Control de alarmas automático

Confía en la domótica si lo que necesitas es mejorar los sistemas de seguridad dentro y fuera de tu propia casa. 

domotica en casa y alarmasA todo el mundo le preocupa la seguridad de su casa. El asunto de este artículo no rádica en esto, lo verdaderamente importante es cómo puedes conseguir eliminar esa preocupación de tu vida. Si lo dejas en manos de la domótica, todo estará controlado. En serio, las alarmas para complementar la domótica en casa son una opción ideal para quitar preocupaciones de la cabeza. Evidentemente, igual que existen instaladores que se encargan de colocar en tu casa el sistema para que la luz funcione automáticamente, también existen empresas que hacen lo mismo con las alarmas. Aunque lo mejor es siempre tener un proyecto que abarque de una sola vez todo este tipo de necesidades (iluminación, seguridad, climatización…).

Las alarmas domóticas se componen de varios elementos. El primero es imprescindible, aunque diríamos que todos los son: hablamos de los sensores, una suerte de ojos que monitorizan permanentemente el entorno que vigilan para detectar cualquer cosa que vaya mal. Pueden ser muchas cosas: un rostro desconocido dentro de casa, una fuga de gas, la rotura de una ventana, etc. El caso es que si algo va mal, estos sensores son los encargados de informar. Cuando algo se tuerce, o puede parecerlo, entran en juego los controladores que, de forma automática, procesan la información que reciben del sistema, y la gestionan de una forma u otra en función de las órdenes que ha recibido.

Sensores que aportan seguridad

¿Algo va realmente mal? Pues entonces es el momento de los actuadores. Se llaman alarmas automáticas porque, por ejemplo, si los sensores detectan una fuga de gas esta información se procesa en los controladores y los actuadores serán los que dirán “si hay una fuga de gas es el momento de cerrar la llave de paso”. Y todo esto sin necesidad de que tú hagas nada. Ya lo hiciste en su momento cuando programaste a tu alarma domótica para que hiciera exactamente esto que hemos relatado. No obstante, por supuesto, irás recibiendo en tu interfaz todo lo que ocurre. Puede ser en la centralita, en el móvil, en la tablet o en todos ellos. Pero no tendrás nada que hacer, tan solo estar satisfecho de que tu alarma ha funcionado como querías.

Y esta situación es extrapolable a casi todo lo que pueda suceder en tu casa:

  • ¿El sensor detecta un incendio? Pues los actuadores llamarán a los bomberos. Y te lo notifican para que vuelvas a casa corriendo.
  • ¿Hay una fuga de agua? Sin problemas, la alarma funcionará automáticamente cortando el paso del agua.
  • ¿Detectas una presencia no autorizada en los pasillos de tu casa? Puedes preguntar a distancia quién anda ahí, o dejarte de trámites y llamar directamente a la policía sin necesidad de estar presente en ese momento en el interior.

Es la parte buena de tener una vida automatizada. Hay muchas cosas por las que no debes preocuparte, o al menos no preocuparte en exceso. Como ya te hemos dicho, lo ideal es tener todo esto proyectado en la cabeza antes de decidir qué casa domótica quieres. Así puedes invertir ‘de golpe’. Hazlo sobre todo si quieres optar por la vía de las obras. Entendemos que no quieres pasar por varias reformas para cablear. No obstante, no olvides que puedes optar por un sistema de alarma completamente domótica y sin cables, gracias a las soluciones de transmisión inalámbrica, que aprovechan todo el potencial de tu conexión wifi.

“En la actualidad, los sistemas de alarma domótica han mejorado de tal manera que incluso pueden detectar (y notificar) intentos de manipulación en el propio sistema”

Un hogar seguro

Y, por supuesto, cómodo. Porque las alarmas domóticas pueden hacer mucho más que garantizar la seguridad de los bienes y las personas que hay en el interior. Tal y como señalan desde Tecalsa, el conjunto domótico “se puede conectar a sus sistemas multimedia, combinando de esta manera la utilidad del sistema técnico con el ocio y el entretenimiento: el cine en casa, juegos en la red, televisión, etc.”. Un sistema que, por supuesto, se puede extrapolar a conjuntos no residenciales, lo que tradicionalmente se conoce con el nombre técnico pertinente: inmótica.

Si quieres o necesitas convertir tu vivienda en un hogar inteligente lo mejor que puedes hacer es confiar en un profesional. Ellos son los encargados de estudiar, trazar y ejecutar un proyecto de casa domótica. Y se encargan de que cumpla con toda la normativa vigente y funcionen como de verdad quieres que lo haga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies