Control o regulación de estores, lamas según condiciones climatológicas

¿Alguna vez has pensando en tener esa cena romántica con una iluminación especial? ¿Y si te cuento que es posible que tus cortinas se abran y se cierren en función de la luz que entra por la ventana? Y si todas estas cosas las pudieras hacer solo con unas pulsaciones desde tu teléfono móvil. ¿No sería la vida mucho más sencilla de esta manera? Lo mejor de todas estas preguntas es que sus respuestas se pueden hacer realidad. Mejor dicho, son una realidad.

Cortinas domóticas

Las bombillas hace tiempo que se puede controlar de forma remota dentro (y fuera) de una casa. Y la iluminación (como concepto general) hace también mucho tiempo que se puede monitorizar con sensores de presencia. Pero, ¿quién no sabía todavía que también se puede jugar con la luz natural? Existen en el mercado numerosas opciones, algunas de ellas muy desconocidas para el gran público, que se comportan de una manera u otra en función de la cantidad de luz solar que entra por la ventana.

Las cortinas y los estrores enrollables son una opción con innumerables ventajas. Empezando por la posibilidad de usarlos en interior o en exterior y terminando por un mantenimiento sencillo, que no requiere grandes esfuerzos. Además de tener un comportamiento automatizado, muchos modelos tienen grados de opacidad diferentes, para dejar pasar más o menos luz. Tal y como recuerdan desde Somfy, con este tipo de cortinas las posibilidades son “infinitas”, ya que no solo juegan un papel fundamental en la iluminación, sino también en la privacidad de los habitantes de un hogar

Iluminación según el sol

Las cortinas o los estores preparados para funcionar con sistemas domóticos son una opción muy atractiva por varios motivos, tales como:

  • Comodidad: no es necesario depender de incómodos cables y cuerdas que se terminan rompiendo.
  • Eficiencia: muchos motores funcionan con baterías de larga duración o incluso energía solar, lo que duplica su ya de por si poder ahorrativo.
  • Automatización: solo un click al mando es suficiente para decirles que suban o bajen. Incluso cuentan con sensores solares para hacer lo propio si detectan más o menos temperatura. Es una protección perfecta para evitar los nocivos rayos UVA dentro de casa.

Los motores de las cortinas y estores enrollables de Somfy tienen una característica domótica que explica en esencia la clave de este tipo de tecnologías: “Intercambian información para que puedas controlar lo que ocurre sin necesidad de moverte”, es decir, igual que una lavadora sabe programar la colada sin la interacción humana, las cortinas enrollables también saben lo que necesitamos en cada momento. Ojo, lo hacen gracias a la centrales domóticas, a las que primero tenemos que decirles qué ambientes queremos crear en casa para que luego lo pongan en práctica.

Importante: los estores (y cortinas automáticos) están preparados para funcionar casi con cualquier marca de domótica, y así cumplen con su función principal: hacer la vida más fácil a quien decide dar el paso por ellos.

Ahorro de energía

Hay muchas razones para optar por opciones automatizadas, y algunas de ellas –de las más relevantes- ya se han presentado a lo largo de este post. Para empezar: con las bombillas o los estores domóticos se pueden crear atmósferas y ambientes personalizados que la iluminación tradicional nunca ha permitido. Una iluminación diferente para cada momento del día o estado de ánimo.

Y si hablamos de domótica hay que hablar de ahorro. Ya se veía venir que optar por este camino también supone un interesante ahorro monetario, que nunca está de más para una época en la que, en España, el recibo de la luz está completamente disparado. Si lo tenemos todo domotizado, la luz artificial solo se enciende cuando detecta presencias y las horas de luz solar se aprovechan al máximo. No solo se saca el máximo partido a las horas de sol, también es una buena solución para regular de forma más eficiente la temperatura de cada estancia de la casa.

Y no podemos olvidarnos de la última ventaja, no por ello la menos importante: la comodidad. Todos los procesos descritos a lo largo del post se pueden controlar, gestionar y regular desde un mismo dispositivo. ¿Adivinamos cuál es? Sí, tampoco hay sorpresas con esto: todo se gestiona desde el teléfono móvil o, en su defecto, desde la tablet. Aunque es importante señalar que, en la mayoría de los casos, las cortinas y los estores enrollables necesitan de una centralita domótica en casa, lo cual no es un problema para tenerlo todo centralizado también desde un dispositivo móvil.

¿Ya te he convencido para que te pases a la iluminación domótica?

Una respuesta.
  1. Iago Álvarez Fernández 17/03/2017 Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies