Fibra óptica, transmisión de datos procedentes de domótica

Electrodomésticos conectados a internet

La fibra óptica ha llegado para quedarse, para hacer nuestro hogar mucho más inteligente. Sus ventajas son múltiples, ya que permite enviar una gran cantidad de datos a kilómetros de distancia y con gran velocidad.

Además, la fibra óptica tiene otra ventaja que la hace fuerte dentro del campo de las telecomunicaciones: las señales electromagnéticas no interfieren en los pulsos de luz que envían.

app domótica

Los beneficios de la fibra óptica han hecho que muchas compañías telefónicas decidieran utilizarla y ofrecerla a sus clientes. De esta forma, se diferenciaban de sus competidores con una oferta que claramente superaba la del resto.

La fibra óptica supera al ADSL, la conexión es más rápida y real. Los megas indicados son los que realmente luego llegan a nuestra casa. Hay que recordar que la intensidad y calidad del ADSL dependerá de la distancia de nuestra casa del repetidor. Cuanto más lejos estemos, menos megas llegarán y viceversa. Las compañías telefónicas venden los megas de ADSL que recibiríamos si viviéramos junto al repetidor. Pero eso no ocurre en la mayoría de los casos.

Por ejemplo, si vivimos a más de 3 kilómetros de distancia de la central es posible que no podamos disfrutar de la televisión de pago si contratamos ADSL. Todos estos inconvenientes quedan salvados con la fibra óptica. Por eso las compañías telefónicas han dedicado parte de sus esfuerzos a extender la fibra óptica por el país, especialmente por las zonas urbanas. Sin embargo, encontrarla en localidades pequeñas es más difícil.

Y en este contexto, en el que el Internet de las Cosas avanza a pasos agigantados, la fibra óptica tiene mucho que decir, porque cada vez queremos tener más dispositivos conectados a la red. Ya no sólo es el móvil, también la televisión, la play station, robots limpiadores e incluso los electrodomésticos quieren conectarse también a Internet.

Y no nos olvidamos de todos los contenidos –películas, series, programas…- que queremos ver en streaming sin interrupciones. Todo esto necesita una banda ancha potente. Y esto sin contar con la domótica, imprescindible para un hogar inteligente.
La fibra óptica es una de las redes que utiliza la domótica, entre otras. Aquí las podemos ver:

Redes cableadas:

  • Fibra óptica: SDH
  • Coaxial: E1, E3
  • Par trenzado: Ethernet, KNX-EIB, Lonworks, etc.
  • Cable de potencia (PL): x10, EIB-PL

Redes inalámbricas:

  • ZigBee
  • Bluetooth
  • Wifi
  • Infrarrojos: IrDA

Los sensores utilizados en los sistemas domóticos transmiten la información a la central de datos a través de Internet. Un sector que ha trabajado en el Internet de las Cosas es el de los fabricantes de electrodomésticos. En el mercado hay lavadoras inteligentes, que dosifican el detergente en función de la colada o nos avisan cuando necesita reponer más cantidad.

lavadoras-inteligentes

También frigoríficos inteligentes que nos permiten ver su interior en nuestra pantalla móvil. ¡Cuántas veces hemos dudado si quedaban yogures en la nevera! Con un sencillo click, podremos verlo a través de una app en nuestro móvil.

Una cosa está clara. El móvil ha hecho que podamos digitalizar nuestro alrededor más rápidamente. Actúa como un centro de control que recibe información muy valiosa si nuestros objetos están conectados a Internet.  Con la fibra óptica, nos aseguramos que su conexión funcione sin ningún problema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies