Horno autolavable con diseño

Sin amor la vida no vale gran cosa y… sin limpieza, al diseño y al estilo les pasa tres cuartos de lo mismo. Existen dos funciones en los hornos que todavía no están muy extendidas, pero que nos ayudarán a tener nuestros hornos bien limpios.

Y con que no están muy extendidas no quiero decir que no lleven tiempo en el mercado. De hecho llevan bastantes años, lo que pasa es que aún no son prestaciones que aparezcan en los hornos de gamas medias. Más bien pertenecen a las gamas medio-altas, aunque sí es cierto que poco a poco se están empezando a abrir. En todo caso, ya decimos: poco a poco. Tanto es así que pirolisis y aquálisis son dos palabros que la mayoría de la gente o bien no sabe qué significan o bien le suena de una manera muy vaga.

Veamos un poco más sobre ellos y, en todo caso, olvidémonos de tener una cocina bonita y agradable mientras no hayamos empezado por tenerla bien limpia.

Limpiar el horno, un trabajo muy incómodo

Limpiar con pirólisis

Empecemos por aclarar un concepto muy sencillo: limpiar con pirólisis no es exactamente limpiar, sino más bien darle a un botón. Algunos dirán que bueno, que pasar la aspiradora también consiste en darle a un botón. Y no digo que no, pero es que pasar la aspiradora sustituye a una acción bastante poco esforzada, como lo es el barrer, mientras que limpiar el horno es uno de los gestos que implican una de las posturas más fastidiosas (y perjudiciales para la columna, mucho ojo) de la limpieza de la casa.

Y, sin embargo, es una limpieza que no podemos dejar de hacer cada cierto tiempo. Si no nos lo tomamos en serio corremos el riesgo de que la cavidad del aparato se convierta en un cementerio de bacterias, lo cual no es muy sano que digamos. Además, nos la jugamos a una carta muy peligrosa, como es que el mecanismo del horno se vaya poco a poco resintiendo por la acumulación de restos.

¡Pero volvamos de una vez a la pirólisis! Esa función no es otra cosa que la activación de un calor extremo al interior del horno. Y… efectivamente… los hornos funcionan a base de calor extremo. Pero es que estamos hablando de más del doble del máximo normal, nada menos que 500º. Esa temperatura tan bestial logra una cosa muy concreta: que los restos de comida que se han ido adhiriendo a las paredes y suelo del horno se vean reducidos a carbonilla. Esa carbonilla sí que habría que retirarla manualmente, pero ya hablamos de una acción que es puro pan comido. Así que bastaría con retirar esa carbonilla restante con un papel secante o, mejor aún, con una bayeta ligeramente húmeda.

Una cosa a tener en cuenta con esta prestación es que puede resultar muy peligrosa si se abre en mitad de la limpieza. La bofetada de calor podría derivar en quemaduras de cierta gravedad. Por ello mismo, todos los hornos que cuentan con pirólisis tienen a su vez un sistema de

Pirólisis. El calor extremo como agente de limpieza

seguridad que impide absolutamente que la puerta se abra una vez se ha iniciado el proceso y también hasta pasado un buen rato desde que se terminó. ¡El calor residual es durante muuuucho tiempo más fuerte que en el infierno!

 

La aquálisis facilita la vida

La aquálisis es una versión de limpieza automática o autolimpieza del horno solo que mucho más light que la pirolisis. El principio está relacionado, pues en el fondo se trata de dejar que los restos de alimentos se deshagan solos… o ayudados. En este caso tenemos que poner en la bandeja un poquito de agua con un chorro de jabón. El calor (que es mucho menor) hará que los restos se vayan despegando de las paredes, de modo que al final de un buen rato sólo tendremos que retirarlos. Este método de la aquálisis es un poco menos efectivo que la pirolisis, lo que pasa es que resulta también mucho menos agresivo para el funcionamiento del horno y, además, gasta muchísimo menos. De este modo no se somete al horno a tal despliegue de energía.

Vamos a ver a continuación tres listados de cada. Hornos con pirolisis y aquálisis, teniendo en cuenta que tengan una estética cuidada si no directamente bonita. No es difícil ya que, como hemos comentado, de momento pertenecen a las gamas medias altas, con lo que el cuidado en el diseño va prácticamente integrado por defecto.

 

HORNOS CON PIRÓLISIS:

Balay 3HB556XM

Balay 3HB558XF

Zanussi ZOR37902XK

 

HORNOS CON AQUÁLISIS:

Fagor 6H-185AB

Balay 3HB516XM

Teka WISH HLB 840 P

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies