La inmótica mejora la calidad de los hoteles

Optimización de recursos

Las ventajas de la domótica se multiplican en los edificios grandes. En este blog, nos hemos detenido a repasar todos los beneficios de la domótica en una vivienda. Pero si la aplicamos a una instalación de grandes dimensiones, como puede ser un hotel, un centro médico, un colegio… las ventajas crecen. ¿Cuáles son las más destacadas?

Guest takes room key card at check-in desk of hotel, close up

Guest takes room key card at check-in desk of hotel, close up

  • Seguridad: sistemas de alarmas y cámaras de videovigilancia; aviso de incidencias dentro del hogar, como escapes de agua.
  • Comodidad: especialmente útil para personas con algún tipo de discapacidad, ya que estos sistemas pueden facilitarle tareas que resultan más complicadas para ellos.
  • Consumo eficiente: apagado automático de las luces, cuando salimos de una habitación; encendido y apagado de la calefacción aunque estemos a kilómetros de distancia; subida y bajada de las persianas en función de la luz que entra al interior de la casa; gestión de agua y temperatura…

Si nos fijamos en estas ventajas, cuadran perfectamente con lo que los huéspedes esperan de un hotel. Todos queremos que nuestra estancia sea lo más confortable posible. También la dirección del hotel quiere que encuentres esa comodidad para que vuelvas.

Night scene in hotel room: prepared fresh bed

Night scene in hotel room: prepared fresh bed

Y lo mismo ocurre con la seguridad y el consumo eficiente. ¿Has pensado alguna vez a cuanto puede ascender la factura de la luz de un hotel? Cuanta más alta es la cifra, más ahorro se puede conseguir si se aplican medidas de eficiencia energética. La domótica es una de ellas.

¿Qué servicios se pueden controlar en un hotel?

  • Climatización: con la domótica se puede controlar la climatización de las habitaciones, fijándola en una temperatura agradable y sostenible. Incluso se puede programar una climatización inteligente, que se apague al detectar ventanas abiertas.
  • Iluminación: encendido y apagado de las luces de las zonas comunes, cuando se detecta presencia o ausencia de gente. O, en lugar de encender o apagar, se puede regular y dejar la temperatura a una intensidad baja cuando no hay personas en la estancia.
  • Seguridad: en este apartado entran todas las alarmas que hay en un hotel y que son imprescindibles para el buen funcionamiento: alarmas de incendios, inundación, cámaras de videovigilancia…. Cuanto más grande es el edificio, más trabajo de mantenimiento conlleva.
  • Información digital a través de pantallas instaladas a lo largo del hotel.

Estas son algunas de las ventajas de la inmótica –domótica aplicada a edificios- . Precisamente, los hoteles han sido uno de los grandes beneficiados de esta tecnología. Haz la prueba, la próxima vez que te alojes en un hotel y fíjate en todas las funciones que tienen domotizadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies