Alexa, Siri o Google Assistant, ¿quién quieres que domine tu casa domótica?

Amazon, Apple o Google tienen sus cosas malas, como todos, pero también una decena de cosas muy muy buenas. Cosas que, sin duda, cambian la vida de muchos usuarios. En esa enumeración de cosas muy buenas no se puede dejar de lado lo que han hecho estos tres gigantes por dar un verdadero impulso (casi definitivo) al concepto de “casa domótica”. Solo como aperitivo, hay que decir que gracias a ellos la domótica y los hogares conectados dejaron de ser beneficio de unos pocos. Si así lo deseas, ahora puedes tirar de lo que ofrecen las tres marcas para ir creando una vivienda conectada. Sí, tal como habrás pensado ya antes de comenzar, es cierto que la coexistencia de estos tres monstruos tecnológicos no ha eliminado de raíz uno de los principales problema: la división de sistemas.

Batalla entre Alexa y Google por los asistentes de voz

Cuando das el paso y conviertes tu casa en un bastión domótico, hay que hilar fino en la elección del ‘entorno’ que vas a seleccionar. Es algo así como cuando hace unos años optabas por Windows o Linux: lo que servía para uno era poco probable que sirviera para el otro. Por eso, aunque se van dando pasos en la dirección correcta, parece imprescibidble decidir que entorno quieres y apostar con firmeza por él.

El último en llegar a comerse un trozo de este goloso pastel fue Amazon, que ha hecho de Alexa su auténtico bastión. Los asistentes de voz son los novatos del Internet de las Cosas, pero en poco tiempo se ha erigido como protagonistas prinicipales. Tal es su importante que ya nadie duda de que en tu casa domótica todo lo harás mediante comandos de voz. Echo fue el nombre del primer altavoz con el que Amazon saltó a la palestra, pero pronto este nombre quedó eclipsado por Alexa. En este sentido, la estrategia de Amazon siempre ha sido clara: fabrica sus propios equipos, pero no se cierra en banda a que terceras personas creen dispositivos compatibles con Alexa. De hecho, comenzaron a existir al poco tiempo. Por ello, para entender la razón de Alexa hay que ser consciente de que existen aparatos conectados con el asistente incoporado, que por lo general emite la órdenes, y dispositivos susceptibles de instalar el controlador para recibir las órdenes pertinentes.

La batalla encarnizada de Google y Apple

Los dos gigantes por naturaleza, que comenzaron a temblar cuando Amazon sacó la cabeza, y que pasado un tiempo nos les quedo más remedio que aceptar la obligación de convivir. De hecho, en el caso de Apple, tuvieron que dar un vuelco bastante fuerte a lo que ofrecían para casas conectadas, e hicieron de HomeKit el salvavidas para no quedarse rezagados en estos lares. Eso sí, no saltó la sorpresa: si eres fabricante Apple te abre la puerta a integrar tus dispositivos en HomeKit, pero aquí nadie toca su producto. O pasas por su aro o te vas a regazos mejores.

Los dispositivos capaces de trabajar con Apple vienen identificados por la “Works with HomeKit”, y se controlan de forma unificada desde la aplicación de la manzanita. La app ‘Casa’, que viene instalada de serie, es la que se encarga de coordinar al resto de aplicaciones que conforman el entorno de Apple. Se agrupan todos los accesorios por habitaciones y puedes dar ordenes o bien con la voz o con un simple toque en la pantalla. Tal y como se puede ver en este enlace, no son pocos los que trabajan con HomeKit.

¿Ya sabes todas las órdenes que le puedes dar a Siri? Consútalas en este enlace.

“La app Casa te ayuda a controlar de forma segura todos tus accesorios compatibles con HomeKit” (Apple)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies