Controlar mi casa desde el iphone

En su momento, parecía que HomeKit conquistaría a todos los corazones domóticos del mundo. Pero no fue así y Apple tuvo que esperar a presentar iOS 10 para dar el empujón de verdad. Lo hizo gracias a Siri, esa vocecita de nuestro teléfono que, al final, tiene más utilidad de lo que pudiera parecer. Para la domótica también, claro.

Cuando Apple presentó HomeKit todo apuntaba a que el gigante de la manzana se iba a comer un buen trozo del pastel de la domótica. Pero nada más lejos. Por las razones que sean, aquella aplicación no colmó los deseos de los usuarios, que posiblemente no supieron sacarle utilidad. Conscientes de que en el partido de la domótica se juegan mucho, los rectores de Cupertino decidieron darle un empujón al asunto y lanzar la aplicación ‘Casa’, la forma segura de controlar todos los dispositivos domóticos desde el iPhone/iPad o iPod.

A pesar de que existe un largo listado de aplicaciones para el iPhone, lo mejor es controlar tus dispositivos desde la app nativa, muy usable e intuitiva. Utilizando el móvil es posible domotizar casi todo lo que puedas imaginar. Importante: lo primero es tener instalado iOS 10, aunque damos por hecho que lo tendrás en regla o hace tiempo que no podrías usar en condiciones el iPhone.

¿Qué nos permite hacer la app Casa para iPhone?

  • Añadir todas las habitaciones que necesitemos y decirle qué dispositivos hay dentro.
  • Organizar accesorios por habitaciones.
  • Administrar varios accesorios al mismo tiempo y dar acceso a varias personas.
  • Y lo que creemos que es la joya de la corona: crear ambientes para cada momento del día. Por ejemplo: cuando llegas a casa te gusta una determinada iluminación y las persianas bajadas; pues solo tienes que decírselo al iPhone y se encarga de la ejecución.

Siri enciende tus electrodomésticos

Cuando HomeKit falló en sus aspiraciones, Apple lo tuvo claro: había que llamar a Siri a filas. El asistente de voz sirve para muchas cosas más que contar chistes o preguntarle por sus tendencias políticas. Cuando iOS se actualizó llegó el gran momento de Siri con la opción de hacer funcionar los dispositivos domóticos a través de comandos de voz. No solo eso, también permite configurar los aparatos para que funcionen de forma determinada en momentos concretos. Por ejemplo: cuando hace más de X grados nos gusta tener el aire acondicionado encendido. Eso también es posible.

Ejemplos de comandos de voz que podemos utilizar con Siri:

  • Apagar las luces de cualquier estancia.
  • Ajustar el brillo de una pantalla.
  • Regular la temperatura de cualquier habitación.

O lo que es lo mismo: tú le dices “Siri, encienden las luces del salón”. Y lo hace. Así de sencillo.

Aplicaciones gratuitas

Decir que la utilidad de las aplicaciones domóticas para el móvil roza lo infinito no es mentir.  Y lo mejor para ilustrar estas palabras es siempre un ejemplo: existe la aplicación ‘iGrill’, que te permite hacer el mejor asado que has hecho en tu vida gracias a la conexión de una sonda con el teléfono móvil. Sabiendo a qué temperatura está el plato, nada puede fallar por el camino.

Lejos de la app nativa de Apple o de otras de sobra conocidas como KNX, hay otras tantas que permiten llevar la vigilancia de nuestro hogar a otras dimensiones. Actualmente ya se pueden instalar cámaras junto al timbre de nuestra casa inteligente para visionar al momento en la pantalla del Smartphone quién está llamando a la puerta.

Más ejemplos de lo que puede hacer la domótica desde el iPhone:

  • Pronto: es un dispositivo que corre con conexión bluetooth y con la aplicación ‘Peel Smart Remote’. Su utilidad es simple pero más de uno la agradece: conecta la televisión con el teléfono para cambiar de canal allí donde estemos. Es decir, algo más que un mando a distancia.
  • Con ‘Nest Learning Thermostat’ se ha reinventado el concepto de termostato. De todas las aplicaciones que tiene la domótica dentro de casa, la regulación de la temperatura siempre ha sido una de las favoritas. De hecho, lo más fácil y recomendable cuando comenzamos a montar una hogar domótico es empezar por dispositivos de este tipo. Lo importante: ‘Nest Learning Thermostat’ permite ajustar la temperatura de nuestras estancias incluso estando a kilómetros de distancia. Es algo parecido a la opción de crear ambientes con ‘Casa’ ya que, por ejemplificar, podemos estar en Madrid y poner la temperatura de nuestra casa de Logroño a 22 grados mientras volvemos en el tren.

Estos son solo algunos ejemplos de lo que se puede hacer con el iPhone si optamos por la domótica. ¿Tienes alguna aplicación que recomendarnos para nuestros próximos post?

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies