Medidas de seguridad al instalar domótica

¿Hacer inteligente nuestra casa es solo tirar kilómetros de cables? Parece claro que no. Eso teniendo en cuenta que queramos hacer una instalación con cables. En España proliferan los sitios web en los que se anima a realizar instalaciones domóticas con nuestras propias manos pero, si queremos evitar riesgos, lo mejor es optar por las empresas instaladoras. Aquellas que se dedican a ello exigen a sus profesionales una alta cualificación.

¿No lo exigirán por vicio, no? Antes de presumir de casa domótica la fase más importante es la de información. Se debe planificar la instalación y elegir el sistema más adecuado. Es posible que nuestro edificio tenga hecha la preinstalación para domótica y no lo sepamos.

hogar domotico

La seguridad de la casa es una de las principales aplicaciones de la domótica, pero es tan importante como la seguridad en su instalación o la informática. Mantener nuestro sistema a salvo de manos ajenas no es un asunto a ignorar. Si optamos por instalaciones mediante cableado hay que ser conscientes de que hablamos de obras. ¿Somos nosotros los responsables de picar, ‘tirar’ paredes y el cableado? Dejo que vosotros mismos respondáis a la pregunta. Pero yo hago el matiz: parece que no, que deberíamos tirar siempre de los profesionales.

Profesionales cualificados

Para un proyecto de instalación domótica entran en juego ingenieros y proyectos de obras. Hay que tener en cuenta que se deben respetar –o al menos conocer- hasta siete Reales Decretos relacionados con instalaciones eléctricas o seguridad en el trabajo. Además de ello, hay que cumplir con una serie de requisitos para que luego nuestra instalación sea segura por sí misma. Según la KNX Association hay que hacer cosas como:

  • Fijar todos los dispositivos de forma segura, incluso con tornillos antirrobo
  • Ubicar los dispositivos en altura o áreas de complicado acceso
  • “Todos los cables que forman parte de la red nunca deberían ser visibles, y mucho menos en el exterior del inmueble”, aseguran.

Son solo tres medidas de seguridad que hay que tener en cuenta en el proceso de instalación. Sabiendo que debemos actuar de esta manera, ¿no es mejor que lo haga un profesional?

Avanzando con más preguntas y respuestas, lanzo otra aún más importante: ¿Qué debe tener en cuenta un instalador para automatizar una vivienda? Pues, al menos, todo lo que menciono a continuación:

  • Hay que elaborar un plan de seguridad previo y luego vigilar que se cumple durante la obra.
  • Se debe disponer en todo momento de los elementos de seguridad que exige la normativa vigente.
  • Tener planos de la obra y todos los permisos en regla. Permisos locales, autonómicos y nacionales. Los procesos burocráticos muchas veces son ignorados y son un elemento de seguridad pasiva fundamental.

Accidentes más frecuentes

Además de todo lo mencionado, diversas fuentes del sector de la ingeniería destacan la necesidad de que el instalador conozca al dedillo todos los detalles de la oferta de instalación domótica (suele haber un proyecto previo) y cumpla con todos los puntos anteriores.

domotica obras

No olvidemos nunca de que se trata de una obra. Para evitar problemas, los instaladores cumplen con toda la normativa relativa al “Reglamento de Seguridad e Higiene en el Trabajo” y toman medidas preventivas que ayudan a evitar los accidentes más frecuentes en el ámbito de la construcción.

  1. Caídas al mismo nivel: parece los más evitables, pero este tipo de accidentes suman un cuarto del total de los que se producen anualmente. Entre otras cosas se deberían colocar protecciones en las partes móviles de los equipos que se utilicen durante la obra para evitar accidentes como estos.
  2. Caídas de altura: para evitar este tipo de accidentes los instaladores de nuestra casa domótica deberían colocar barandillas en las plataformas que se usan para colocar los sistemas en las alturas seguras.
  3. Accidentes relacionados con la electricidad: si hablamos de domótica hablamos de cables y hablamos de trabajo con instalaciones eléctricas. Resulta clave que los equipamientos electrónicos cuenten, entre otras precauciones, con sus correspondientes tomas de tierra. Se contabilizan más de 2.000 accidentes al año por contactos eléctricos.
  4. Cortes y pinchazos: es el cuarto tipo de accidente más habitual relacionado con la construcción. Para evitarlo los trabajadores son conscientes de la importancia de acometer sus labores con las protecciones adecuadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies