligente, lo mejor que podemos hacer es certificar nuestra instalación.

La regulación domótica en España ¿trabas o facilidades?

Los llamados presciptores de domótica son los que conocen al dedillo todos los requisitos legales que una instalación tiene que cumplir en cada caso. Según la Asociación Española de Domótica e Inmotica (CEDOM), un presciptor puede ser “un arquitecto, una ingeniera, un instalador o un integrador de sistemas”. El caso es que todas ellas son figuras respetadas dentro de este mundo, ya que saben qué tipo de domótica le conviene a cada vivienda.

Uno de los vínculos legales más importantes nació en 2008 bajo el nombre de ‘Reglamento de Certificación de Instalaciones Domóticas’, del que ya hemos hablado en otras ocasiones. Esta norma establece los requisitos mínimos que debe cumplir una instalación para funcionar de forma correcta y le dice a los instaladores qué requisitos debe cumplir para que sea evaluada de forma correcta.

En España existen 3 niveles de domotización. El nivel 1 es el mínimo exigible, el considerado como más básico para poder llamarlo domótica. Evidentemente, el nivel 3 es el más avanzado. Actualmente, según la norma solo pueden solicitarse certificaciones para instalaciones que parten del nivel 1 de domotización y, según la misma normativa, solo pueden pedir esta certificación los instaladores o integradores de domótica. Es decir, tu como usuario no puedes pedirle a AENOR (quien emite la certificación) que haga lo propio con la domótica que han instalado en tu casa.

La certificación domótica tiene una validez de cinco años y a los usuarios les sirve para asegurarse de que esa instalación cumple con toda la legislación vigente, que dispone de un servicio de mantenimiento que nos cubrirá en caso de averías y que toda la instalación está en perfecto estado de revista.

Un hogar ¿al alcance de todos?

La domotica es escalable y, por lo general, no excesivamente cara. Podemos empezar por instalaciones simples: detectores de presencia o reguladores de luz. Todo ello se puede comprar en tiendas especializadas del hogar. Aunque dos párrafos más abajo subiremos la apuesta, desde el sector aseguran que se puede poner la piedra domótica en casa por unos 300€. ¿Es una inversión elevada teniendo en cuenta el nivel de ahorro que se genera? Más datos al respecto: con una gestión inteligente de los electrodomésticos se pueden obtener ahorros de hasta un 30% de nuestro consumo.

No obstante, el valor económico hay que valorarlo siempre en más aspectos que el gasto. ¿Qué queremos decir? Que una gestión inteligente de un hogar supone ahorrar a lo largo de muchos años agua, electricidad y combustibles. Ahorros más que significativos en todas nuestras facturas.

Los expertos coinciden en señalar que la domótica ahora mismo está al alcance de casi cualquier persona. Por unos 600€ se puede tener un sistema decente que cumpla con lo que deseamos. Lo importante es preguntarse siempre primero: ¿Qué queremos que la domótica haga por nosotros? Las instalaciones sin cables son mucho más baratas y las puedes hacer tu mismo, pero incluso muchas obras para cablear se han con un solo par trenzado, lo que implica ahorros económicos en la mano de obra, por ejemplo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies