Hornos con diseño innovador

Ya hemos comentado por aquí alguna que otra vez que rara es la marca de electrodomésticos que, a fecha de 2017, no da una enorme importancia a los diseños de sus productos. Pero, ejem, no nos engañemos, ¿no? Aunque el diseño sea un factor fundamental de los electrodomésticos desde hace ya unos cuantos años, siempre ha habido… clases. Y hoy quería hablar de una de las marcas con más clase del mercado. Está en lo más alto de las marcas de electrodomésticos, aunque, como habréis podido imaginar, eso no sale gratis, sino más bien todo lo contrario.

En fin, hablo de Neff. Que no es una marca, sino una marcaza. Y que es una de las principales competidoras entre lo mejor de lo mejor de los hornos.

 

Enamórate de Neff

Bien, enamorarse de Neff es relativamente fácil. Y por cierto, en este caso SÍ que podemos decir que existe el amor a primera vista. Y es que sus hornos no sólo están entre lo mejor del mercado sino que además son verdaderamente bonitos.

Pero por ahora fijémonos en una de las características que determinan su modo de cocinar: el calor envolvente. A esta función la han bautizado Circo Therm, y consiste en una prestación que casi podríamos decir que ha sido diseñada para cocineros profesionales. Lo que se logra con esta prestación es una distribución mucho más homogénea del calor de lo que lo suelen ser en otros hornos. Pero ojo, que en realidad esta función no es una cosa nueva, ya que tiene casi medio siglo. La novedad está en la inyección de potencia que supone su nuevo y mucho más potente ventilador, de tecnología EfficientDrive. No sólo la técnica, como digo, sino también la potencia, hace que esa distribución del horno sea mucho más eficiente.

Con ello se logra además algo que no se ve en muchos hornos, y es la posibilidad de cocinar hasta cuatro platos distintos a diferentes cuatro alturas sin que los olores y sabores de unos y otros se vean contaminados por el resto. Ese nuevo tipo de calor funde las fibras que tienen las carnes, lo que implica un horneo mucho más perfeccionado en el exterior y un aporte de jugo en el interior, además de una conservación de nutrientes y propiedades que en otros hornos se pierden en cierta medida.

Hay una función en estos hornos, la PowerBoost, que nos ahorra el paso de precalentamiento. Consiste en una especie de gran golpe de calor introducido de golpe, de modo que no se hace necesario calentar el horno antes de meter el alimento de turno. Esto supone un ahorro por partida doble, claro: de tiempo y también de dinero.

Hornos Neff (fotografía de la web del fabricante)

Pero hay más, y es que este potente ventilador del que hablábamos necesita una temperatura no muy alta para funcionar. ¿Y esto qué significa? Pues lógicamente que el gasto en la factura de la luz será menor a final de mes, al menos en la parte que le toca a este aparato. Por otra parte, la cocina a baja temperatura, que no llega a superar los 190⁰ C, hace que el horno se manche mucho menos, ya que los restos no se queman o, mejor dicho, no se solidifican como lo hacen cuando se someten a altas temperaturas. ¡Y aunque así fuera! Los hornos Neff suelen incluir la función de pirólisis, por lo que tampoco sería un gran problema que el horno se manchara.

Además, los hornos Neff presentan también una función de lavado de baja intensidad y por lo tanto mucho más sutil que la pirólisis, la EasyClean. Hay que hacerla con una mayor frecuencia porque es mucho menos agresiva, pero supone un gasto menor y más rápido. Y, que yo sepa… de momento no hay un sistema de autolimpieza de hornos homólogo por parte de otras marcas.

 

La puerta de horno que desaparece

Una de las particularidades más sonadas de los hornos Neff, sobre las cuales el propio fabricante ha hecho una potente campaña y que me parece justo reivindicar, es la de la puerta de horno que desaparece. ¿Magia? Pues sí. Bueno, no, pero lo parece. El culpable es el sistema Slide & Hide. Esta función, que sólo se puede encontrar en los hornos de esta marca, conlleva una serie de ventajas, estando todas ellas relacionadas, obviamente, con la comodidad. El poder manejarse con esta prestación dentro del horno, ya sea para distribuir la comida a la hora de prepararla como para limpiarlo, implica básicamente un importante plus de comodidad, porque además de que hace que no exista el principal impedimento, supone un extra de espacio.

¡Y ya sabemos que el espacio en la cocina es oro puro!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies