Consigue la temperatura ideal en el frigorífico

Aprende cuál es la mejor temperatura y cómo conservarla en todo momento.

Si todas las marcas fabricantes se emplean a fondo para dar a conocer a sus clientes la temperatura ideal del frigorifico y congelador, será por algo. Puede parecer un dato baladí, pero lo cierto es que cada grado de más que seleccionamos en estos electrodomésticos incrementa de forma notable la cantidad de dinero que pagas en la factura de la luz.

temperatura ideal frigorífico

Tanto el frigorífico como el congelador tienen un mandato claro: conservar durante todo el tiempo posibles los alimentos en perfecto estado. Para eso se valen siempre de las mejores condiciones de temperatura y humedad. Tiempo atrás, seleccionar la temperatura correcta era complicado. ¿Quién no ha tenido un frigorífico con una ruedecilla con números del 1 al 5? Así era imposible saber qué temperatura había en el interior. Solo un termómetro interno podía arrojar un cifra.

Frigo y congelador en su punto

Ahora todo eso ha cambiado. Pero, un momento, ¿cuál es entonces la temperatura ideal para el frigorifico y el congelador? Los datos de los fabricantes apuntan a una horquilla entre los cuatro y los ocho grados. “La temperatura recomendada del frigorífico son 4ºC ya que de este modo se conservan en óptimas condiciones todo tipo de alimentos”, aseguran desde electrodomésticos Bosch, que aconsejan jugar hasta los ocho grados cuando tienes la nevera “llena hasta la bandera”. Por su parte -18 grados es cifra adecuada para el congelador, aunque evidentemente puedes jugar también con las cifras.

La ayuda de la domótica

Como ya he adelantado, con llegada de los frigoríficos con pantallas de LCD o con selectores de temperatura táctiles, el problema de la mítica ruedecilla queda resuelto. Es muy fácil saber en cada momento qué temperatura hay dentro del frigorífico y del congelador. Es más, en el interior incluso hay zonas más o menos frías según los alimentos que se conserven. Lo más normal es que si hoy te compras una nevera nueva, tengas cajones especiales que mantienen estables las condiciones de humedad y temperatura (incluso a 0 grados) para mantener frescos hasta el doble de tiempo pescados, carnes, frutas y verduras.

Obviamente, la automatización de procesos ha permitido también mejorar la selección de la temperatura ideal en el frigorifico y el congelador. Los modelos que se pueden manejar desde los teléfonos móviles o desde tablets permiten acceder a estos valores a distancia y en cualquier momento para seleccionar el más oportuno para cada situación. Por ejemplo, con Home Connect, puedes seleccionar diferentes valores en función de lo que tienes que congelar o meter al frigorífico. Imagina: estás haciendo la compra para un evento grande y sabes por adelantado que necesitas un esfuerzo extra, pues solo tienes que sacar el móvil y cambiar los valores mientras esperas pasar por caja.

Aunque la domotización de procesos te puede ayudar, en tu mano está poder respetar la temperatura ideal en cada momento. Ten en cuenta que el frigorífico es un electrodoméstico que no puede estar cerca de fuentes de calor, y habría que dejar unos cinco centímetros entre la pared y el condensador. Con los frigoríficos y los congeladores, en el punto medio también está la virtud: “Es mejor tener una nevera cargada, pero sin excesos”, corroboran desde MediaTrends, que ponen el acento en que esas míticas compras mensuales, en las que cargamos mucho de golpe la nevera, le obligan a trabajar más y en exceso. Lo mejor es mantener una carga constante.

Otros tips para mantener la temperatura ideal dentro del frigorifico y del congelador

  • No abrir la puerta de forma indiscriminada. Y menos si está muy vacío, porque se escapa con más facilidad el frío.
  • Los alimentos calientes no son muy amigos del interior de tu nevera. Espera, al menos, a que estén a temperatura ambiente o templados.
  • Coloca los alimentos en su sitio más adecuado. La parte más fría es la de abajo, allí deberían ir los perecederos.
  • La colocación es más importante de lo que parece. Para que las corrientes de refrigeración hagan su trabajo, hay que dejar una correcta separación entre alimentos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies