Lavadoras con autodosificación

El concepto de domótica fácil debería estar especialmente orientado a explicarla y disfrutarla. Si es algo complicado, ya no gusta. Evidentemente, instalar un hogar domótico es algo al alcance de pocos. Ojo, hablo de una casa domótica integral. Para dar los primeros pasos puedes valer tú mismo, sobre todo desde que irrumpió con fuerza la domótica sin cables.

Lavadoras y domótica fácil

Pero todo es mucho más sencillo en un hogar conectado, donde se puede huir de la rigidez de una casa domótica, donde todo debe estar gobernado en primer lugar por una centralita, si es que has optado por un sistema centralizado. Atrae mucho más el concepto de aparatos conectados (del Internet de las Cosas, en definitiva) que el de una domótica integral, que en España todavía se asocia (erróneamente) al lujo y a proyectos más orientados a la reforma integral de viviendas para instalarla.

Si tuviera que elegir, siempre elegiré el camino de la domótica fácil, que se integre desde el móvil sin problemas y pase desapercibida dentro de casa. Creo firmemente en que el poder debe estar en la palma de la mano: automatizar los dispositivos conectados, programar tareas en función de mi día a día, crear escenas o directamente interactuar con la casa cuando no estoy. Se podrían poner muchos ejemplos, pero vamos a centrar el tiro en un ejemplo que me parece ideal: las lavadoras con autodosificación y, por supuesto, con conexión a tu móvil.

Lavadoras del futuro

Antes de llegar al terreno de la comodidad: las lavadoras con dosificación automática puede que pasen desapercibidas, pero quien sigue más o menos de cerca la actualidad de los electrodomésticos sabe que encarnan una nueva generación de aparatos que tiene por bandera la misión de hacer más sencilla la vida diaria.

¿Qué ventajas se obtiene de tener este tipo de lavadoras en casa?

  • En primer lugar comodidad. Porque, en función de la marca, tienes dos depósitos de diferentes capacidades para llenar de detergente y de suavizante. Balay, una de las últimas marcas en incoporar esta prestación tiene capacidad para 1,3 litros de detergente y medio litro de suavizante. En función del uso que le des a la lavadora, debería alcanzar los 20 lavados. Cuando ambos productos se acaban, te avisan bien por la pantalla del electrodomésticos o bien con una notificación en el teléfono móvil.
  • Tienen sensores inteligentes capaces de analizar la carga (saben la cantidad, el tipo de tejido y el grado de suciedad) para determinar cuánta agua, electricidad y detergente van a necesitar para dejar impecable la colada. En otra época, esto no importaba: tú metías la ropa que fuera, le dabas al botón de comenzar y gastaba el agua asociada a ese programa sin importar que los resultados pudieran ser iguales gastando menos. Además, los sensores del centrifugado son capaces de analizar el equilibrio de la carga y si ven que no está equilibrada, detienen automáticamente el centrifugado para no dañar la lavadora.

Máxima comodidad

Los dos puntos anteriores ya podrían encarnar perfectamente el concepto de domótica fácil, aunque estrictamente todavía no podemos decir que las lavadoras con autodosificación sean domóticas, ya que no se conectan al resto de la casa. Pero sí que se pueden manejar a tu antojo desde el teléfono móvil.

Gracias a pilotarlo todo desde el teléfono, es tu casa la que se adapta a tus rutinas diarias y no al revés. ¿Cuándo quieres que comience y termine una colada? Solo tienes que teclearlo y cuando haya finalizado el lavado tendrás un mensaje en el móvil. 0 preocupaciones. Incluso ahora aplicaciones como Home Connect (que la utilizan Siemens y Bosch) se conectan con Alexa (Amazon) para que puedas manejar la lavadora mediante comandos de voz.

Cuando tienes una lavadora conectada siempre en la palma de la mano los mejores ajustes para cada colada. Se acabó eso de utilizar el programa automático para todas las coladas, sin importar el tipo de ropa o lo sucia que esté cada prenda. Lo podrás utilizar, claro, pero si programas la lavadora desde el móvil sabrás a ciencia cierta que lo estás haciendo mal. Te aconsejo sacarle provecho, ya que a través de la aplicación correspondiente puedes informar a la lavadora de que hay manchas difíciles en alguna prenda y así usará los ajustes extra necesarios para que salga limpia.

“Con una lavadora i-Dos, hacer la colada es aún más sencillo. Basándose en la dureza del agua y el tamaño de la carga, calcula automáticamente la cantidad de detergente y suavizante necesarias para garantizar unos resultados de limpieza perfectos”, aseguran en la web de Home Connect.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies