Consejos domóticos para tu casa

Algunos de los mejores consejos para el mundo de la domótica doméstica.

Ser más eficientes, reducir el consumo de los recursos naturales y pensar en un planeta mejor para todos es, ahora mismo, una imposición para los habitantes de la tierra. Hay muchas formas de contribuir a la causa. Y muchas pueden comenzar desde tu propia casa. Si lo que estás buscando es ser más eficiente y reducir tu huella de carbono, y a la vez vivir mucho más cómodo lo que estás buscando se llama domótica para viviendas.

Las ventajas de la domótica doméstica

A los que están deseando abrazar la domótica, el primero consejo que les brindaría es que se fijen, en primer lugar, en todo lo que puede hacer por reducir la factura eléctrica y el consumo de eléctricidad. Y hay muchas maneras de hacerlo.

La domótica orientada a controlar este tipo de gastos no es difícil de encontrar. Sobre todo desde que no es necesario tener que cablear toda una casa para hacerla domótica, algo que ha facilitado mucho la tarea de un tiempo a esta parte.

Un ejemplo de cómo conseguir una reducción en las facturas de la electricidad puede ser Wattio, un sistema con DNI español muy fácil de instalar y de utilizar en el día a día. “Está basada en el protocolo inalámbrico Zigbee, por lo que no requiere de complicadas instalaciones cableadas ni de electricistas para su instalación”, señalan desde Domótica Doméstica. “Si simplemente quieres ahorrar en tu factura, controlar la calefacción y algunos aparatos con tu móvil sin excesivas complicaciones, éste es tu producto”, corroboran. Wattio funciona con una centralita para gestionar todo el sistema, que cuenta además con pantalla táctil para facilitar la tarea.

Para controlar la calefacción se utiliza un componente llamado Thermic y para el consumo eléctrico uno bautizado como Bat. Sin ninguna duda, sencillez al alcance de la mano.

Comodidad a bajo coste

El box de centralización, o centralita domótica, es el cerebro del sistema de una casa conectada. Es uno de los elementos que no puede faltar si quieres convertir tu hogar en una smart house. “Su instalación es tan sencilla como simplemente enchufarla a la red eléctrica y siempre hay que ampliar el sistema con elementos del mismo fabricante o con otros compatibles”, aseguran desde Leroy Merlin. Por lo tanto, el segundo consejo fundamental es que elijas pronto el equipamiento que quieres para tu casa. Recuerda que, además del box de centralización, necesitarás una buena conexión wifi, si no quieres andar con problemas de conectividad, que dudo que los quieras tener en una casa inteligente.

Desde una centralita es relativamente sencillo empezar a implementar en la casa elementos que, además de no costar mucho dinero, sirven para ahorrar todavía más. Y es que ya has podido imaginar que Wattio no es más que un mero ejemplo de todo lo que hay en el mercado. También existen los enchufes inteligentes, por poner más ejemplos. “Se conectan a los enchufes del hogar y automatizan el encendido y apagado de los aparatos”, añaden las mismas fuentes.

Este tipo de enchufes son realmente útiles porque permiten cosas como:

  • Programar horarios de encendido y apagado de algunos aparatos.
  • Eliminar una de las mayores fuentes de consumo fantasma: el modo standby.
  • Programar horarios en los que quieres cortar la electricidad a un aparato en concreto. Esto no se puede hacer con el frigorífico pero si con la televisión, por ejemplo.
  • Muchos de estos enchufes llevan medidores eléctricos que te ayudan a reducir el consumo de electricidad.

Una vivienda del futuro

Es posible que te hayas percatado de que en ningún momento he señalado que se puedan controlar los electrodomésticos desde la centralita domótica. La razón es sencilla: los electrodomésticos inteligentes existen en el mercado pero llevar cables LAN hasta ellos es complicado. O bien todavía no son compatibles con ningún box de centralización de los que hay en el mercado.

La electrodomésticos inteligentes funcionan con sus propias aplicaciones; las nativas de los fabricantes. Las grandes marcas lo tienen hace tiempo ya disponible: Samsung, LG, Siemens o Bosch te permiten esta opción. Lo único que tienes que hacer es instalar la APP móvil en el dispositivo correspondiente para que los puedas manejar desde cualquier lugar y en cualquier momento.

Antes no era posible poner una lavadora desde el trabajo o darle la orden al lavavajillas de cuándo se tiene que poner en marcha. Eso es hasta hoy. Aplicaciones como Home Connect lo hacen posible. Y por supuesto, aunque estas aplicaciones no sean domótica pura (estrictamente no lo son) si que permiten al usuario disfrutar de muchas de las ventajas de esa domótica pura (libertad, confort doméstico y eficiencia energética).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies