Domótica y seguridad, ¿son compatibles?

¿Crees que tienes una contraseña segura? Es una creencia muy común. Pones tu fecha de nacimiento y nos damos por satisfechos. Hay que mejorar. Debes tener en cuenta que tu sistema domótico es, al fin y al cabo, una instalación informática. Sigue los consejos de los expertos para protegerlo y que ningún desconocido se haga con el control de tu hogar conectado.

La seguridad es uno de los fines más reconocidos de la domótica. Alarmas, detectores de movimiento o cámaras de vigilancia son elementos de primer orden para mantener a raya a los intrusos, que se crecen especialmente en las viviendas que no cuentan con estos dispositivos. Pero, me surge una pregunta: ¿se puede proteger el sistema domótico que nos protege a nosotros?

Seguridad en casas domoticasNo es una pregunta al azar. A mediados de 2016 los expertos comenzaron a percatarse de que el número de personas interesadas en domotizar su casa era cada vez más creciente. Según Casadomo, algunos estudios apuntan a que “más del 50% de los encuestados desean tener al menos una aplicación automatizada en su vivienda”. El problema viene cuando nos damos cuenta de que la domótica es, al fin y al cabo, un sistema informático. Y por tanto vulnerable. Al ritmo que avanzan los deseos de automatizar una casa deberían hacer también los conocimientos para hacer más segura nuestra. No lo olvides: muchos ‘cacos online’ pueden estar al acecho.

Evitar el hackeo

Firewall o anti-virus son dos palabras que hemos escuchado siempre. Muchos se han conformado durante mucho tiempo con proteger su ordenador con el Avast, dejando de lado otros aspectos relevantes como la protección de las contraseñas.

Conscientes de esta situación, desde la KNX Association se pusieron manos a la obra para generar un decálogo de protección del sistema domótico que, hoy en día, es ya una referencia absoluta dentro de este segmento. De todas las recomendaciones hay algunas que se refieren al aspecto más constructivo del asunto:

  • Se deben fijar todos dispositivos de manera que nadie se los pueda llevar. Los tornillos antirrobo son una buena idea para ellos. Es una recomendación más importante de lo que parecer puesto que aquellos elementos fácilmente sustraíbles son la vía más frecuente que usan los hackers para acceder a una instalación”, tal y como confirman desde Casadomo.
  • Nuestros dispositivos tienen que estar en lugares donde solo accedan personas autorizadas. No deberían estar en un lugar muy transitado.

Consejos para proteger nuestro hogar conectado hay muchos, pero lo mejor –y ya nos lo recuerda el decálogo- es hacer una instalación segura desde el principio. Por eso existen instaladores de domótica y empresas que se dedican a la consultoría. Lo primero, antes de hacer nada, es analizar siempre qué queremos, cómo lo queremos, para qué lo queremos y dónde lo vamos a colocar.

Contraseñas controladas

Controlar una casa a distancia es un lujo. A todos nos ha pasado ir en el coche y desear enchufar la lavadora para encontrar la colada hecha al llegar. Es posible hacerlo, pero tiene que ser con seguridad. En este caso se recomienda que la red Ethernet que disponemos para la red domótica sea exclusiva para ella.

Por otro lado, conviene proteger nuestro sistema mediante conexiones VPN y, por supuesto, dar a las contraseñas la importancia que se merecen ya que se trata de un elemento muy sensible de cualquier red. Se trata de un consejo que existe desde que nos animaron a tapar el teclado del cajero antes de meter el PIN. ¿Tus contraseñas son seguras? Es el momento de analizarlo.

¿Qué puedes hacer al respecto?

  • El router es una puerta de entrada a la red que llega siempre a los hogares con un nombre y una clave por defecto. Hay que cambiar ambos nombres y crear un contraseña segura, que combine números y letras mayúsculas. Parece fácil, pero el 26% de la población no lo hace.
  • Las contraseñas con cifrado WPA son mucho más difíciles de hackear.
  • El filtrado MAC parece ser algo solo al alcance de informáticos, pero es súper útil. Permite que solo los dispositivos que el administrador elige tengan acceso a la red.

Además de todos estos consejos, hay uno que nos sirve para cualquier contraseña: dejar de apuntarlas en un cuaderno a la vista de todos y hacerlo en una aplicación móvil segura. Las hay de todos los colores y algunas de ellas con el cifrado de seguridad AES de 256-bit, uno de los más seguros que se conocen hasta el momento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies