La domótica doméstica

Los teléfonos móviles tienen muchas cosas buenas. Una de ellas es poder disfrutar de la domótica en tu propia casa. Y es que los smartphones fueron los verdaderos responsables de la explosión de las casas inteligentes.

Las ventajas de la domótica domésticaEl asunto ya es imparable: llegaron los teléfonos móviles a nuestras vidas y en la domótica doméstica se vivió una auténtica revolución. Las grandes revoluciones para el hogar han venido de la mano de la conectividad, y de la posibilidad de vigilar (o elegir) en cada momento lo que está ocurriendo dentro de tu casa.

Las ventajas de tener una casa inteligente son elevadisimas. Las casas que se apuntan a la revolución de la domótica doméstica son más seguras y aumentan el nivel de confort de los habitantes. Por supuesto, también son más eficientes, ya que una de las razones de ser de la domótica es generar más ahorro a las personas que la utilizan. ¿Qué necesitas para poner en marcha una vivienda conectada? Mucho menos de lo que te imaginas.

  • Puedes hacerlo a lo grande, contratando un instalador de domótica que te haga un proyecto integral para tirar abajo tu casa y cablearla por completo.
  • Puedes optar por comprar solo los elementos que necesites y optar por la domótica sin cables.
  • En cualquier de los dos casos siempre necesitarás hacerte con una centralita domótica.

Los dos -primeros- supuestos anteriores son más bien una generalización de lo que se puede hacer. Porque no hay que te impida contratar a un instalador de domótica para implementar en tu casa un proyecto sin cables. Lo que vengo a decir es que hay muchas formas de hacer de tu casa un sitio inteligente.

Un hogar tecnológico

Casi todo lo que imaginas que una casa inteligente puede hacer, lo hará. “Una casa inteligente puede llegar incluso a ser controlada en su totalidad a través de la simple pulsación de un botón”, aseguran en este post, que recuerdan que ese “controlador central” es el encargado de pensar por nosotros en muchas ocasiones. A través de la centralita domótica (cada uno lo llama como tenga a bien hacerlo) se puede controlar la luz, el clima, el sistema de seguridad o la alarma de incendios si es necesario.

Para conseguirlo solo es necesario adquirir los complementos adecuados. Una vez que tengamos la centralita se pueden conectar sensores de presencia para la luz, o zonificar la casa para que este controlador central sepa qué temperatura debe poner en cada momento del día. Hará lo propio con la luz. Y si le instalamos alarmas de castástrofes, avisará al propietario si hay un incendio, una inundación o un escape de gas.

Si olvidar la ya mencionada eficiencia energética. Hay varios ejemplos que demuestran la posibilidad de ahorrar impotartantes cantidades de dinero gracias a la domótica. Por ejemplo con Z-Wave, un sistema muy versátil porque “puede incluirse casi cualquier mecanismo que se accione por electricidad”, tal y como señalan desde Domoticalia. Z-Wave cuenta con la ventaja de que sus dispositivos son inalámbricos y con baterias de bajo consumo. A este sistema puedes conectar todos los dispositovos que te ayudarán a ahorrar recursos.

“Con el uso habitual de los sistemas domóticos, se puede amortizar, sin problema, la inversión inicial en poco tiempo” (Domoticalia)

Ventajas para tu hogar

Toda esta “domótica doméstica” se puede conseguir a través de la centralita y la instalación de los complementos oportunos. Pero no se debe olvidar que en el mercado existen otros tantas formas de hacer las cosas que, aunque igual no se entienden como domótica propiamente dicha, si que implican la automatización del hogar. Hablo de cosas como:

  • Las aplicaciones para moviles. Existen sistemas de automatización que se pueden controlar por el móvil sin la necesidad de una central domótica. Philips Hue, por ejemplo, es un sistema de iluminación inteligente que también te permite ahorrar en la factura de la luz y crear diferentes ambientes en función del momento del día o de tu estado de ánimo.
  • Google Home o Casa de Apple son aplicaciones domótica altamente inteligentes que te permiten controlar muchas de las cosas que ocurren en su interior saltándose algunos de los ‘protocolos’ habituales. Con los aparatos que lo permitan, estas aplicaciones son capaces de automatizar todos los procesos. E incluso es posible el control por voz gracias a Siri o Google Assistant.
  • La comodidad de la domótica doméstica también puede llegar en forma de electrodomésticos. A día de hoy no existe un sistema estandarizado de domotica para los electrodomésticos, sobre todo por el hecho de que no se pueden cablear. Pero ya son varias las marcas que permiten manejarlos a distancia con sus propias aplicaciones como, por ejemplo, Home Connect. Con esta aplicación puedes controlar algunos electrodomésticos de Bosch o Siemens a distancia, eligiedno en cada momento cuando funcionan o cuando quieres que terminen los procesos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies