Control de alarmas técnicas de incendios, gas, inundación en cuartos, etc.

La seguridad para nuestro hogar es una de las prestaciones más interesantes de la domótica. Gracias a la versatilidad de los sistemas que podemos encontrar hoy en día, los dueños de una casa pueden ausentarse de ella con tranquilidad. Las ‘máquinas’ se ocupan de avisar si hay algún peligro que acecha, e incluso se encarga de gestionar las primeras soluciones. Los sistemas domóticos de alarma simplifican nuestra vida y minimizan las consecuencias de un posible error humano.

domotica casa

¿Qué sistemas de seguridad nos ofrece la domótica? Son varios, y todos ellos tienen el mismo objetivo: garantizar nuestro bienestar y evita accidentes. De hecho, los expertos coinciden en señalar que los sistemas de alarmas forman parte del “primer nivel” de automatización de una vivienda. Es decir, son un buen primer paso hacia una vivienda inteligente. Las alarmas de incendio, de gas o de inundaciones son las más habituales, y todas ellas son elementos pasivos de seguridad.

Hay que recordar que nuestra vivienda no solo está sometida a los ataques exteriores de intrusos, para los que también se pueden instalar alarmas, y que la domótica nos facilita eliminar preocupaciones que hace unos años eran impensables. Los tres sistemas que ya he mencionado y que ahora vemos con más detalles son sensores discretos, que en un mayoría no requieren de ningún tipo de instalación.

  • Alarmas contra incendios: analizan cada X segundos el aire de la vivienda para detectar variaciones de temperatura o de gases. En el caso de que algo no vaya bien, esta alarma es capaz de conectar los sistemas de extinción, avisar a los bomberos y, por supuesto, informar al usuario de qué está ocurriendo y en qué estancia de la vivienda.
  • Alarmas contra inundaciones: las posibles inundaciones siempre han sido motivo de preocupación en el hogar por los importantes daños que causan en la vivienda propia y en las ajenas. Las alarmas detectan el exceso de agua y pueden activar las eletroválvulas para cortar el suministro. Es una primera solución al problema que deja mucho margen de maniobra al propietario.
  • Alarmas contra fugas de gas: el funcionamiento es similar. Los sensores instalados en la casa analizan el aire y se encargan de cerrar los suministros de gas en caso de escape. Que la domótica sea capaz de evitar una explosión es una prestación más que interesante.

Seguridad ante accidentes

Todos estos sistemas de seguridad funcionan de una manera muy parecida, y todos tienen la misión de garantizar “nuestra seguridad personal sin que prácticamente sea necesaria nuestra intervención”, recuerdan desde el blog de Rastreator. Los propios analistas de esta empresa recuerdan que las compañías de seguros hace tiempo que tienen en cuenta qué viviendas tienen equipamientos de seguridad domóticos, puesto que es un factor que influye directamente en el precio de la póliza.

domotica fácil

En esencia, ¿cómo funcionan estos sistemas de alarma? Se puede poner el ejemplo del protocolo que sigue una alarma de incendio para entenderla mejor. Un buen sistema domótico de alarma debería poder cumplir todas estas misiones:

  • El detector avisa a la central de que algo ocurre. La central de la alarma activaría una señal acústica y avisa a los bomberos para que se pongan en marcha.
  • A través de la pasarela GSM se envía un mensaje al usuario con los detalles del problema, sobre todo acerca de dónde se encuentra el incendio. Si tenemos control remoto a través del móvil y cámaras incluso podríamos tener imágenes del suceso.
  • La alarma puede cortar el gas para evitar explosiones, la corriente eléctrica para que no haya cortocircuitos y cerrar persianas y ventanas para no alimentar las llamas desde el exterior.

Autorizaciones necesarias

Este tipo de sistemas de seguridad ya abundan en el mercado. Y con el futuro de la domótica viviendo su propio auge quedan muchos por llegar. De hecho, hay muchas marcas que apuestan por sistemas ‘integrales’ de seguridad para hacer la vida más fácil al usuario. Es el caso, por ejemplo, de Alcatel Phone Alert, uno de los sistemas más interesantes. Esta firma ha combinado en un mismo pack sistemas de detección de presencias, de inundación y de humos.

Si algo malo sucede en una casa con este sistema instalado, la alarma lo notifica al usuario mediante un correo electrónico, una llamada e incluso notificaciones ‘push’ en el móvil.

Por norma general, este tipo de sistemas no requieren la intervención de un instalador especialista. El propio usuario puede seguir las instrucciones y tener el sistema funcionando a pleno rendimiento.

No obstante, cuando en la instalación de sistemas domóticos entran en juegos las obras para cableados o, por ejemplo, cámaras de seguridad, es conveniente corroborar los hipotéticos permisos de instalación que se nos puedan exigir. No solo las obras pueden exigirlos, también las normativas municipales de ruidos pueden influir en la instalación de alarmas sonoras. Para tener un sistema domótico con plenas garantías, la mejor opción es recurrir siempre a personal homologado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies