Control local o remoto TCP/IP

Microelectrónica, las telecomunicaciones, informática y las tecnologías de la información son las cuatro familias que convergen en el amplio mundo de la domótica, y más concretamente de la seguridad domótica. Una familia extensa que tiene que estar gobernada de alguna manera. Si en las familias tradicionales el cabeza de familia era el que ponía orden en su casa, en el caso de las casa inteligentes y sus aparatos conectados el protocolo TCP/IP el que se encarga de que todo funcione de la manera que nosotros queremos.

seguridad domotica

Socket for Internet connection

¿Un poco de historia acerca de lo que hoy hablamos? Venga, una ración mínima. El protocolo TCP/IP lo creó el Departamento de Defensa de los EEUU en 1972. ¿Su intención? Hacer más sencilla la interconexión entre ordenador con sistemas operativos diferentes, y que funcionaban con conexiones de área local (LAN) y otras más extensas (WAN). Más que un protocolo, el TCP/IP es un conjunto de protocolos que funciona por capas. Algo que los profesionales de la electrónica y la informática entienden sin pestañear.

¿Desde dónde podemos controlarlo?

Hablando de manera sencilla, este conjunto de protocolos está diseñado para que un conjunto heterogéneo de máquinas puedan intercambiar información entre ellas mediante el uso de redes. “Internet en sí mismo está diseñado sobre el protocolo TCP/IP”, revelan desde Voltium. En pocas palabras, y volviendo a la sencillez, este protocolo nos permite tomar el control de nuestros equipos domóticos desde cualquier sitio.

Gracias a su funcionamiento, nosotros –como usuarios remotos- podemos conectarnos desde cualquier lugar (el trabajo, el parque donde jugamos con nuestros hijos, desde el cine…) para interactuar y manejar los equipos que tenemos instalados en nuestra casa digital. “La mayoría de los conjuntos de protocolos de red se estructuran como series de capas, que en ocasiones se denominan pila de protocolos. Cada capa está diseñada para una finalidad específica”, señalan desde Oracle.

Significado de una IP

IP como otras tantas expresiones que circulan por ahí son las dos letras de unas siglas. En este caso significan “Internet protocol”. A estas alturas del post no sorprende que tengan que ver con algo relacionado con protocolos. La IP es el DNI de un dispositivo conectado a una red –el que da la cara por nosotros en ese mundo digital-, se trata de un número único para identificar a un aparato “X” dentro de esa red en la que está conectado. En muchos casos habréis escuchado que un delincuente que ha cometido delitos a través de la red ha sido cazado gracias a la localización de su IP.

app domotica

Ese número único que sirve para ponerle rostro a un aparato conectad o a la red está formado por cuatro números de hasta tres cifras siempre separados por un punto. Una dirección IP podría ser algo así: 111.111.11.111. Una dirección totalmente inventada, y que me perdone su dueño si existen en algún rincón del inmenso mundo de internet.

¿Qué es lo más importante que debemos saber de las direcciones IP? Lo fundamental es que existen dos tipos diferentes:

  • IP pública: una de los términos más conocidos. Es una dirección VISIBLE desde internet, y suele coincidir con la que tienen los router con los que nos conectamos a la red. Se trata de una dirección que, por lo general, nos proporciona la empresa que suministra el acceso a internet. ¡Ojo! Puedes ver tu IP en cualquier momento a través de varios sitios de internet.
  • IP privada: como dice el nombre, pertenece a una red privada. También se puede consultar pero no es la dirección con la que damos la cara en internet. Suelen ser las direcciones que usa la tarjeta de red de un ordenador, de una impresora conectada a la red, etc… “Una vez que conoces tu dirección ya puedes acceder a la configuración de tu router para abrir puertos, configurar tu red inalámbrica o actualizar el firmware del mismo”, cuenta desde ADSL Zone. ¿Os suena lo de configurar una red inalámbrica?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies