Instalación de seguridad domótica

Seguridad al mejor precio

Cada vez estamos más interesados en las instalaciones domóticas para nuestro hogar. Pero lo mejor es que cada vez mostramos más interés por ser nosotros mismos los que instalemos el sistema. Prueba de ello es que las palabras “instalar dómotica uno mismo” es una de las búsquedas más populares de Google. Las empresas, conscientes de ello, se afanan por atraer al cliente con productos dómoticos sencillos, de rápida instalación pero igual de eficaces.

En cuanto a la domótica para casa, opciones hay para todos los gustos: más caras y más baratas. Como en casi todo. El camino más rápido y, obviamente más costoso, es contratar una empresa especializada que se encargue de todo el proceso. Este paso es imprescindible si vamos instalar módulos domóticos que necesitan obras para instalar el cableado, como los sistemas X2D o KNX. La opción más sencilla, más económica y apasionante pasa por automatizar nuestra vivienda con nuestras propias manos. Esto nos permite además elegir siempre qué queremos y cuándo lo queremos.

casa domotica

Existen en el mercado una gran variedad de sistemas domótico que funcionan por control remoto. La mayoría se pueden manejar desde la palma de la mano con un teléfono móvil pero la primera pregunta que nos debemos hacer es siempre la misma: ¿qué quiero domotizar? Las posibilidades son variadas, y para cada una de ellas hay una solución. ¿Persianas, ventanas, luz, termostatos?, cualquiera de ellas podría ser la piedra de nuestra casa inteligente. Automatizar el iluminado, por ejemplo, facilita el ahorro de energía y de dinero. Para ello, existen módulos de iluminación, como los X10, fáciles de instalar. Pero realmente hay para todos, incluidas las alarmas, por supuesto.

Hazlo tú mismo

Democratizar la domótica, hacerla más sencilla para el usuario y, sobre todo, más económica es el objetivo de muchas empresas. Son conscientes de que estas tres son algunas barreras reseñables que tienen que superar. Por ello van naciendo sistemas como Wattio (que ya tiene unos años de experiencia). Wattio es uno de los tantos sistemas que se pueden instalar sin la ayuda de un profesional, aunque no es obligatorio renunciar a ella si no nos sentimos seguros de manejar algunos módulos. “Las posibilidades de Wattio como sistema de domótico son muchas”, señalaban desde Xataka cuando hicieron su análisis correspondiente.

Ciudades inteligentes

Otra opción de las muchas que existen OZOM. Aquí menciono solo algunos sistemas a modo de ejemplo, pero hay decenas de ellos y cada usuario se puede decantar por el que considere más oportuno. Volviendo a OZOM, lo que más me ha llamado la atención es su presunta facilidad de instalación. De hecho, los pasos que hay que seguir si optamos por esta instalación son tan sencillo como:

  • Comprar el pack de instalación y elegir los módulos que necesitamos para nuestra casa domótica. Es necesario tener un modem y una velocidad mínima de 2 MB para instalarlo. En cuanto a los módulos, los hay de todos los colores: alarmas, sensores de humo, electrodomésticos, iluminación.
  • Una vez que la instalación está en marcha, TODO se maneja a través de su aplicación para soportes móviles, tanto Android como iOS.

Repito, se trata solo de dos ejemplos de los muchos sistemas que existen en el mundo, pero el protocolo de utilización es muy similar para la mayoría de los casos. Todos cumplen con las premisas de fácil, rápido y sencillo, que es realmente lo que demandan los clientes en la actualidad.

Evita accidentes

El sistema de iluminación inalámbrico ‘Hue’ de Philips es otros de los sistemas que ejemplifican a la perfección el tema del que hoy hablamos. Esta opción para iluminar una casa inteligente va más allá de unas simples bombillas. Crea atmósferas personalizadas en función del momento, simula la presencia de gente en casa para mayor seguridad del hogar e incluso puede servir como despertador. Es el ejemplo perfecto de instalación de domótica sencilla: solo son necesarias las bombillas específicas y la aplicación para manejarlas. Incluso se puede hacer desde la app HomeKit de Apple, que ha llegado a todos los teléfonos con la actalización a iOS 10.

Muchos de los ejemplos versan de sistemas que podemos instalar nosotros mismos si somos unos manitas, pero no debemos olvidar que hay empresas especializadas en medir las necesidades del cliente y, en muchas ocasiones, son las que tienen las respuestas que nos volvemos locos buscando. Además, si hay que hacer obras o gestionar mucho cableado es necesario contar con la certeza de que instalar todo correctamente y sin correr riesgos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies