Controlar tu alumbrado de forma centralizada

Domótica para el ahorro de luz

Todos tenemos en nuestro bolsillo un ‘smart phone’, pero qué te parecería tener también una ‘smart home’. La idea es de la empresa de domótica española Loxone y abro con ella este post porque me ha encantado. Hacia allí avanzamos, aunque no tan rápidamente como a priori podría parecer. La domótica ha estado siempre ligada al confort y a la comodidad, pero desde hace unos años ha entrado en escena una nueva ventaja, nada desdeñable: el ahorro energético.

ejemplos de domótica en el hogar

Ésta función parece ser un reclamo más fuerte para los consumidores. Por suerte, la sociedad española está cada vez más concienciada con la importancia del consumo eficiente. El coste de la electricidad y la amenaza del cambio climático está haciendo que afortunadamente cambiemos nuestra forma de pensar y, con ella, nuestros hábitos de consumo.

Los últimos sistemas domóticos están diseñados para controlar al detalle el consumo energético de nuestra vivienda. No sólo son capaces de controlar la iluminación, sino que conectados a otros mecanismos y dispositivos, se encargan de subir y bajar persianas, en función de las horas de sol, o de activar la climatización en consonancia con la temperatura externa e interna.

¿Cuánto cuestan los aparatos en stand by?

En todos los hogares tenemos aparatos y dispositivos en stand by, pensamos que están apagados, pero no lo están del todo. Y eso significa que siguen consumiendo en ese estado. En una casa digital, nos ahorraríamos ese gasto. Ella se encargaría de todo.

Si quieres saber cuánto te cuesta al año tus “aparatos en stand by”, te recomiendo la herramienta de la Organización de Consumidores de España (OCU). Es muy fácil de usar y muy instructiva. Sólo tienes que hacer click en los aparatos que tienes en stand by en casa y te calcula al momento el gasto anual.

ejemplos domótica en el hogar

Hemos hecho una prueba, con resultados muy gráficos. Hemos seleccionado una televisión de plasma de 42 pulgadas; un teléfono inalámbrico y un DvD, aparatos que todos tenemos en casa y habitualmente en stand by.

  • Televisión: tiene un gasto anual de 4,47 euros y 17 emisiones de Co2 a la atmósfera.
  • Teléfono inalámbrico: un gasto anual de 5,96 euros y 22,8 emisiones de Co2.
  • DvD: (igual que el teléfono inalámbrico) 5,96 euros y 22,8 emisions.

Total de gasto: 10,43 euros al año.

Si a esto añadimos el router, la máquina de café o el microondas, aparatos que tampoco solemos apagar, el gasto asciende.

  • Router: supone 11,91 euros al año y 45,6 emisiones de Co2
  • Máquina de café: 7,45 euros al año y 28,5 emisiones de Co2
  • Microondas: 5,96 euros y 22,85 emisiones de Co2.

Estos seis aparatos encendidos en stand by suponen al año un gasto de 25. 32 euros. ¿A qué se te ocurren mejores formas de gastarlos?

La eficiencia energética es el presente ¿Qué más puede hacer una casa inteligente?

Vamos a conocer ejemplos de domótica en el hogar, cuáles son sus aplicaciones más directas.

ejemplos domótica hogar

  • Conocer en directo nuestro consumo real: las ‘smart home’ se controlan con los ‘smart phones’. Existen apps en el mercado a través de las cuales podemos saber cuántos kws estamos consumiendo en un momento dado y, sobre todo, comprobar si es el necesario.Si tienes contratada la tarifa de horario discriminado, con la que el coste de la luz cambia en función del tramo del día, podrás ver la diferencia del gasto de poner la lavadora dentro o fuera de este horario.
  • Apagar todas las luces con un simple interruptor: es bastante habitual que comprobemos que todas las luces de la casa estén apagadas cuando salimos de casa. Vamos de habitación en habitación, sobre todo si vamos a pasar una temporada fuera de casa. Y es bastante habitual salir dejándonos una luz encendida – en mi caso suele ser la del baño-. ¿Qué te parecería apagar las luces de toda la casa desde un mismo interruptor situado en la entrada, junto a la puerta de salida? ¡Es una idea genial, sobre todo para los más olvidadizos, y que también nos ayuda a ahorrar en nuestra factura de la luz.
  • Luces programadas: esta aplicación es muy útil. En otros post hablábamos de programar las persianas para subirlas a la hora de levantarnos por la mañana. Una especie de despertador, mucho más agradable que el sonido de la alarma. Esto sería algo similar, sobre todo si te levantas temprano, cuando todavía no ha anochecido. Encender una luz tenue o, incluso programarla, para que vaya a más conforme pasa los minutos y nuestros despertares no sean tan bruscos.  Puede ser útil también para los más pequeños de la casa. A menudo, sobre todo a ciertas edades, suelen dormir con una luz encendida… para no gastar más de la cuenta, podemos programarla para que automáticamente se apague cuando estén ya dormiditos.
  • Tesmostatos ‘smart’: estos termostatos son muy prácticos para ahorrar energía, porque adaptan la climatización de la casa – la calefacción y el aire acondicionado- a la temperatura que deseemos.
  • Notificaciones en nuestro móvil: gracias a la conexión de estos dispositivos, la app nos avisa cuando nos hemos dejado alguna luz encendida. No hace falta que volvamos a casa para apagarla o que nos lamentemos todo el día de este descuido, con un sencillo click en nuestro móvil podremos apagar a distancia. ¡Todo está conectado y esto tiene muchas ventajas.

En definitiva la domótica nos ayuda a conseguir un ahorro de energía. Es verdad que es una inversión importante para nuestra vivienda, pero tiene muchas ventajas como has podido comprobar. Y sí, una de ellas, también tienen que ver con el ahorro.

Una respuesta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies