Domótica Open Source

Hoy en día prácticamente todo está automatizado y/o digitalizado. La domótica hace posible que también seamos conscientes de este fenómeno en nuestro hogar, y cada vez se encuentran más relatos de ciencia ficción en los que las máquinas acaban dominando a los seres humanos.

¿Estamos relegando demasiado control de nuestra vida en la tecnología? ¿No sería mejor si nosotros mismos pudiéramos controlar el sistema que controla nuestra casa?

Esta falta de control es una de las preocupaciones que tenían Daniel Lerch y Elizabet Cuenca, fundadores de OpenDomo Services.

En 2013 contaron su caso a la revista Emprendedores  y explicaron que, cuando empezaron a plantearse la domotización de su vivienda, se dieron cuenta de que las opciones eran reducidas.

O elegían el sistema estándar, excesivamente costoso, o uno perteneciente a empresas privadas, con el que estarían dependiendo de ellas constantemente.

Les pareció ser víctimas de un “rapto tecnológico”, ya que no existía libertad de gestión y control de los diferentes sistemas. Así, OpenDomo nació como una comunidad con “la necesidad de crear un sistema abierto y escalable en el que todos pudieran contribuir”, según cuenta la revista.

Esto fue posible gracias al ‘open source’, conocido en español como ‘código abierto’. En informática, los programas de código abierto son aquellos que permiten el acceso a su código de programación, de forma que no solo los creadores originales del software puedan modificar sus características.

OpenDomo se describía en el portal #emprende_TIC como una compañía que buscaba “reducir costos energéticos por medio del uso de plataformas de monitorización y automatización mediante plataformas hardware y software”.

La idea despegó sin incidencias y voló muy alto hasta el primer trimestre de 2016, momento en el que se vio obligada a cerrar por la aparición de muchas plataformas parecidas que pusieron fin a su trayecto.

No obstante, el legado que ha dejado la fusión de la domótica con el open source es enorme, y la domótica libre cuenta con algunas ventajas muy apetitosas.

Independencia domótica

Tener el poder de controlar el sistema de climatización desde el móvil, crear un home cinema en tu salón, reducir el consumo energético o, simplemente, automatizar algunas luces, resulta tentador.

Pero ya hemos comentado antes en este blog que la relación entre la domótica y la seguridad es complicada. Siendo que hoy en día pueden hackear tu casa con un simple smartphone, muchos usuarios quieren tener el control absoluto sobre los sistemas a los que confían su vida y que graban todas sus acciones diarias.

Con la domótica libre es posible. Tal y como explica la propia web de open source, para comprender del todo los programas que controlan tu casa necesitas ver, y si es necesario modificar, el código fuente que da vida a los dispositivos. Y eso solo puedes hacerlo si el código es abierto.

Las webs y proyectos que se dedican a la investigación en domótica e innovación recomiendan softwares abiertos como Calaos, Domoticz, Home Assitant, OpenHAB u OpenMotics, algunos de los cuales pueden administrarse directamente desde iOS o Android con su correspondiente aplicación.

Cuando estemos planificando la domotización de nuestro hogar tendremos que investigar qué software se adapta más a nuestras necesidades y exigencias. Además, es importante distinguir entre el software open source y el software libre, ya que existe software libre que puede distribuirse con libertad pero no permite acceder a su código, y programas de open source que requieren de una autorización para ser modificados.

La posibilidad que oferta la domótica open source de tener la libertad para administrar tus dispositivos electrónicos te ofrece como cliente una importante independencia del proveedor.

Domótica lowcost

Uno de los grandes problemas que se encuentran muchas personas cuando deciden domotizar su casa son los precios desorbitados. Si puedes permitirte el lujo, los software especializados te dejarán montado el sistema en lo que te cuesta terminar la nueva temporada de tu serie favorita.

En caso contrario, la complejidad del plan domótico determinará el precio final; no es lo mismo querer que las luces se enciendan y apaguen de forma automática que instalar un control de audio y vídeo. No obstante, las webs especializadas presentan otras opciones que permiten domotizar el hogar sin dejarnos en ello una fortuna y algunos órganos esenciales, como arduino y Raspberry PI.

Podría decirse que tanto arduino como Raspberry PI son “mini-ordenadores” (microcontroladores, pequeños sistemas de procesamiento).

Hay numerosos usuarios en Internet que, siguiendo la filosofía comunitaria del open-source, publican vídeos y tutoriales para enseñar a instalar un sistema domótico DIY con estos hardwares. En ellos se instalan sistemas operativos como Linux y softwares libre de domótica como los mencionados anteriormente  (Domoticz y OpenHAB, por ejemplo, son compatibles).

Las aplicaciones son muy diversas, y sirven para ilustrar que no es necesario ser un experto en programación para tener el control de los mecanismos que pretenden controlar tu vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies