Comprar cocinas con diseño antiguo

Vintage, sí, pero que no deje de ser funcional

Puede que suene un poco fuerte el verbo “comprar” para toda una cocina, pero lo escribo con plena consciencia, ya que lo que quiero es subrayar el hecho de que ahora se puede, casi, comprar estancias enteras como si fuéramos a la tienda. Sólo nos hace falta alguna que otra cuestión técnica y algún que otro… euro de más. De todas formas, veremos como también se puede ir por partes con esto del vintage.

 

Elementos que no pueden faltar

Siempre habrá cosas que se puedan catalogar de imprescindibles o, por lo menos, de casi imprescindibles. Pero una de las ventajas que tiene lo vintage es que, en gran parte, es ecléctico. ¿Y eso por qué tendría que ser una ventaja? Pues porque lo vintage no es muy barato que digamos, pero así como en una cocina de estilo funcional lo adecuado es que todo sea de estética funcional, con lo antiguo unas cosas se pueden mezclar con otras. Pasa, en ese sentido, como las cocinas de estilo rústico. Es decir, que a una base más económica se pueden ir añadiendo complementos más caros, como tiradores, complementos o grifería.

Por supuesto, aquí tiene toda la cabida del mundo un concepto tan hermoso como el reciclaje. De hecho, es una de las cosas que pueden abaratar mucho el proceso de diseño, pero para eso no podemos pasar por alto un requisito: hay que tener un poquitín de síndrome de Diógenes. Hay gente que para

Baldosines blancos y negros, un recurso atemporal

eso no vale, porque sí es cierto que pasa por guardar muchas cosas durante muchos años. Para lo cual hace falta espacio y paciencia, eso sí, con el paso del tiempo se pueden descubrir verdaderos tesoros. Una de las características de estos tesoros es que pueden llegar a ser verdaderos clásicos.

De momento, pequeños toques pueden ser suficientes. Por ejemplo, un suelo de azulejos, una encimera de granito negro o unas paredes pintadas en un color rojo carruaje ya puede suponer un cambio de 180⁰… o una vuelta al pasado. Ciertos materiales ya son retros, por ejemplo la madera. Si está bien tratada, basta con que haya un mueble como una mesa o unas baldas descubiertas para que la cocina empiece a tener cierto aroma. Como colores, el blanco roto suele funcionar, y en combinación con un amarillo no demasiado chillón suele dar muy buenos resultados.

 

Acabados de primera clase

Los objetos de que hablábamos antes, guardados durante años y años, pueden recuperarse como decimos. Eso sí, habrá que “devolverlos a la vida útil”

Mezcla vitage + rústico

ya sea para darles el uso que tenían en el pasado o para emplear como complemento decorativo. A decir verdad, si se pretende reciclar un electrodoméstico antiguo, la idea puede salir un poco rana. Pensemos que su mecanismo ya se quedó obsoleto, y que aunque lo lleváramos al mejor mecánico del mundo y se lo cambiara internamente, la reparación nos iba a salir muy cara, pudiendo disfrutar, por un poco más, de un aparato de diseño vintage pero con las prestaciones que dan las últimas tecnologías. Para ello hay fabricantes que se distinguen por tener líneas que entroncan directamente con el concepto de diseño para cocina antigua. El más claro ejemplo de este tipo de marcas lo encontramos en la marca italiana Smeg o en tiendas como The Crazy fifties shop, que combina acabados de primera clase de tipo vintage con la última tecnología del mercado.

Eso sí, si se trata de reciclar complementos como recipientes, estanterías, pequeños muebles o aparatos electrónicos, es muy recomendable contratar los servicios de un restaurador. No sólo porque el resultado final será mucho más apetecible estéticamente, sino por una cuestión de limpieza e higiene. Un buen barnizado, lijado, decapado, una mano de pintura o un tratamiento antitermitas siempre mejorarán el resultado final. Además, como la restauración está totalmente de moda, ahora proliferan este tipo de servicios. Por supuesto, aquí una vez más internet es fuente de información.

Oímos la palabra “vintage” y a menudo se nos vienen a la cabeza los años ’50

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies