Inmótica vs Domótica

Inmótica vs Domótica

Alien vs Predator; Road Movie vs Hotel Movie; Truman vs La Novia…. Tenemos muchos “versus” a nuestros alrededor y siempre son interesantes para conocer matices. Hoy nos vamos a detener en uno de ellos. Inmótica vs Domótica. Aunque lo presentemos así, lo primero que tenemos que aclarar es que nos son contrapuestos. Más bien son de la misma familia, como dos hermanos con el mismo denominador común. Dicho esto, ¿qué tal si lo cambiamos por un Imótica&Domótica?

Podríamos decir que la inmótica es el hermano mayor de la domótica. Sólo hay una pequeña diferencia. Mientras que la domótica actúa en el hogar, el ámbito de aplicación de la inmótica es un edificio entero en su conjunto.

qué es la inmótica

Domótica para colegios, hospitales, edificios públicos…

De ahí que la inmótica se aplique en edificios con un único uso, como hospitales, colegios, empresas, hoteles… Prácticamente todos los hoteles españoles tienen al menos automatizadas algunas de sus instalaciones. Y es que las ventajas de hacerlo son muchas. No sólo para el confort de sus clientes, sino para conseguir un consumo eficiente. Esto en un edificio entero puede suponer un importantísimo ahorro en la factura.  

¿En qué tipo de edificios se aplica la inmótica?

  • Colegios Mayores
  • Centros educativos
  • Residencias de estudiantes o de la tercera edad
  • Hospitales
  • Centros médicos
  • Cines
  • Centros comerciales
  • Gimnasios
  • Ayuntamientos, consejerías, ministerios…
  • Aeropuertos
  • Edificios de oficinas
  • Museos

Al igual que ocurre con la domótica, la inmótica tiene múltiples ventajas. Piensa en la cantidad de aparatos y luces encendidas que se quedan a diario encendidas en un edificio de oficinas, sin necesidad. Esto no sólo repercute negativamente en el medio ambiente, con la emisión de dióxido de carbono a la atmósfera, sino que supone un aumento de costes para las empresas.

Con la inmótica, se puede regular la temperatura o controlar la iluminación de un edificio, en función de la luz natural que entra en el interior o el horario. Por ejemplo, la multinacional alemana Siemens desarrolló ya hace más de cinco años una medida para que sus fábricas y oficinas ahorraran hasta un 30 % en la factura de la luz. ¿En qué consistía? En algo tan sencillo como apagar las luces de cada una de las estancias, desde el despacho hasta el baño, cuando se quedaban encendidas. Y lo mismo con la calefacción o el aire acondicionado.

La multinacional alemana Siemens desarrolló ya hace más de cinco años una medida para que sus fábricas y oficinas ahorraran hasta un 30 % en la factura de la luz

Estos tres factores suponen prácticamente todo el consumo energético de las empresas. Cuando la luz de la oficina de Siemens se queda encendida, una alarma avisa a la sala de operaciones y se apaga automáticamente.

Según una información publicada en el periódico El Economista, Siemens optimizó hasta 6.500 edificios en todo el mundo, lo que ha supuesto “el ahorro de 1.000 millones de euros en la factura eléctrica y se ha evitado la emisión de 2,4 millones de toneladas de CO2”. ¡Casi nada! Ahora piensa por un momento si todas las empresas hicieran lo mismo. Nuestro planeta Tierra nos lo agradecería enormemente.

Pero además de contribuir a la eficiencia energética, la inmótica también sirve para:

Seguridad

  • Detención de incendios
  • Alarmas
  • Aviso de incidencias y averías.

Comodidad

  • Control de persianas
  • Climatización
  • Ventilación
  • Vigilancia
  • Sistema de riego

Automatización y control de edificios

De los edificios públicos, los hospitales han mostrado un creciente interés por la inmótica, como herramienta para conseguir una gestión eficiente. Hay empresas especializadas, por ejemplo Prodisei Technologies ubicada en Valencia, que han desarrollado soluciones tecnológicas para sistemas de control y automatización de centros hospitalarios.

inmótica hospitales

Otro ejemplo de éxito aplicado en el ámbito sanitario es la tecnología desarrollada por otra empresa española, Vócali. De momento, ya hay medio centenar de hospitales que la han incluido. Se trata de un sistema de dictado automático de informes. Algo tan sencillo tiene una enorme repercusión, porque este sistema evita a los médicos a escribir en el ordenador las historias clínicas. Teniendo en cuenta la cantidad de pacientes que acuden a los centros hospitales, nos podemos imaginar el ahorro de tiempo que esto supone.

Si te apasiona este tema y quieres conocerlo más a fondo, el grupo TECMARED organiza un Congreso de Edificios Inteligentes. La segunda edición se celebró en Madrid en octubre de 2015. Durante este encuentro, se habló de los edificios de oficinas inteligentes y se puso como ejemplo las nuevas oficinas de Microsoft en Madrid. Si tienes curiosidad por ver cómo quedaron, puedes ver aquí la galería de fotografías.

El encargado de explicarlo fue el propio director de Inmuebles de Microsoft España y Portugal, Fernando Carneros. Se habló también de la inteligencia del edificio como valor inmobiliario; de analítica de edificios; de evaluación de riesgos en tiempo real o del control inteligente de fachadas ventiladas, entre otras cuestiones.

Espero que tras este post entiendas las diferencias entre la domótica y la inmótica y las enormes posibilidades de cada una. Ya sabes, si estás hablando de una vivienda, domótica, y si hablas de todo un edificio tecnológico, inmótica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies