Colores en la cocina

El asunto de los colores que se utilizan para decorar la cocina es un tema muy personal. Al fin y al cabo, dicen que sobre gustos no hay nada escrito… y hasta ahí bien. Pero el color puede resultar un conflicto si es que nosotros buscamos obtener un resultado concreto. Un ejemplo muy sencillo puede ser este: nuestro color preferido es el negro y nuestra cocina tiene unas dimensiones bastante pequeñas. Es decir, que necesitamos “ayudar” con el color (entre otras cosas), lo más posible, a que la cocina aparente el mayor espacio que pueda. Pues bien… ya nos podemos ir olvidando o de nuestro color favorito, o en todo caso ya nos podemos resignar a que nuestra cocina parezca un zulo.

 

Cómo combinarlos

De entre los colores que mejor se pueden combinar a día de hoy, si queremos hacer caso a la más rabiosa actualidad decorativa, está el gris. No es que sea exactamente una sorpresa, ya que no era para nada un color condenado al ostracismo tiempo atrás. Y sin embargo el que combine tan bien con todo es una pista para comprender la moda actual.

Gris… más rosa. ¡Pues queda genial!

Otro color que nos puede resultar más sorprendente a la hora de combinar es el rosa. Y no un rosa cualquiera sino uno apagado o, como se suele decir, rosa polvoriento. Con tonos que no sean muy fuertes, y pese a que no es ni de lejos mi color preferido, tengo que reconocer que combina de miedo. Y nos da otra pista sobre los colores de moda.

Como también nos la da el eterno favorito: el blanco. Pero con un matiz, y es que quien se quiera poner blanco en su cocina y estar a la moda, tendrá que emplear el blanco lacado.

 

Qué está de moda

Tanta pista y se me va a olvidar decir qué es exactamente lo que se lleva. Aunque igual algunos ya lo habéis intuido. Todos. Sí, todos los colores están

Verde, sí… pero no muy encendido

de moda. ¡Pero…!

Pero en unos tonos concretos: los apagados. En 2018, lo que está claro si se ojea cualquier revista de decoración es que los colores chillones no son los que más se llevan precisamente. Por ejemplo el verde oliva. Si se quiere buscar una sensación de naturaleza, de flora, hasta hace poco lo que más se llevaba era pintar la cocina en verde lima o en verde botella. Ahora el entusiasmo se “ralentiza” ¿Pierde en alegría? Pues un poco sí, la verdad. ¿Y en qué sale ganando la cocina? En elegancia. Estos tonos son más calmados y también producen una mayor sensación de sofisticación. El precioso verde grisáceo es otra buena muestra de ello.

Otro ejemplo. El amarillo es indudablemente uno de los colores más alegres para decorar una cocina, si no el que más. Pero ya vemos cuál es la tendencia, y en esa misma línea estaría el color mostaza. Seguimos con colores alegres, pero pasados por el tamiz de la moda en 2018: el naranja. Se trata de un color festivo, luminoso con un punto marciano y por supuesto muy mediterráneo. Pero… ¿no será demasiado? Pues según los cánones del momento sí, así que la alternativa ideal sería utilizar el color calabaza.

El blanco, cuando es demasiado blanco, puede llegar a cansar un poco. Por eso me parece especialmente acertado el tratamiento que recibe en este año, ya que tendería más al roto. Tan roto que llega a parecer un crema. Además, el crema es otro color que combina perfectamente con muchas tonalidades.

El azul grisáceo también es una estupenda opción. Da el toque marino y divertido a la par que añade un componente de seriedad. Probablemente sea una de las opciones más elegantes, y hoy en día de las más utilizadas. Si la cocina tiene un buen tamaño, una de las ideas que se pueden implementar con el azul es pintar una pared, o un espacio significativamente amplio, en azul oscuro. De este modo se puede crear un ambiente con un toque de modernidad.

Quizá el color que más se eche a faltar sea el rojo… por razones obvias. Demasiado pasional, ¿no? Pero tampoco habría que rechazarlo de plano. Si quieres poner tu cocina en rojo pero no quieres salirte de la moda, puedes emplear el rojo ladrillo o teja. Es un poco más apagado, sí, pero también más tranquilo y seguro que le da un montón de vida a tu cocina.

El azul nunca falla. Eso sí, se lleva en tonos apagados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies