Diseños de cocinas de famosos

Hoy vamos a hablar aquí de diseños de cocina a veces novedosos, a veces todo lo contrario y a veces… sencillamente llamativos sin más. Además nos vamos a poner un poco en plan “Hola!” y vamos a fisgonear en las cocinas de algunos famosos. Y ojo, que lo que todos sabemos aquí también se cumple.

Es decir, que el tener dinero no es garantía de nada, si hablamos de buen gusto. Pero por lo menos puede ayudar a tener una buena asesoría y a no escatimar en calidad, ¿no? Tampoco le vamos a hacer ascos a eso, así que de momento echemos un vistazo indiscreto.

 

Las cocinas de los famosos

La cocina de la actriz Sarah Jessica Parker me parece un lugar muy agradable tanto para comer como para estar reunido con la familia. Tiene un toque vintage en la versión norteamericana basado principalmente en la combinación de baldosas blancas y negras a la que habría que sumar unos taburetes metálicos de corte antiguo. El color de la isla protagoniza el conjunto, al tratarse de un rojo carruaje que dinamiza la estancia pero con el toque justo de tono apagado para que no resulte demasiado invasivo al ojo.

Cocina de Sarah Jessica Parker (Katie @ J&K Homestead)

Y con la mezcla de conceptos no necesariamente vintage se crea una sensación de diseño retro que no necesita de más aditamentos (tanto es así que los electrodomésticos y armarios son totalmente actuales). Es decir, que de una forma sencilla y natural se ha llegado a tener un lugar evocador pero nada pretencioso.

La cocina de Gwyneth Paltrow, en cambio, sí que me parece un poco pasada de rosca. Evidentemete el espacio es una maravilla y toda la cocina es una fantástica luminaria natural. Pero yo, que no soy ninguna fan del minimalismo, encuentro un pelín recargada la cocina en un intento de no sabría decir muy bien qué.

Gwyneth Paltrow… algo falla (Foto Catherine Abecassis)

Entiendo que ha querido buscar un estilo rústico incluso jugando con el envejecimiento de algunos materiales (como se puede apreciar en las lamas del parqué) pero en mi opinión se le ha ido la mano añadiendo a un conjunto que podía haber resultado muy interesante conceptos como esas especie de sillas como de cónsul romano frente a una gran mesa corrida sobre una especie de tarima un poco incomprensible. La elegancia que esta cocina podía haber tenido queda un poco rota con una serie de recipientes de cocina colgando del techo al lado de una lámpara de pantalla plisada. O una cosa o la otra, pero se crea una asimetría en el aire que no es que no me guste (que tampoco) sino que no la puedo entender.

Por otra parte, algo que me enerva de esta cocina, ¡es que sus elementos por separado me gustan mucho! Es la combinación de los mismos lo que me parece que está fuera de lugar. Así que sigue intentándolo, Gwyneth.

En cambio la cocina de Roberto Cavalli me parece sí querer y sí poder. ¡Qué maravilloso suelo! ¡Qué preciosa cocina de gas! Y aquí Cavalli se hace eco de algo que ya hemos dicho otras veces en este Blog: la campana extractora de humos de nuevo se hace en esta cocina la reina, combinando dos colores cuya combinación va camino de convertirse en clásico total: el negro y el dorado.

El rústico perfecto de Roberto Cavalli

La propuesta elocuentemente retro toma carta de naturaleza en las maravillosas baldosas tostadas y negras de la pared, así como en esa curiosa encimera de ¿piedra? que podría hacer las veces de fregadero (cosa difícil de imaginar) o de tumba de algún rey medieval (pues igual esto tampoco es). De todas formas, para qué insistir, ¡con esa preciosa mesa redonda de madera no hacía falta esforzarse más!

Anne Hathaway. Si ya esta chica me cae bien de por sí, ahora con esta cocina sigue haciéndolo. ¡Aunque no puedo negar que le tengo un montón de envidia! Porque logra lo que el minimalismo casi nunca consigue, que es gustarme mucho. Aquí la combinación de líneas y muebles funcionales con muy pequeños toques de calidez, como los de las dos lamparitas que penden sobre una sencillísima isla. ¡Pero madre mía, qué pedazo de isla! Por otra parte la combinación de colores de negro, blanco y metal es sencillamente fantástica. Para quitarse el sombrero. ¡Y ya de las vistas mejor ni hablamos!

Anne Hathaway, qué maravillosa sencillez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies