Diferentes tipos de cocina

Los muchos tipos de cocina que nos podemos encontrar son, en realidad, dos: grandes o pequeñas. Lo demás son en mi opinión poco más que añadidos. Eso sí, añadidos de bastante importancia. Es decir, está la mucha o poca iluminación, las características de evacuación de gases y otro tipo de cosas. De las cuales y como siempre, la más importante es… el dinero de que dispongan los usuarios.

Y aun así, existen muchas posibilidades a la hora de acometer la decoración de la cocina. En otros posts hemos echado un vistazo a las principales posibilidades y trucos cuando se trata de sacar partido a un espacio reducido. Hoy nos vamos a poner un poco más anchos… porque se trata de tener abundante espacio. Que ya nos lo hemos ganado, ¿no?

 

La campana en tipo isla

Las cocinas antiguas eran muy grandes. Tanto que en ellas se podía hacer toda la vida de la familia y casi durante todo el día. Pero ese periodo ya se terminó e incluso las cocinas más grandes de hoy son más pequeñas que muchas de las que hace ochenta años eran normales. Lo que antaño no había eran islas.

El caso es que es un elemento decorativo y a la vez muy útil (e incluso con un punto de prestigio y empaque), ya que traslada al centro de la cocina algunas de las funcionalidades que se suelen disponer anexas a la pared. Que son, casi siempre, la vitro, placa de gas o de inducción, a lo que habría que añadir los cajones y por lo general una buena encimera. La cual, en una especie de vuelta al pasado, nos invita a hacer la vida allí.

Que la cocina se sume al salón no responde siempre a criterios operativos… como queda claro en esta foto.

Todo este conjunto queda en cualquier caso presidido por la campana. Hay un montón de modelos y lo más habitual es que se emplee el rectangular, que baja del techo en forma de una especie de T invertida. Es muy importante dar con el modelo adecuado porque, como digo,  será el “motivo de decoración” que va a presidir la cocina, ya que normalmente y como es aconsejable que sus medidas sobrepasen las de la placa, es un cuerpo bastante grande. Cada vez de estética más cuidada, pero… bastante grande.

Por ello, dos de las ideas por las que se puede optar en el caso de que se quiera tener una isla en una cocina, pero que ésta no sea especialmente grande son estas:

  • Poner la isla a baja altura. Lo que en cierto modo puede ser una ventaja si se va a cocinar mucho allí (cosa que obviamente sucederá) ya que se gana en comodidad. Hacedme caso.
  • Poner la campana a alta… altura. O, en otras palabras, recurrir a lo que se llama un extractor de techo. La función es la misma, pero el espacio que ocupa en la cocina no tiene absolutamente nada que ver. ¡Si es que prácticamente es una lámina adosada al mismo techo!

 

Salón – comedor, todo en uno

Esta es otra posibilidad que vemos en muchas pelis, series… y también cada vez más en la vida real. Sólo que si antes las casas en las que lo veíamos eran generalmente casas pequeñas que necesitaban aunar espacios pequeños, ahora y cada vez con más frecuencia, podemos ver enormes salones y enormes cocinas unidos por… la nada. En este momento se me ocurren dos series muy diferentes que compartían esa misma distribución del hogar: Matrimonio con hijos y Los Soprano.

De acuerdo, nada que ver la una con la otra. Pero, ¿no tenéis la sensación de que en ambos casos salían ganando? Yo al menos al verlas no pienso en que existan espacios desaprovechados, sino más bien todo lo contrario. También es cierto que me viene una pregunta a la mente: ¿qué potencia tendría la campana extractora de humos en ambos casos? Y otra, ¿cuál sería el número máximo de decibelios? Porque ahí sí que encuentro dos pegas en ambos casos a no ser que la maquinaria sea sumamente efectiva. En todo caso, lo que sí que parecen compartir es una misma noción del espacio dedicado a la mesa de la cocina, que hace las veces de pequeño “separador” visual entre ambas estancias.

Por lo demás, lo cierto es que no encuentro otra cosa que ventajas. ¡Y eso que en ambas series las familias ya no podían ser más horteras!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies