Las campanas que marcan el estilo

Ya hemos visto en otros muchos posts que existen campanas extractoras de humos que por sus cuidadas estéticas y sus acabados pasan a formar parte, perfectamente, de un elemento decorativo más dentro de la cocina.

Pero es que hay cocinas que están “presididas” por campanas que no es que sean sólo decorativas. Es que son muy llamativas. De ahí que concentren inmediatamente la atención. Hoy daremos un pequeño repaso a algunas de estas campanas tan sumamente epatantes.

 

Una cocina para impresionar

Comienzo con un modelo, el Onna de la casa Nodor, que por fuerza tiene que llamar la atención al que lo ve por primera vez. Es una especie de

El “imperfecto” modelo Onna, de Nodor.

plano o tríptico a medio plegar, de manera que se genera una cierta sensación de imperfección o de objeto a medio terminar. Es muy especial y diferente no sólo por la disposición de sus tres lamas, sino también por el hecho de que cada una de ellas tiene un color diferente, de manera que también se crea una sensación de alternancia cromática. Tiene un motor de cuatro velocidades y una gran potencia de extracción.

Esta última característica la tienen todas las campanas que se presentan en esta entrada. Ya que en definitiva, más allá del diseño, la capacidad de extracción es lo más importante de ellas. Y por muy bonita o espectacular que sea una campana. Si esta no es suficiente a la hora de aspirar los humos y los malos olores… pues poco hacemos.

Hay un diseño muy extraño. Una curiosa mezcla de campana extractora con microondas. Es decir, en la parte baja estarían los filtros, encima de los cuales está el micro. La campana es del tipo encastrado, que generalmente suelen ser un poco más ligeras y que además no suelen añadir ningún otro aparato además de los que las rodean, que además suelen ser armaritos. No me parece particularmente bonito como diseño, pero sí es cierto que originalidad, dentro del tipo de campanas al que pertenece, no le falta para nada. Es el modelo Chorus, del fabricante catalán Cata.

De Cata y de Nodor habíamos hablado ya por aquí, pero lo que todavía no habíamos visto es nada del fabricante Thermex. Las campanas Thermex,

Chorus, de Cata

además de tener sistemas inteligentes de absorción gracias a cuyos sensores el aparato adapta la potencia de aspiración necesaria al humo que en ese momento haya en la cocina, tienen bonitos modelos en catálogo, más clásicos que los que hasta ahora hemos visto. Un buen ejemplo de los muchos tipos que Thermex tiene en catálogo es (saliéndonos un poco de la temática “espectacular” de esta entrada) las campanas encastrables. Para los interesados en este tipo de electrodoméstico, la verdad es que esta casa pone a su disposición un montón de modelos que por fuerza les han de gustar.

La casa Elica, que en España no es que sea precisamente la más implantada del mercado tiene modelos realmente bellísimos. Como por ejemplo el Juliette, del tipo de los de isla. Este modelo tiene el aspecto de una lámpara de principios de siglo pasado. Además, está decorada en la parte central por una cenefa que imita a los pétalos, lo que le añade ese fantástico toque retro que la hace tan especial. Se presenta en dos colores: marfil y negro. Personalmente, soy más partidaria del primero.

Otro precioso modelo, también de la marca Elica, es el Feel. Es muy… ¿cómo decirlo? Es muy Mondrian. En el rectángulo que es la campana en sí se inscriben otros tres rectángulos y cuadrados. Los hay sobresalientes de la superficie principal, lo que genera un cierto dinamismo en la campana. Pero además el que sobresalgan tiene un significado técnico. Depende de uno u otro rectángulo el que haya una u otra potencia., y del rectángulo superior que las luces se pongan o no en funcionamiento.

Vintage y moderno: el 70CC Island de Elica (fotografía de la web del fabricante)

Vintage y moderno: el 70CC Island de Elica (fotografía de la web del fabricante)

Terminamos con un diseño que pivota entre lo ultramoderno y lo vintage, también de Elica: el 70CC Island, que imita la forma (y el color) de una radio antigua. Pensado para estar sobre una isla, no me puedo creer que no convierta la cocina en la que esté, en un maravilloso viaje a los años ’50.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies