El futuro ya está aquí

“El futuro que siempre está llegando”, decían hace no muchos años los especialistas en la materia. Hoy en día, lo más probable es que esos titulares ya no los escribiera nadie.

El futuro de la domóticaEse futuro del que hablan, en gran parte, ya lo estamos viviendo. Y para muestra un botón: el salón CES de Las Vegas será el ejemplo perfecto para ver un verdadero salto de calidad en los hogares inteligentes. Un salto importante, aunque no definitivo. Hay una empresa, Uxban, que se ha atrevido a pronosticar un horizonte que, posiblemente, marque un punto de inflexión: 2025. Para ese año esperan que sobre la tierra existan 30.000 millones de dispositivos conectados entre sí, y casas con 50 dispositivos inteligentes.

Aunque es algo que empieza a ocurrir, para ese horizonte descrito las casas sabrán interactuar con nosotros. Sabrán cómo estamos, el tiempo que hace fuera o si tenemos prisa. Y actuarán en consecuencia. De hecho, las previsiones dicen que la domótica será algo integrado en nuestras vidas. Para el 2025 lo más posible es que haya cambiado hasta la forma de construir las casas; se harán a medida, al milímetro y serán una suerte de las actuales viviendas prefabricadas pero con los avances previstos. Y tendrá un gran centro neurálgico: un ‘cerebro’ central que marcará nuestros pasos y colaborará en nuestra rutina.

Un casa inteligente

A todo esto lo llaman ‘smarthome’, un concepto que se nutre de los actuales 9.000 millones de aparatos conectados. Añadimos: todo apunta a que en apenas un año todos tendemos tres dispositivos entre las manos, aunque muchos ya los tienen. Dispositivos con los que dar órdenes sencillas a nuestra casa; sencillas pero que nos hacen la vida más fácil. Ahora mismo, la cocina es donde se concentra un gran poder domótico, aunque otras estancias de la casa van ganando terreno. Por ejemplo, Sleepnumber ha desarrollado un colchón inteligente que vale la friolera de 900.000 euros pero que es poco menos que un gestor de vida: nos enseña a dormir, mide la calidad del sueño, las pulsaciones, las malas costumbres…

En vista de las previsiones, casi todas las marcas quieren arañar su parte del pastel de los electrodomésticos conectados. Pero hay varios retos a los que se deben enfrentar para dar el salto a la sociedad hiperconectada:

  • Hay que dar, por fin, con un gestor unificado para la smarthome. Todo apunta a que será la televisión, pero no se consigue llegar a este punto.
  • Centralizar la domótica; es decir, ahora mismo se usan muchos lenguajes de programación y cada marca tiene su propia app. Un aspecto que frena mucho el desarrollo de esta tecnología.
  • La mentalidad del consumidor: la gente lee que en su casa habrá un gran cerebro para poner el horno en funcionamiento y le entra miedo. Incluso los que dan el paso adelante lo tienen. El miedo a poner en peligro sus datos personales todavía hace mucho daño a la domótica.

Las aplicaciones connect home

Aplicaciones para casa conectadas hay muchas, pero nos podemos quedar con tres principales: Loxone, Home Connect y HomeKit. Loxone es una de las más populares para los dispositivos que corren con Android. Es especialmente útil para aspectos tan prácticos como la automatización de riegos o para ahorrar programando la calefacción. Home Connect es el nombre propio de la app que utilizan, por el momento, Siemens y Bosch. Está disponible en iOS y Android, y se puede descargar de forma gratuita. Sirve para conectar al móvil o tableta la lavadora, secadora, lavavajillas, horno y frigorífico. Las principales aplicaciones nos las podemos imaginar: programar su funcionamiento, dar una orden al horno para cocinar la receta que queremos o aprovechar las cámaras de la nevera para saber qué podemos cenar.

Por último, HomeKit es la incursión definitiva de Apple en el mundo de la domótica. Su intención ya era tener parte del dominio, pero el vuelco definitivo lo ha dado permitiendo a Siri, el asistente de voz de este sistema operativo, entender y obedecer comandos para ejecutar órdenes con electrodomésticos conectados. “Siri, enciende la cafetera” es solo algunas de las órdenes que sonasteis con dar y ya es posible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies