Control de alarmas por intrusión

Tener una casa mucho más segura no es tan caro como imaginas. Solo necesitas tener cerca una tienda especializada para hacerte con los complementos de seguridad más adecuados.  Te lo contamos todo en este post para que puedas elegir sabiendo lo que hay en el mercado.

Detector de presencia para alarma

Además del ahorro y la eficiencia, la domótica tiene otro pilar maestro: la seguridad. Contar con un buen sistema de seguridad siempre ha sido una ambición de los propietarios de casas grandes, que son –por lo general- más violables. Y es que contar con él aumenta el confort de las personas que viven dentro y en el propio edificio (sí, también se instalan sistemas de seguridad en pisos).

A nadie le gusta recibir visitas indeseadas en casa, por ellos los hogares inteligentes están “siempre vigilando”, como dicen desde Loxone. Lo hacen mientras hay gente dentro y, por supuesto, cuando están vacíos. A pesar de que pueden tener distintas finalidades (ya hemos conocido las alarmas por catástrofes), las alarmas por intrusión son las que más tranquilidad generan en los usuarios y las más habituales en los puntos de venta.

¿Qué ventajas nos aporta un sistema de seguridad domótico frente a uno tradicional?

  • Puedes tener la alarma enchufada solo durante las horas que seleccionas. E incluso dejar el funcionamiento automatizado.
  • Tienes el control absoluto de la alarma desde el teléfono móvil. La ventaja principal es que puedas manejarla a distancia.
  • No todas cuentan con la opción, pero sí lo deseas y así lo instalas puedes hacer un seguimiento de la incidencia por streaming, para tomar al minuto las decisiones más correctas.

Que no te engañe la sencillez del sistema: las alarmas domóticas son tan efectivas como los sistemas tradicionales, y cuentan con la ventaja de ser menos costosas, ya que son componentes se pueden conseguir por no mucho dinero en el mercado.

Tu hogar seguro gracias a la tecnología

Dentro del extenso catálogo de alarmas domóticas que existen, son especialmente atractivas las que se anticipan a los robos. Las épocas de vacaciones o las largas estancias fuera de casa por los motivos que sean dejan de ser una preocupación con las alarmas que simulan presencia en casa. Con los procesos automáticos oportunos se pueden subir y bajar las persianas y encender algunas luces para ahuyentar a los amigos de los ajeno.

Un buen sistema que aterrizó en España hace relativamente poco es MyFox, que se puede adquirir en tiendas dedicadas al hogar. Este sistema se compone de una cámara y una alarma, dos elementos que se integran a la perfección en la decoración de una casa. Además de “mantener la privacidad”, como constatan desde Xataka, tiene su principal punto fuerte en disuadir a los enemigos de lo ajeno antes de que entren en casa. Es posible gracias al componente ‘Home Alarm’, un dispositivo que cualquier podría confundir con un router. Colocado en puertas o ventanas, sabe distinguir perfectamente una vibración rutinaria (causada por un balón, por ejemplo) de un intento de robo, activando la alarma si es necesario antes incluso de que alguien entre al interior de la vivienda.

Si, a pesar de la alarma, alguien consigue acceder al interior, podemos tener imágenes en directo de lo que sucede gracias a la cámara y poner inmediatamente el asunto en manos de la policía.

Diferentes tipos de sensores

Panel de control de una alarma Las alarmas domóticas necesitan de los sensores de toda la vida para funcionar. Alarma y detectores son un dúo que trabaja por tu seguridad de forma bastante eficaz. ¿Cuáles son los más habituales?

  • Detectores de movimiento: son los sensores por excelencia de las alarmas domóticas. Están preparados para saber qué ocurre dentro de tu casa, y su utilidad va incluso más allá de la mera alarma, ya que también tienen aplicaciones en la iluminación o calefacción. Muchos modelos se pueden configurar desde la aplicación para smartphone correspondiente, e incluso son capaces de avisar si están siendo manipulados. Conseguirlos es más que sencillo de forma online o en tiendas especializadas.
  • Contactos de ventana: son otro eslabón clave en la seguridad domótica. Tienen especial sentido sobre todo en las casas grandes, mucho más violables que, por ejemplo, un bloque de pisos. En general funcionan por radio frecuencia y avisan al usuario de roturas, intentos de entrada no autorizada o intrusiones varias. Además, su propio funcionamiento le dice al usuario si una puerta o una ventaja están bien cerradas. De esta forma, las tradiciones preocupaciones cuando nos vamos de casa se quedan a un lado.

¿Tienes una alarma domótica en casa? ¿Nos cuentas tu experiencia con ella?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies