Minimicros

Este es un concepto que como mínimo resulta gracioso, ¿no? O al menos a mí me lo parece. ¿Cómo sería? Algo que está diseñado para ser pequeño, pero… ¡más pequeño todavía!

 

Con todas las funciones

La primera función de los microondas pequeños es su pequeñez. De acuerdo, obviedad al canto, pero es que realmente, ¿siempre han sido pequeños estos electrodomésticos? ¿Muy, muy pequeños? Pues al principio de los tiempos tampoco lo eran tanto.

A donde quiero ir a parar es al hecho de que en sus inicios no satisfacían para tanto las necesidades de alguien que tuviera una cocina con problemas reales de poco espacio.

En este Blog se ha aconsejado alguna vez el no tener microondas de menos de 25 litros de capacidad. Porque a la hora de la verdad, si hay que calentar un recipiente ligeramente grande o una botella alta, habrá que ser muy habilidoso para que el asunto encaje. Eso sí, todavía más veces hemos dicho que cada cual con sus circunstancias. Y claro, para un soltero con cocina pequeña, pues tal vez no sea necesario llegar a los 25 litros. Es más, igual hasta sea un desperdicio.

Minimicros. Ideales para cocinas pequeñas.

De ahí que ahora, y de esto se puede alegrar un amplio sector de la población, los micros son más micros. O, mejor dicho, no es que sean más micros, es que hay más modelos de micros. Creo que se me entiende.

Y esto significa que hoy en día nos encontramos con una variedad mucho mayor de micros realmente minis. Es decir, con una capacidad de menos de 20 litros. Mucho más fáciles de encajar en cualquier rincón, mucho más sencillos de adaptar a la estrechez.

Uno de los más característicos, por sus formas redondeadas, es el Whirlpool MAX 38 SL. No se suelen ver a menudo microondas rematados en curva tanto en la parte trasera como en las aristas, pero su imagen es desde luego una de las más amables de las vistas en este tipo de aparatos. Parecido a este modelo en el planteamiento del “remate” de las aristas y vértices es el modelo de Silva Schneider una empresa española pero que en España tiene muy poco predicamento ya que está más volcada en la exportación. El nombre del modelo es bi kitchen microondas mini 150.

No obstante, volvemos al tema de las funciones. Lo más importante, lo que no debemos dejar de tener en cuenta a la hora de comprar un electrodoméstico de dimensiones reducidas es que éste disponga de las más necesarias, las que son del todo irrenunciables.

Estas serían las siguientes:

– Plato giratorio.

– Resistencia.

– Función de descongelado.

Mientras que Bosch HMT75M451, Samsung GE731K o Siemens HF1G561 serían otros tres modelos que reúnen los requisitos comentados.

 

Ideales para pequeñas cocinas… y para fuera de ellas

Pero también ideales para fuera de las pequeñas cocinas, e incluso para fuera de casa. ¿Cómo? Pues sí. Hablábamos antes de microondas más pequeños todavía, pero lo que es más: ¡los hay más móviles todavía! Son cosas que se van descubriendo a medida que se escribe sobre este mundo de los electrodomésticos, y son una maravilla. Efectivamente, lo que estoy diciendo es que existe una modalidad dentro de los microondas pequeños de los que por supuesto hablaré más adelante.

El modelo mini de Maplin Electronics es… portátil (foto de la web del fabricante)

Veamos. Es la empresa Maplin Electronics la visionaria casa que ha sacado al mercado la posibilidad nunca antes vista de sacar de tu casa el microondas para llevártelo donde quieras. Por ejemplo, de excursión. Pero es que además no se trata de un microondas especialmente pequeño, que es lo que uno se podría imaginar cuando piensa en un micro portátil. Con unas medidas de 25 cm de alto y 35 cm de anchura.

Pero es que, además, es un micro que, pese a lo que podríamos pensar, no carece de funciones muy importantes. Es más, de las que le exigimos a cualquier otro tiene, por lo menos, las básicas. 700 W de potencia le avalan. Y ok, no es una barbaridad de fuerza, pero si tenemos el tipo de uso que probablemente se le va a dar a este aparato (recalentar la comida, por ejemplo) concluiremos que no es que necesite mucho más. Eso sí, para llegar a esa potencia (800-1000 W sería lo aconsejable para un micro “convencional”) hay que usar la batería del propio coche. Mientras que usando su mechero se alcanza algo menos de 200 W.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies