Microondas de funeral

Le he puesto este título a esta entrada un poco para despistar, porque en realidad el negro no tiene por qué dar exclusivamente un aspecto triste. Tiene, por supuesto, un componente de riesgo desde el punto de vista decorativo, pero… ¿qué sería la vida sin un poco de riesgo?

 

Seriedad y elegancia

El negro da seriedad

De entrada el negro aporta lo que no tienen otros muchos colores: seriedad y elegancia. Por supuesto que hay colores con los que se pueden obtener diseños serios y elegantes, pero con el negro éstos alcanzan un grado más. Eso sí, hay que tener una cierta precaución para que nuestra cocina no acabe pareciendo la cocina de Darth Vader. Y no sólo porque podría llegar a tener un aspecto demasiado tétrico, sino por una cuestión de volumen. Y es que si la cocina no es grande un frigo, o incluso un horno, pueden llegar a “robar” demasiado espacio. Ya que los tonos oscuros, como es sabido, reducen la sensación óptica del espacio en el que están.

Un clásico que siempre da buen resultado: cocina en blanco y negro

Por eso una opción, si queremos que haya negro en nuestra cocina pero no queremos caer en determinados excesos, puede ser el recurrir a pequeños golpes de color negro combinado con otros tonos más “amables” que protagonicen el conjunto, como por ejemplo el beige o en blanco. Podríamos emplear, pues, el negro en puntos que no concentren nuestra atención, sino que sean un foco indirecto, como el rodapié o un pequeño zócalo, o como un microondas. Otra posibilidad podría ser el emplear el negro en juntas, marcos, o complementos como la cafetera. Lo que pasa es que en ese caso sería (en mi opinión) demasiado poca la relevancia que se le da al color, por lo que quedaría quedando una cocina un poco descafeinada… si lo que pretendíamos era que el negro tuviera una presencia significativa.

Una opción para no saturar puede ser añadir pequeños toques negros como… un microondas

Últimamente se lleva mucho el mezclar el negro con la madera, lo que aunque pueda sonar un poco extraño da un toque rústico a la vez que posmoderno. En el caso de que el microondas no fuera encastrable, y por lo tanto fuese móvil, parece que lo más indicado sería el ponerlo sobre una balda o encimera con veteado de madera, si lo que quisiéramos es probar con este mix.

¿Demasiado tenebroso?

Un contraste con el que me he encontrado y que me resulta muy agradable es el de negro con ladrillo caravista, o con pequeños accesorios de color intenso, como el rojo, amarillo o azulón. Y si se pretende tener un aspecto general oscuro, pero no tener una sensación demasiado opresora, siempre está la posibilidad de instalar los electrodomésticos en gris y un pequeño punto de color negro. El balance sería serio y elegante, pero no se comería tanto el espacio de la cocina. Y podríamos decir… ¡que en nuestra cocina hay negro!

 

No sólo importa el diseño

Espero haberos dado alguna idea, o por lo menos haberos despertado alguna duda si teníais pensado decorar vuestra cocina o simplemente cambiar de micro. Pero además me gustaría subrayar algunos aspectos técnicos. Al fin y al cabo no deja de ser un electrodoméstico que a buen seguro vamos a emplear muy a menudo.

El primer asunto importante concierne a su instalación, porque ¿va a ser encastrado o lo pondremos sobre una encimera? Es importante que tenga un amplio espacio interior, ya que como seguramente la bandeja será giratoria, tenemos que tener en cuenta que habrá recipientes que, según los metamos, en un microondas con poca capacidad no podrían girar sin volcarse y ponerlo todo perdido. Esto es obvio, pero no por ello menos importante: programas. Cuantos más programas, más libertad a la hora de cocinar con un aparato que seguro se terminará empleando más que el horno. Doy por hecho la función de descongelado, pero tampoco renunciaría al grill. El

Negro combinado con otros colores, puede ser una buena opción

grill da un aspecto mucho más apetitoso a los platos, y con él se puede trabajar casi como si fuera un horno, ya que permite dorar, gratinar y asar. Y por último, contar con un microondas que tenga una buena cantidad de potencia. Por debajo de 1.000 W ya se empezaría a quedar un poco cojo.

Vuelvo al negro para sugerir algunos modelos que me parecen bonitos en este color y tienen reúnen las características técnicas de las que os hablo.

Panasonic NN-DF383BEPG

Balay 3WG365NIC

Balay 3WM360NIC

Bosch HMT75M664

Teka ML820BIS

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies